Morena se desmorona

2021-06-01 | Rafael Cano Franco | Columna El Juglar de la Red
6336435970_e82257563d_b

El Juglar de la Red

Por Rafael Cano Franco

Hace apenas seis meses, cuando se analizaba el panorama político de México y se hacían proyecciones en torno a los resultados electorales, los analistas daban por sentado que Morena y sus candidatos ganarían 14 de las 15 candidaturas a los gobiernos estatales en juego, refrendarían una mayoría en la Cámara de Diputados y con todo ello estarían dando un voto de confianza al proyecto de la Cuarta Trasformación (4T) que impulsa el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El panorama era adverso para la oposición y solamente uniéndose podían derrotar al partido del Presidente y sus candidatos. El único estado que daban perdido de antemano para la 4T era Querétaro.

Pero a unos días de que se vivan los comicios más competidos en la historia electoral en México, el panorama para la 4T cambió radicalmente. Siguen con Querétaro perdido; pero ahora hay entidades como Baja California Sur, Baja California, Chihuahua, Michoacán, Sonora, Nuevo León, Campeche, donde todo indica va a perder.

El presidente López Obrador tomó partido a favor de los suyos, violando la Ley Electoral hizo campaña y por eso el Tribunal Electoral del Poder Judicial emitió un veredicto en su contra, falta determinar la sanción; su participación no fue a escondidas, lo hizo públicamente. Morena le siguió el juego e hizo campaña con los programas sociales, con la vacunación contra el Covid y utilizó la figura presidencial como su estandarte para obtener apoyo popular.

Pero los escándalos los avasallaron.

Candidatos violadores como Félix Salgado Macedonio fueron nota nacional y en lugar de corregir lo que hicieron fue imponer a la hija de este como Candidata, el mensaje que lanzaron fue en el sentido de que no importan críticas cuando se trata de impulsar proyectos ligados al Presidente.

Pero también hay candidatos ligados al narco como el aspirante a la alcaldía de Guadalajara quien confesó tener nexos con grupos criminales y hasta aseguró sobornó a la DEA para no ser detenido.

Hay proyectos políticos de Morena que nacieron muertos; como el caso de su candidata en Nuevo León quien jamás pudo superar los escándalos que la ligan al crimen organizado; otros llegaron con la pesada carga de su propia incapacidad, como es el caso en Sonora de Alfonso Durazo, el fracaso ex secretario de Seguridad Pública.

Aunado a los escándalos la oposición también demostró que por encima de sus intereses está el amor a México y de pronto se empezaron a generar adhesiones de Candidatos que no iban a ganar y declinaban a favor del mejor posicionado o quien estaba dando la pelea al de Morena.

En este lapso emergieron voces que llamaron a ponerle un freno a la 4T. Así surgió “Va por México”, un grupo ciudadano que desde su trinchera hace un trabajo político y opera en todo el país para derrotar a Morena y sus aliados; la Iglesia Católica, tradicionalmente callada también aportó su visión y mediante la participación de su jerarquía, primero, y del Clero, después, también se convirtieron en portavoces de un llamado de detente a Morena.

Paulatinamente las encuestas empiezan a mostrar una nueva composición y ahora, el mejor panorama electoral de Morena es ganar 5 gubernaturas, obtener una mayoría simple en la Cámara de Diputados. Es decir, sería frenado el proyecto de la 4T.

Al presidente López Obrador, esa posibilidad le disgusta sobremanera. Perder el control que ahora tiene de la Cámara de Diputados le impide reformar la Constitución a su antojo; también está impedido de un control total del presupuesto, como lo viene ejerciendo.

Una composición más plural de la Cámara de Diputados y gobernadores que llegan con el respaldo popular lo obliga a tener que aprender a negociar con la oposición, algo que simplemente no sabe hacer; pero también le quita muchos controles y lo limita operativamente hablando.

Las prioridades para un nuevo Congreso ya no son alzar la mano a favor de todo lo que mande el Presidente; sus mega obras como “Dos Bocas”, “El Tren Maya” y el aeropuerto de Santa Lucía pasan a ser revisadas con lupa por la nueva legislatura.

El frente de gobernadores se puede solidificar si logran ponerse de acuerdo para presionar juntos al Gobierno Federal y si asumen una postura de defensa del pacto federal; existe ahora la oportunidad de que los recursos se destinen a programas de apoyo como las guarderías, para el campo y la ganadería, fortalecer la seguridad pública con los municipios a través de inyectarle recursos al Fortaseg; en síntesis generar contrapesos a un poder que se volvió absoluto.

Borrego que alcanza y rebasa, ¡gana!

Hemos llegado a la última semana de las campañas electorales en Sonora y la situación cambió drásticamente; a principios de año todo indicaba que Morena iba a llevarse un “carro completo” y repetiría el triunfo apabullante del 2018, eso cambió dramáticamente luego de tres meses de campaña.

Siempre se dijo que la elección se iba a cerrar al final y que el ganador estaría determinado por la cantidad de errores y la gravedad de estos; mientras que Ernesto Gándara supo bordar políticamente muy fino; Alfonso Durazo se llenó de soberbia y alejó de su entorno a militantes de Morena y a sus aliados naturales, como es el caso del Partido del Trabajo, el cual finalmente lo abandonó en los municipios y hasta la dirigencia estatal dejó de asistir a sus eventos.

Mientras que en la Alianza “Va por Sonora” tuvieron la experiencia jurídica para evitar sorpresas en los tribunales; en Morena no supieron como estructurar sus candidaturas en coalición y eso los llevó a que al menos dos de sus candidatos fueran “bajados” de la contienda por el Tribunal y otros ocho están en limbo jurídico.

Durante toda la contienda, Ernesto “El Borrego” Gándara fue muy cauto con el manejo de las encuestas y no reprobó ni reconoció ninguna; Alfonso Durazo se regodeo presumiendo ventajas de 2-1 que nunca tuvo, pero con lo cual estaba contento porque algunas encuestas le daban ventaja.

Hoy que esas mismas casas encuestadoras dicen que la elección va cerrada e incluso dan tendencia ganadora a Gándara Camou –algunas hasta le dan ventaja de 7 puntos--, desde Morena las desacreditan y siguen empecinados en la cantaleta de una ventaja irreversible que ya nadie aprecia.

Alfonso Durazo despreció la importancia de los medios de comunicación y fueron periodistas los que le dieron las más duras estocadas; la revelación de que tenía a su disposición una guardia personal de 75 marinos vino de un trabajo periodístico; sus propiedades no declaradas, documentadas en “Latinus” lo dejaron noqueado y más cuando decidió descalificar el trabajo periodístico en lugar de responder con argumentos y pruebas.

A pesar de muchos intentos por descalificar al “Borrego” Gándara, nada con lo cual pretendieron mancharlo funcionó. Sigue con la misma imagen de honestidad con la cual inició la campaña.

Ernesto Gándara no solamente hizo campaña, también mostró trabajo político y eso queda demostrado con las adhesiones que sumó a su campaña: Ricardo Bours Castelo, el candidato a gobernador de Movimiento Ciudadano fue de las más importantes porque junto con él le aportó una buena parte de sus seguidores; pero también el respaldo de Lilly Téllez, quien había echo campaña hace tres años con Durazo, finalmente terminó por abandonarlo.

Ni que decir liderazgos de Morena en Nogales, Bavispe –lugar de nacimiento de Durazo Montaño--, Bacadéhuachi y Arizpe que se sumaron a la Alianza Va por Sonora; candidatos del PT en Baviácora, la sierra, Empalme; también candidatos de Redes Sociales Progresistas, militantes del Partido Encuentro Solidario y de Fuerza por México decidieron sumarse a la Sonora Ganadora que propone Gándara Camou y con la cual ahora caminan.

Así, mientras que el “Borrego” Gándara realiza cierres multitudinarios y cargados de entusiasmo en Navojoa, Hermosillo, Puerto Peñasco y San Luis Río Colorado –faltando Guaymas, Cajeme y Nogales--; Alfonso Durazo no puede dejar constancia de que tiene respaldo popular y sus eventos no solamente carecen de emotividad y entusiasmo, también les falta gente.

En Morena, la soberbia les impidió corregir y menos hacer política, su postura fue avasalladora con sus aliados y los obligó a ceder todo sin que recibieran algo a cambio de su docilidad, por eso lo abandonaron.

Hoy el momentum de la campaña indica que la tendencia de triunfo está con Gándara Camou, mientras que la desesperación, el desánimo y la diáspora está en Morena.

Ernesto “El Borrego” Gándara demostró que una campaña no se define por la forma como empieza, sino como termina.

Alfonso Durazo debe entender que a pesar de la fuerza de la marca Morena, su peor enemigo resulta él mismo y también que para ser gobernador de un estado con electores inteligentes no basta pregonar una ventaja en las encuestas, también se requiere de política, mucha política y él no la hizo, prefirió encerrarse a piedra y lodo con un equipo de inexpertos que solamente le decían sí a todo pero que nunca tuvieron los tamaños para decirle que iba directo a la derrota.

Otros Juglares:

--“Ha sido una campaña ganadora, una campaña de propuestas y eso se tiene que cristalizar; tenemos que hacerlo este 6 de junio porque más que nunca tenemos que defender nuestra libertad, tenemos que tomar el poder los ciudadanos, el poder de votar.

“Ha sido una campaña ganadora, una campaña de propuestas y eso se tiene que cristalizar; tenemos que hacerlo este 6 de junio porque más que nunca tenemos que defender nuestra libertad, tenemos que tomar el poder los ciudadanos, el poder de votar”.

Lo dijo en Hermosillo, Ernesto “El Borrego” Gándara, candidato a la gubernatura por la “Alianza Va por Sonora”, ante diez mil simpatizantes que lo acompañaron a su cierra de campaña en la Capital de Sonora

Gracias por su atención, hasta el martes si Dios quiere. ¡¡Salud!!

Nos puede seguir en Twitter en @CanoFrancoR También puede conocer nuestra opinión periodística en Facebook en Rafael Cano Franco “El Juglar de la Red”.