6336435970_e82257563d_b

Historia de la Línea 12 del Metro: la Línea Dorada que nació con mala estrella

2021-05-04 | Tomado de internet | Sección: México

En la noche del lunes 3 de mayo de 2021 se conoció que una trabe de la Línea 12 del Metro no soportó más y colapsó

El Economista

Nicolás Lucas

La Línea 12 del Metro de la Ciudad de México se concibió como la columna vertebral de los festejos por el bicentenario y centenario de la Independencia y Revolución mexicanas en la capital, pero la obra rápidamente perdió su tono dorado por el que sería identificada tras una serie de averías en su obra que se fueron presentando prácticamente desde su inauguración oficial, el 30 de octubre del año 2012.

El entonces proyecto se pensó para conectar el suroriente con el poniente de la ciudad y fue el emblema del gobierno del entonces mandatario capitalino Marcelo Ebrard Casaubon, quien en diciembre de 2006 anunció su construcción y después del levantamiento de una encuesta aplicada en julio de 2007. Ebrard determinó en ese año su trazo definitivo de 24.48 kilómetros de extensión.

Esta era la segunda línea del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC) que se construyó con un sistema mecánico de rodadura férrea y hasta la fecha es la línea del Metro de más reciente creación, porque tanto los gobiernos de Miguel Mancera y Claudia Sheinbaum no anunciaron nuevas líneas del Metro en sus planes de obra sexenal y porque han preferido atender primero los fallos que se han ido presentado en otros tramos de la red general de este sistema.

La llamada “Línea Dorada, la línea del Bicentenario” se planeó para conectar Tláhuac al resto de la capital y transportar hasta 700,000 de personas cada día, pero entre 2016 y 2017 transportó un promedio diario de 450,000 usuarios y no está claro todavía de qué manera la pandemia de coronavirus afectó su afluencia y rentabilidad. Hoy es la sexta línea menos utilizada por los capitalinos.

La Línea 12, que corre de Tláhuac a Mixcoac, suspendió todos sus servicios el 12 de marzo del año 2014, entre las estaciones Tláhuac y Atlalilco. Allí, se confirmaron fallas estructurales en las vías elevadas, especialmente en los durmientes, roturas en las fijaciones de rieles y también se identificaron desgastes en toda la vía.

Se convocó entonces al consorcio constructor integrado por las empresas Ingenieros Civiles Asociados (ICA), Alstom Mexicana y Carso Infraestructura y Construcción, para revisar las afectaciones. Esas empresas habían cobrado el 17 de junio del 2008 un total de 15,290 millones de pesos más IVA por la obra civil y técnica de la Línea 12 del Metro.

Luego vino una reapertura gradual que ocurrió entre el 28 de octubre y el 29 de noviembre del 2015, una vez que se confirmaron las reparaciones de los fallos identificados en 2014.

TÜV Rheinland, una empresa dedicada a la certificación, inspección y verificación de instalaciones técnicas y sistemas de gestión en sistemas ferroviarios, y con 140 años de historia, veinte de ellos en México, aseguró al reportero Roberto Arteaga de la revista Forbes que no volverían a registrarse fallos en esa infraestructura.

“Todo lo que vamos a certificar y que se va a poner en marcha es bajo las normas internacionales, y con eso podemos asegurar que la Línea 12 funciona y es segura para los pasajeros”, aseguró TÜV Rheinland a Forbes México.

Pero llegado el 19 de septiembre del año 2017, la Línea 12 del Metro resultó entre las infraestructuras con afectaciones por el sismo de 7.1 grados escala Richter que golpeó a la Ciudad de México.

Alejandro de la Rosa, reportero de este medio, informó que por causa del sismo de ese día, la Línea 12 registró el descarrilamiento de dos trenes: uno, en el tramo Tlaltenco-Zapotitlán; el otro, en el tramo Zapotitlán-Nopalera. En esos tramos de la línea se registraron “dos daños importantes”, porque un cabezal de apoyo perdió el confinamiento de los topes sísmicos que tienen como función evitar desplazamientos excesivos en las trabes del viaducto elevado.

“El segundo problema se observó en una columna del tramo Nopalera-Olivos, la cual presentó desprendimiento del recubrimiento y un agrietamiento significativo en su parte inferior, lo que podría haber debilitado su funcionamiento integral en el soporte de peso y elasticidad”, informó De la Rosa en marzo de 2018.

El reportero informó además que el sismo dejó afectaciones en las trabes ubicadas en las columnas 40 y 41, entre las curvas 11 y 12. También hubo deformación de vías en la curva 10; una afectación a la catenaria y se conoció de un movimiento de la unión con la ballena (trabe) en la estación Nopalera, con dirección Mixcoac y otro movimiento de la pasarela de la estación Zapotitlán, con dirección Mixcoac.

Todo esto obligó a que se volviera al trabajo de reparaciones y en el caso de la columna 69, que se agrietó en un espacio de 4.5 metros de su estructura, se tardaron 81 días en solucionarse. Esta columna se ubicaba próxima a la estación Olivos donde ocurrió una tragedia.

Allí, en la estación Olivos, se registró en la noche del 3 de mayo, a las 22:25 horas locales, un accidente que en cifra preliminares provocó el fallecimiento de 24 personas y más de 79 lesionados.

La empresa MIVB STIB, quien opera el metro Bruselas en Bélgica, a través de Michel Lannoye, experto en instalaciones de este tipo de infraestructuras, revisó la situación de la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México durante el periodo del 26 de febrero al 6 de marzo de 2014. Michel Lannoye señaló lo siguiente en sus recomendaciones:

“Si los aparatos de vía no están protegidos y si el perfil de las ruedas no respetan las normas internacionales tenemos un riesgo potencial de descarrilamiento”.

En la noche del lunes 3 de mayo de 2021 se conoció que una trabe de la Línea 12 del Metro no soportó más y colapsó, provocando el descarrilamiento y desplome algunos vagones del tren que en ese momento circulaba por las vías, matando, al menos, a 24 personas y aplastando vehículos que transitaban a pie de calle.

Marcelo Ebrard, padre de la Línea 12 de Tláhuac, allí donde un día de noviembre de 2004 ocurrió el linchamiento de sus policías mientras éste era secretario de Seguridad Pública, lamentó en redes sociales el accidente en la estación Olivos y se dijo dispuesto a colaborar con la justicia tras este evento:

“Lo ocurrido hoy en el Metro es una terrible tragedia. Mi solidaridad a las víctimas y sus familias. Por supuesto deben investigarse causas y deslindarse responsabilidades. Me reitero a la entera disposición de las autoridades para contribuir en todo lo que sea necesario”.

Pero no sólo el exitoso secretario de Relaciones Exteriores y funcionario aclamado para suceder al presidente Andrés Manuel López Obrador será llamado a declarar por los muertos de la estación Olivos.

ICA, Alstom Mexicana y Carso Infraestructura y Construcción y todos los empresarios y funcionarios públicos que participaron en la licitación pública internacional núm.30001140-001-08 que dio origen a la Línea Dorada serán convocados por este negro accidente.

https://www.eleconomista.com.mx/politica/Historia-de-la-Linea-12-del-Metro-la-Linea-Dorada-que-nacio-con-mala-estrella-20210504-0013.html