6336435970_e82257563d_b

Una hidratación adecuada favorece el buen funcionamiento del organismo: IMSS Sonora

2019-07-05 | Tomado de internet | Sección:

Víctor Panduro Tucarit, manifestó que son el cerebro, las células, el corazón, riñones y la piel los órganos que resultan beneficiados

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora dio a conocer que una hidratación adecuada favorece el buen funcionamiento del organismo, la cual se pierde por diferentes formas como orinar, por medio de las heces, el sudor y la respiración, producto de las actividades cotidianas. .

El coordinador de Nutrición, Víctor Panduro Tucarit, manifestó que son el cerebro, las células, el corazón, riñones y la piel los órganos que resultan beneficiados, sin dejar de mencionar las células, músculos y articulaciones, además de que ayuda en la regulación de la temperatura corporal.

“La cantidad de agua depende de la necesidad individual de las personas además hay factores que influyen en los requerimientos de agua como puede ser el gasto energético individual, pérdidas insensibles de agua, la actividad física, un ambiente excesivamente caluroso o diversas situaciones patológicas como diabetes mellitus, diarreas, enfermedades renales o tratamientos con algunos fármacos”, detalló.

En el caso del cerebro, explicó, permite la oxigenación de las células, generando un mejor estado de alerta, también contribuye a la transportación de hidratos de carbono, proteínas, vitaminas, minerales y otros nutrientes esenciales.

En el caso del tracto digestivo, el agua es necesaria en la disolución de nutrientes para que estos puedan ser absorbidos por la sangre y transportados a las células. Una hidratación insuficiente hará que el proceso digestivo sea más lento y una mala hidratación crónica puede producir estreñimiento, ya que baja la velocidad del paso de las heces a través del tracto intestinal.

Los líquidos son importantes para el funcionamiento del corazón y una buena regulación del balance de agua es esencial para mantener la tensión arterial dentro de límites saludables, y en el caso de los riñones, aumentando o reduciendo el flujo de orina, que a su vez, también controlan los niveles normales de sodio y otros electrolitos.

Panduro Tucarit mencionó que el agua ayuda a proteger las articulaciones y a que los músculos funcionen correctamente, mientras que en el caso de la piel, constituye una barrera contra el desarrollo de procesos infecciosos y alérgicos.

Finalmente, el especialista recalcó la importancia de mantenerse bien hidratado con agua natural y no sustituirla con refrescos o alguna otra bebida, que lejos de ayudar, perjudica prácticamente a todo el organismo.