Contraste que desnuda

2020-11-30 | Samuel Valenzuela | Columna
6336435970_e82257563d_b

ENTRETELONES POR SAMUEL VALENZUELA

Impávido, inconmovible y ausente con doña María Carolina Peña; solícito, empático y comprometido con doña María Consuelo Loera; la primera es madre del líder de pescadores del alto golfo de California, Sunshine Rodríguez Peña y la segunda es madre de Joaquín Guzmán Loera, líder de poderoso cartel del narcotráfico en México.

“Te saludo; no te bajes, no te bajes. Ya recibí tu carta”, le dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador a Doña Chelo el 29 de marzo de este año, cuando se encontraron en un paraje aledaño a Badiraguato, en tanto que a Doña Caro sólo le echó una mirada impasible, de desdén, de indiferencia y de desprecio a través del grueso cristal blindado del vehículo presidencial en una vialidad de Mexicali.

Humanitario, cálido y empático, al siguiente día del saludo a la madre del narco preso en Estados Unidos, López Obrador declaró su profundo respeto hacia la señora y hasta informó que hará gestiones ante el gobierno gringo para que por razones humanitaria se le permita visitar a su encarcelado hijo, al que hace cuatro años no ve y como complemento, ya en otra mañanera, hasta se disculpó por aludir al narco con su remoquete

No tenemos la menor idea sobre cómo tratará de justificar el notable contraste del trato que dio a dos señoras de la tercera edad que sufren por razones similares, aunque las causas son abismalmente distintas, ya que mientras una es la mamá de un capo del narco y sus antecedentes no admiten discusión, la otra lo es de un personaje, que si bien ha sido acusado de comercializar especies protegidas del alto Golfo de California, ha encabezado las luchas de los pescadores de San Felipe, porque leyes ambientalistas los ha desplazado de su principal actividad económica y las instancias de gobierno no han atendido dicha situación.

Favor presidencial

Por supuesto que podría decir en su mañanera que no abrió su ventanilla debido a protocolos sanitarios por el Covid-19, aunque en Badiraguato la situación por la pandemia era similar o también argüir que no quiso interactuar con la señora para cuidar la investidura presidencial, tal como dijo cuando se negó a atender a Javier Sicilia y a representantes de la familia LeBarón, en lo que es considerado como una faramalla que solo muestra la trastocada moral presidencial.

Don Joaquín Guzmán Loera fue extraditado a Estados Unidos y sentenciado de por vida por tráfico de estupefacientes, en tanto que Rodríguez Peña fue detenido el pasado 11 de este mes acusado de traficar con totoaba y vaquita marina, aunque su madre y el gremio del que forma parte consideran que es inocente y que su detención se debe simplemente a su lucha porque se mantenga la actividad pesquera y se apoye el rescate a la economía de San Felipe.

Como no lo fueron en el caso de los problemas legales o con la justicia de Don Chapo, tampoco debieran ser limitantes los de Don Sunshine, para que el presidente al menos asumiera la misma solícita actitud con la madre de este último, cuando trató de pedir apoyo para que su caso sea revisado y liberado.

Desprecio presidencial

Hay niveles dirían por ahí, pero lo cierto es que el desplante presidencial exhibe la doble moral de un demagogo ya en avanzado proceso de deterioro mental propia de quienes sufren demencia senil, lo cual se manifiesta en todos sus actos de autoridad y que tienen a México al borde del abismo.

Este gobierno de la 4T es de mucha palabrería, declaraciones, posicionamientos, maquetas, diseño de estrategias y alharacas de buenos propósitos, que en el terreno de los hechos no se ven y lo que se ve no sólo no resuelve nada, sino que en la mayoría de los casos, complica las cosas.

Para no ir muy lejos está lo que ocurre sobre la carretera de cuatro carriles a su paso por territorio de la tribu yaqui, en donde día con día se radicalizan las acciones en los al menos tres retenes donde integrantes de la etnia exigen pago por el derecho de vía de miles de automovilistas en tránsito, con ya frecuentes agresiones y actos de violencia contra quienes se resisten a satisfacer esos pedimentos.

Hasta armas de fuego han salido a relucir y es por eso que la gobernadora Claudia Pavlovich consideró insostenible esa situación y solicitó la intervención inmediata del gobierno federal para que, con base en su competencia legal, solucione en definitiva esta problemática, mediante la instalación de inmediato de un equipo de trabajo federal, con plena disposición del Gobierno de Sonora para coadyuvar, con base a un calendario preciso a corto plazo para la toma de decisiones, desactiven una situación que atenta en contra del derecho de los sonorenses y pudiera escalar a situaciones más graves.

Yaquis escalan violencia

“En virtud de que se trata de una carretera federal respecto de la cual corresponde a la Federación ejercer su vigilancia y supervisión, se solicita de manera respetuosa, su oportuna intervención y colaboración interinstitucional para que en el ámbito de su competencia y en ejercicio de sus facultades se ejecuten acciones inmediatas que eviten una tragedia de mayores proporciones o la pérdida de vidas por la colocación de objetos que provocan riesgos inminentes para los automovilistas”, establece la mandataria.

Dicha misiva fue enviada desde el miércoles pasado a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; Alejandro Gertz Manero, fiscal general de la República; Rosa Icela Rodríguez Velázquez, secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana; María del Rosario Piedra Ibarra, presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos; Jorge Arganis Díaz Leal, secretario de Comunicaciones y Transportes; Luis Rodríguez Bucio, comandante de la Guardia Nacional y Genaro Enrique Utrilla Gutiérrez, director general de Caminos y Puentes Federales.

No se tienen indicios de que tal solicitud esté siendo atendida, mientras los reportes desde Vicam, Loma de Guamúchil y desde el entronque a Potam, indican que se mantiene la beligerancia de los piquetes de presuntos integrantes de la etnia que exigen el pago de cuotas, ya no voluntarias, si no obligatorias, que van desde 50 a 200 pesos por vehículo en tránsito.

Desde hace meses el gobierno federal asumió totalmente el tratamiento a la problemática de la citada etnia y al paso del tiempo todo se mantiene en buenos propósitos en materia de vivienda, abasto de agua potable, linderos y atención a sus históricas demandas, pero a la vez sin atender cuestiones propias de la idiosincrasia yaqui ya que las ignoran, y es por eso, que sin interlocución con autoridad que limite sus desordenados impulsos, sectores de la tribu se han ido por la libre.

Mientras tanto, intensa y productiva reportan la visita realizada por el dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano Grijalva a Hermosillo, en donde se reunió con representantes de medios de comunicación, dio entrevistas a diestra y siniestra y se reunión con liderazgos políticos de diversos partidos, en el marco del proceso de construcción de la alianza que postulará como candidato común a Ernesto Gándara Camou.

Frente al alto riesgo de contagio y atendiendo recomendaciones de las autoridades de salud y de la familia, no acudimos a dos encuentros programados con medios de comunicación y no establecimos contacto con quien por allá a principios del 2002 estuvo en nuestro feudito para ver en bola una pelea de box entre José Luis Castillo y Floyd Mayweather Jr.

Pues no se pudo porque la salud y la vida es primero, lo cual nos llama a reflexionar sobre la urgente necesidad de que los distintos actores partidistas rediseñen sus estrategias de precampaña o campaña y en lugar de reuniones presenciales de cualquier tipo, sea con medios de comunicación o con simpatizantes, recurran a plataformas tecnológicas para la interacción virtual, para que de esa forma no sean factores de expansión de la pandemia y aporten con algo a aliviar la difícil situación que enfrentan el sistema hospitalario y los trabajadores de la salud.

Jesús Zambrano en Hermosillo

Pero sin duda, Zambrano Grijalva logró los objetivos de su visita, que no fueron otros que apuntalar el proceso aliancista entre el PRI, PAN y PRD en la contienda por la gubernatura y avanzar en la formulación del convenio que establecerá las bases con las que, a través de una alianza diferenciada en candidaturas a posiciones locales y federales, el gobierno de Sonora se mantendrá en manos decentes y los poderes legislativo, local y federal, restituyan el indispensable equilibrio y autonomía.

Por rumbos de MORENA el terror es evidente ante dicha perspectiva y es tal el miedo que hasta el mismo presidente se subió al ring electoral al tratar de descalificar esa alianza recurriendo a sus tradicionales sofismas y remontándose a mediados del siglo 19 y las pugnas entre liberales y conservadores, para aventarse un pronóstico acertado: ganarán los liberales en el 2021 y perderán los conservadores.

Y es acertado ese pronóstico porque no hay un gobierno más conservador en la historia reciente de México, que el que él encabeza, acuerpado con un MORENA repleto de conservadores que imponen sus retrógradas estrategias y que en conjunto son una caterva de incompetentes y corruptos, autoritarios y prepotentes, que como gobierno tienen al país en la más grave crisis de la historia en materia económica, de salud y seguridad pública.

Y no podemos dejar pasar el grotesco espectáculo que ofreció la alcaldesa de Guaymas, Sara Valle al publicitar la entrega de media docena de palas y enseres menores a señoras que buscan los cuerpos de sus familiares desaparecidos y que sospechan que fueron ultimados por bandas del narcotráfico.

Sara Valle pone condiciones para la desaparición de personas y los instrumentos para buscarlas

Con ese acto publicitario la alcaldesa completa un círculo cuya primera parte es su incompetencia y complicidades que han propiciado el violento accionar del narco en la jurisdicción que mal gobierna, con las consecuentes desapariciones y ejecuciones, o sea, además de poner condiciones que generan tanto dolor e incertidumbre entre las Buscadoras, también les pone algunos instrumentos para que encuentren a las víctimas que son su corresponsabilidad.

No por nada le fue como en feria y la verdad es que su peor error tratar de lucrar con la divulgación de un evento, cuyos fines no se discuten, pero que dado el desmadre de la administración que encabeza y la corresponsabilidad citada en ese trágico saldo, debió mantenerlo en el ámbito privado.