Lo dije hace tiempo: Alito no se irá

2022-07-14 | Feliciano J. Espriella | Columna
6336435970_e82257563d_b

OLOR A DINERO

Por: Feliciano J. Espriella

Lo he venido diciendo desde hace tiempo, cerca de un año: el autonombrado Alito, quien responde al nombre de Alejandro Moreno Cárdenas, no tiene la menor intención de soltar las riendas del PRI antes de que termine el proceso electoral del 2024, salvo que él sea el candidato a la presidencia por el partido o por la alianza de Claudioequis.

De hecho, me parece que la intención en un principio era intentar forzar desde la cúpula del Revolucionario Institucional que la alianza lo acogiera como su candidato, o bien, no participar en ella y obligar al PRI a designarlo candidato.

Sin embargo, las cosas han cambiado diametralmente para él. El desprestigio que ha venido acumulando en los últimos meses han convertido en inviable su candidatura hasta para algún partido patito y eso lo sabe perfectamente bien.

Empero, dada su situación que se agrava semana tras semana y la única candidatura que se vislumbra en su futuro es la de hospedarse eventualmente en un penal de alta seguridad, seguramente lo orillará a aferrarse con mayor ahínco a la titularidad del partido, pues le daría la posibilidad de colocarse en la primera posición de las listas de pluris al Senado y obtener impunidad vía fuero por seis años. Además, desde la dirigencia designaría a todos y a todas las candidatas a puestos de elección del partido, quienes además de deberle el favor, serían seguramente personajes a los que les impondría condiciones con las que estaría en posición de presionar eventualmente.

Según se ha venido paulatinamente conociendo más, me parece que a estas alturas pocos dudan ya que el tal Alito es un gánster que utiliza todos los subterfugios y mañas de los delincuentes profesionales.

¿O qué? ¿Alguien creería que las fotos de diputadas desnudas que según se supo recientemente tiene en su poder, son sólo para satisfacer su libido? Puede ser, pero ese tipo de material suelen usarlo los delincuentes para chantajear.

Empecé a manejar el tema de la dictadura de Moreno Cárdenas en el PRI, desde que me enteré que el tal Alito estaba modificando estatutos a su antojo y conveniencia así como colocando puros incondicionales en el Consejo Político Nacional y en las presidencias estatales. Son exactamente los mismos pasos que han dado la gran mayoría de los dictadores que el mundo ha conocido para asegurarse una larga estancia en el poder.

Incluso, cuando menos en un par de ocasiones, algunos amigos priístas me contraargumentaron señalándome que exageraba y veía moros con tranchete, pues estatutariamente no podía continuar más allá de agosto de 2019.

Al tiempo, les dije en su oportunidad, y el tiempo llegó. En la grabación que dio a conocer antier la gobernadora de Campeche en su cada vez más popular programa “Martes del jaguar”, quedó ampliamente confirmado por el propio Alito. En dicha grabación, en la que se infiere tenía una conversación personal con Marko Cortés, el dirigente de pacotilla que al igual que él, se esfuerza por llevar a su partido al desfiladero, así como otro delincuente político al parecer oriundo de Tamaulipas al que llama Homero, Alito les dice claramente que no se irá hasta el año 2024. Transcribo un segmento de la conversación:

“… ¿Cuál es la ventaja que tengo? Al tiempo, para impulsar, yo y primero Dios si me da vida, seguiré aquí en el PRI hasta el 2024. O sea, a mí me va a tocar decidir la lista porque todos esos pendejos que andan allá afuera… “no, que si no hay resultados se van a la ver… Yo fui electo 4 años, yo me quedo aquí, me vale madre lo que digan.

“Entonces, al final del camino me toca la que viene. O sea, me toca construir la que viene. Viene la sucesión…”

Y para quienes creen ingenuamente que estatutariamente dejará forzosamente la dirigencia en agosto del próximo año, les diré cuál será su estrategia para no hacerlo:

Solicitará al Consejo Político que domina ampliamente, una ampliación de tres meses que le será de inmediato concedida.

Como al vencimiento del plazo habrá iniciado el proceso electoral de 2024, y de acuerdo a la reglamentación vigente no puede haber cambios en las estructuras de los partidos, el INE lo sostendrá en el cargo hasta que pasen las elecciones de junio de 2024.

También lo he dicho varias veces y lo reitero en esta ocasión. Si quieren sacar a Alito, tendrá que ser por medio de una rebelión y a la fuerza, lo cuál se ve muy difícil.

Ah, y para quienes aseguran que los candidatos a gobernador del año próximo los designarán en el Estado de México y Coahuila el poderoso Grupo Atlacomulco y Alfredo del Mazo en el primero y el clan Moreira en el segundo, apoyados por las dirigencias estatales, lamento decirles que también en ello le pelarán los dientes al susodicho, habida cuenta de que en todo el país, repito para que se entienda, en todo el país, la solicitud de registro de todo aquel candidato del PRI a contender por un puesto de elección popular, debe llevar la firma de Alejandro Moreno Cárdenas.

Enten…?

Por hoy fue todo. Gracias por su tolerancia y hasta la próxima.

Twitter: @fjespriella Correo: felicianoespriella@gmail.com