Sin capacidad México  para atrapar a “Los Chapitos”: ex agente antidrogas de EEUU

2021-12-17 | Sonora Hoy | Columna
6336435970_e82257563d_b

NIDO DE VÍBORAS

SSSSSSSS… Se prendieron los focos rojos en nuestro país, luego de que el gobierno de Estados Unidos ofreciera una recompensa de 20 millones de dólares a quien ofrezca información que derive en la captura de Ovidio Guzmán López, Iván Archivaldo Guzmán Salazar, Jesús Alfredo Guzmán Salazar y Joaquín Guzmán López; los cuatro hijos de Joaquín “Chapo” Guzmán Loera, conocidos como “Los Chapitos”, considerados como cuadros de alto rango del cártel Sinaloa.

Y se enciende la alarma porque a partir de este momento, cualquiera grupo delictivo o no, podría proporcionar esa información movido por la ambición del dinero, lo que desataría una guerra encarnizada entre las bandas del crimen organizado por quedarse con el liderazgo de esos jóvenes.

Pero, también, porque si llegara a pasar mucho tiempo sin que los Estados Unidos logre su objetivo de tener tras las rejas a los hijos de “El Chapo”, ya sea la DEA, el FBI o incluso la Interpol, podrían intervenir ante una eventual indolencia de las autoridades mexicanas sobre este asunto. Es lo más probable.

Y es por ello que raudo y veloz, en la mañanera de ayer, el Presidente Andrés Manuel López Obrador, salió a decir que la aprehensión de “Los Chapitos” sí es una prioridad de su gobierno y que la detención de los hijos de “El Chapo” Guzmán le corresponde SOLO a las autoridades mexicanas.

“Si están en territorio nacional, a quien corresponde detenerlos es a nuestra autoridad, no se permite que ninguna fuerza extranjera actúe en esta materia ni en ninguna otra, nosotros somos lo que tenemos que hacer nuestro trabajo de acuerdo con las investigaciones que se llevan en México”, declaró ayer en su conferencia “mañanera” desde Palacio Nacional.

La verdad, no es lo que parece, como tampoco es lo que cree Estados Unidos. Y eso es lo que cuenta, no nuestra opinión, ni la del Presidente. El podrá decir misa; pero para los gringos esa es su verdad. Y punto.

Pero, para meterle más presión a este tema, el exjefe de Operaciones Internacionales de la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA), Mike Vigil, aseguró que “si no coopera” con Estados Unidos, el gobierno de México NO es capaz de detener a los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Vigil, quien trabajó durante 13 años en México como miembro de la DEA, alertó que la cooperación entre ambas naciones está “echada a perder” y que las agencias de inteligencia de nuestro país NO cuentan con los fondos para pagar informantes ni con los recursos técnicos, algo que aportaba Estados Unidos. “Los cárteles de la droga en México trabajan y operan cada día con más impunidad y no tienen respeto alguno sobre el imperio de la ley, como producto de la estrategia de ‘abrazos, no balazos’ del presidente Andrés Manuel López Obrador”. Ninguna mentira.

SSSSSSSS… Los ex alcaldes de la Coalición “Juntos Haremos Historia” que recién dejaron sus cargos están como las palomitas de maíz que, cuando no truena una, truena la otra, en una incesante danza de desfalcos a los ayuntamientos que les tocó presidir del 2018 al 2021. Lo decimos, porque los munícipes recién llegados no se aguantaron más tiempo las ganas de denunciar públicamente los terribles desmadres que se encontraron y mucho menos están dispuestos a “cargar con el muertito”, a costa de su propia administración.

La lista de estos ex alcaldes la encabeza la de Guaymas, Sara Valle Dessens, a quien le están imputando un daño patrimonial del orden de los 445 millones de pesos, “perdedizos” en burdas irregularidades, pagos a proveedores ficticios y hasta faltantes de dinero en efectivo, que han venido arrojando la revisión de documentos los cuales serán enviados al Poder Legislativo para su calificación.

Entre las vaquetonadas que se le han descubierto a Sara Valle está la condonación de más de $12 millones de pesos por concepto de prediales a un grupo de influyentes empresarios; el pago de más de 163 millones de pesos a 15 empresas “factureras”, mismas que fueron creadas para lesionar las finanzas municipales, al igual que le encontraron un predio en el Sur del puerto, valuado en más de 68 millones de pesos, pero que fue otorgado en garantía por 1.170 millón de pesos, por medio de la Inmobiliaria de Guaymas.

Tampoco Juan Gim Nogales, el nuevo alcalde de Nogales, es de los que se deja curar parado y ya puso el grito en el cielo, pues al ex munícipe Jesús Pujol Irastroza, le encontró la Comisión de Entrega-Recepción, un desfalco por más de $290 millones de pesos. Se le acusa además, haber permitido que sus cercanos, se incrementaran las percepciones salariales hasta en un 150 por ciento y por no haber pagado el impuesto predial de sus de sus complejos hoteleros.

En lo que respecta a la ex alcaldesa de Navoioa, Rosario Quintero Borbón (a) “La Chayo” y a otros ex munícipes duramente señalados por quienes ahora ocupan esas responsabilidades, iremos dando cuenta de las irregularidades que se les vayan encontrando. Esto se va a poner bueno, pues no podrán aplicar la regla de “Cero Impunidad” a sus propios correligionarios. Al tiempo.

SSSSSSSS… Ya nada asombra en estos tiempos. Resulta que a los malnacidos delincuentes que instalan retenes ya sea en Loma de Guamúchil o en Vícam para robarles a los automovilistas que utilizan la carretera federal 15, llamada también “La Cuatro” los apoya la Policía Municipal cerrándoles el paso a aquellos usuarios que se niegan a ser extorsionados por esos cabrones y queden a merced de estos delincuentes que se escudan bajo su condición de “pueblo originario” de Sonora.

Así de increíble la violación a los derechos humanos por parte de la corporación policiaca, amén de que la Guardia Nacional está al acecho para que nadie “toque ni con el pétalo de una rosa a esos delincuentes.

Armados, los policías municipales amenazan a los automovilistas, mientras que los desgraciados obligan a que les paguen la cuota que se les antoja, aunque los viajeros hayan pagado su peaje en la caseta de CAPUFE ubicada antes de llegar a ese punto donde, donde los asaltan esos holgazanes, que no saben otra cosa que emborracharse y drogarse. Se está cocinando una desgracia en esos puntos.