Repartidores de comida ponen el ejemplo

2021-09-27 | Marcelo Beyliss | Columna
6336435970_e82257563d_b

PLAZA ZARAGOZA

MARCELO BEYLISS

LOS REPARTIDORES DE ALIMENTOS DE CIUDAD OBREGÓN nos dieron una lección este fin de semana: Se unieron para exigir justicia y un alto a los asaltos.

Y es que el viernes, uno de sus compañeros de nombre Edgar, murió tras ser asaltado en calles del fraccionamiento El Campanario.

A las horas de esos trágicos hechos alrededor de un centenar de personas que se dedican a repartir comida en motocicleta estaban organizados. Salieron a las calles a protestar sin otro objetivo que no fuera exigir justicia y un alto a los hechos delictivos que los afectan.

Bloquearon primero un crucero, luego otro y así fue como fueron llamados a dialogar por las autoridades de policía de Cajeme.

Los repartidores de alimentos no hicieron sus manifestaciones buscando afectar políticamente a alguien; no los dividió sus filiaciones, muchos menos sus fobias políticas, ideológicas o sociales. El tema fue la inseguridad y el reclamo de justicia.

En el país –incluyendo Sonora- las autoridades está tranquilas. No hay una expresión sólida y unida en contra de la fallida estrategia en contra de la delincuencia de dar abrazos.

Más tarda alguien en pedir seguridad que en ser denostado. Pedir resultados es sinónimo de estar contra el Gobierno, contra la 4T, contra AMLO.

Ahí está la muestra de que si a una sola voz se exige justicia y seguridad, las autoridades voltearán a vernos.

Los fríos números ahí están: En agosto se registraron en el país 2 mil 394 homicidios dolosos y 104 feminicidios. La violencia está imparable.

Pero mientras la sociedad no exija resultados porque siempre la política la mantendrá dividida, no tendremos otros datos. Esos son los datos, no hay otros.

YA VIMOS QUE los exhortos a la paz no dan resultados. Ni cuando son dirigidos a las autoridades, mucho menos a los narcos.

En Esperanza, municipio de Cajeme, tan solo la noche del sábado se registró un ataque a tiros que dejó como saldo cinco personas muertas.

Días antes la dirigencia local de la Canaco pedía una tregua a los delincuentes. Les solicitaba que se fueran de vacaciones unos 10 días para que permitieran que el Campeonato de Beisbol Sub 23 se desarrollara en paz y tranquilidad.

Y de hecho el evento no ha sido trastocado, pero la tregua nunca se dio, y ni quien la esperara. Fue solo un clamor producto de la frustración que genera que no haya resultados contra la delincuencia.

DESDE EL KIOSKO

La noche del sábado falleció el colega reportero, Luis Felipe Velázquez. Luchó contra el cáncer pero lamentablemente no pudo superarlo. Buen viaje Felipe. Y para su Diana, Dianita y Felipe Jr. nuestras más sinceras condolencias. Lamentamos mucho su partida.