En breve no habrá cupo en hospitales y siguen sin creer en letalidad del COVID

2020-11-17 | Sonora Hoy | Columna
6336435970_e82257563d_b

Nido de Víboras

SSSSSSSS… En el último mes se ha visto un repunte en la ocupación de los hospitales de la entidad, encabezando Hermosillo las ciudades con más porcentaje de ocupación, fueron palabras que si tuviéramos los hermosillenses y sonorenses en general un poquito –sobra con eso- de sentido común- sería suficiente para entender la magnitud del problema que se avecina, sin las estadísticas se siguen moviendo con esa velocidad.

¿Qué parte de ese dramático llamado es lo que no entienden los que promueven desde su activismo alrevesado, que no paren las reuniones familiares y las actividades no productivas como los bares, centros nocturnos y demás giros?

Ayer, la Secretaría de Salud, hizo un llamado más, otro; el enésimo, al alertar a los sonorenses de que la ocupación hospitalaria en el estado va en aumento, tanto en unidades públicas que están al 32% de su capacidad, como las privadas, con el 79%, donde los municipios de Hermosillo, Nogales y Agua Prieta, son los de mayor saturación a la fecha, al superar su 54%.

Clemente Baltierra Ochoa, Director General de Atención Especializada y Hospitalaria de la Secretaría de Salud explicó que en cuanto a ocupación hospitalaria Hermosillo presenta 54% en unidades públicas y por encima de 90% en hospitales privados, Nogales 57% en unidades públicas y Agua Prieta 56% públicas.

Nomás para que tomen nota los de la CANIRAC: Hermosillo está al 14% de su ocupación en la Secretaría de Salud; pero en lo que respecta al IMSS está al 86%; en el ISSSTESON, al 79% y en el ISSSTE, al 95%. Así de sencillo. ¿Dónde sugieren los señores propietarios de bares, restaurantes y de restaurantes que parecen cantinas, que se internen los enfermos que caerán en las próximas dos semanas? Se admiten sugerencias.

Y cuando empiecen a caer como moscas los hermosillenses, ¿asumirán ellos la culpa histórica de esas muertes? Porque allí estarán los anales para llamarles por su nombre y apellidos a esos denodados activistas promotores del crecimiento y desarrollo económico a costa de la salud y la vida de miles de capitalinos. En Agua Prieta, en el 85% de su capacidad anda el IMSS y en el ISSSTESON al 75%.

Esta situación es un reflejo de que la entidad atraviesa por el repunte de casos de Coronavirus, esto nos invita hoy más que nunca a no dejar de cuidarnos para que el virus no se siga propagando, dijo Baltierra Ochoa.

Pero no entendemos. Dentro de muy poco tiempo no habrá cupo en hospitales ni públicos ni privados y seguimos sin creer en la letalidad del COVID19.

SSSSSSSS… De nuevo Sonora es noticia a nivel nacional por el asesinato de un niño a manos de la delincuencia organizada, en hechos ocurridos en Caborca. En varios medios digitales apareció la narrativa de este hecho sangriento, que en realidad no difiere en mucho de los demás casos en los que los criminales no se tientan el corazón para disparar contra su objetivo, aunque esté de por medio la vida de un pequeño inocente.

Infinidad de lamentables situaciones en las que se han visto afectados menores de edad, sus madres incluso; asesinadas a mansalva y como sucedió en un caso muy en particular, hasta incinerados sus cuerpos tras haberles prendido fuego a los vehículos en que viajaban, en lo que fue un aviso terminante de que la ley del más fuerte es la que rifa en la región donde ocurrió esa masacre.

Pero el fenómeno de la violencia a manos de la delincuencia organizada está diseminado en todas las regiones del país, las cuales están bien delimitadas y que, según los enterados, esos territorios tienen dueño, que es al mismo tiempo su Amo y Señor.

Es increíble lo que estamos pasando e indignante; pero ni modo, así nos ha tocado vivir a los sonorenses, y a los mexicanos a lo largo y ancho de la geografía nacional; somos testigos de una brutal degradación y un extremo sometimiento tanto de las de autoridades como de la población, que están a lo que se les antoje a los Señores de los Cárteles de las Drogas.

Quizá algún día llegaremos a tener autoridades lo suficientemente fuertes y sólidas con capacidad de devolverles la paz y la tranquilidad robadas a la población, que no sabe cuándo el destino con forma de criminales les quitará la vida a sus hijos, nietos, padres, abuelos, amigos, que tengan la desgraciada suerte de cruzarse en el camino de algún asesino.

Mientras, lo que nos ocupa son las elecciones del año que entra y a los gobiernos, en particular el federal, está muy ocupado haciendo como que hace, combatiendo la corrupción, cuando en realidad sólo está moviendo sus piezas en el ajedrez político rumbo a la elección del 6 de junio del año que entra. En fin.

SSSSSSSS… Habrá bastante actividad este día por parte de los partidos políticos, pues a eso de las 9:30 horas, tendrá lugar una conferencia de prensa por rumbos del Comité Directivo Estatal del partido Movimiento Ciudadano, sito en calle Garmendia 249 esquina con Fronteras. Algo interesante tendrá que decir Carlos “Charlie” León García, su dirigente en el estado, por lo que no hay que faltar.

En tanto, el Comité Directivo Estatal del PRI está convocando a una rueda de prensa en el Salón Colosio del edificio sede del tricolor de la avenida Kennedy NO, 4 de la colonia Casa Blanca, la cual será ofrecida por Ernesto De Lucas Hopkins. La cita es a las 10:00 horas de este martes.

SSSSSSSS… Dicen las malas lenguas que es falso que decisión que tomó el Presidente López Obrador de inundar a las zonas más pobres de esa entidad, fue para salvar a su capital, Villahermosa. Que lo hizo para que no se anegaran los territorios en donde se está construyendo uno de sus caprichos faraónicos, la refinería de Dos Bocas.

De resultar cierto, en qué problemón está ya metido López Obrador; pero nada de lo que no pueda salir, pues la población sigue creyendo en sus mentiras. Nomás vea los índices de popularidad, para que le calcule qué tanto le han afectado sus yerros a lo largo de estos dos años.

¿De dónde sacarán algunos candidatos que la sociedad mexicana (incluida la sonorense) ha cambiado; que es más analítica y que es capaz de tomar mejores decisiones de como lo hizo en el 2018?

Hasta eso que en tiempos electorales se vale decir mentiras de cualquier calibre.

SSSSSSSS… Contra lo que se diga, las campañas negras arrancaron desde que cada uno de los aspirantes a la gubernatura hizo públicas sus intenciones, al igual que aquellos que van por una alcaldía o alguna “modesta” curul local o federal.

Desde luego se deben rechazar las campañas negras porque atentan contra la dignidad de las personas y sus familias; pero no todas las personas están en contra de las guerras de lodo, las descalificaciones, las calumnias y demás.

En cada proceso electoral hemos sido testigos de cómo algunos políticos se preparan más en ese terreno, que en construir candidaturas con planteamientos que generen en la población confianza y certidumbre.

Le apuestan estos políticos a que la gente no se interesa en lo importante, sino en lo mediático, en lo escandaloso. Con frecuencia en eso se basan muchas personas para decidir por quién votar, además de los apoyos con fines electoreros que reciben y la compra directa de votos.

En cada proceso electoral se habla hasta el cansancio de que es necesario celebrar pactos de civilidad entre partidos y candidatos; pero todos sabemos que de manera soterrada, denostar al adversario es el pan de cada día. Nadie obedece esos pactos de civilidad.

También suele decirse que quienes recurren a las campañas negras lo hacen porque no tienen argumentos que atraigan y despierten el interés del electorado. Eso tampoco es cierto. Muchos políticos con capacidad, trayectoria y buenas plataformas recurren a las guerras sucias ya sea como ataque o para defenderse.

Además, a la población no solo no le molestan las campañas negras, sino que las esperan con mucho interés, pues es su oportunidad de asomarse a aspectos desconocidos de los actores políticos. No hay que olvidar aquella máxima de “Si alguien quiere saber quién es, que se meta a la política”.

Por eso, no debemos asustarnos con las campañas negras, los golpes bajos, los piquetes de ojos y todas esas estrategias que utilizan los políticos “rudos” que, por lo demás, no son desconocidas para los que se asumen como “técnicos”.

Por otro lado, aunque muchos políticos enaltecen el nivel de politización logrado por la gente, la verdad es que aún está muy lejos del ideal del ciudadano que sopesa la situación por la que atraviesa su comunidad, su estado, su país. ¿Cuántas veces no hemos visto que llegan a las alcaldías y curules locales y federales, personas sin el perfil adecuado para esos puestos de tan alta responsabilidad? Sería ocioso mencionar nombres.

De ahí que, en este próximo proceso electoral, como en el de hace tres años y el de hace seis, habrá guerra sucia al igual que habrá candidatos que violenten la Ley Electoral en cualquiera de sus ordenamientos y no pasará nada. O lo que le sigue a nada.

Es por ello que los políticos que contiendan en las próximas campañas deben estar preparados no solo para despertar el interés del electorado, sino también con un arsenal suficiente para responder a las guerras de lodo.

Esto apenas empieza y ninguno de los candidatos debe quedarse cruzado de brazos ante los ataques recibidos. A la pretensión de un vasallaje de quien sea, se debe responder con el mismo rigor; es decir, con la misma moneda.

Es mucho lo que está en juego y eso lo saben en todos los partidos; aquellos que se sientan con ventaja buscarán mantenerla y aumentarla a base de cruentos golpeteos en contra de sus adversarios. Y quien lo permita, en el pecado llevará su penitencia.

Se pondrá buena esta confrontación pues, que se sepa, ninguno de los contendientes está manco como tampoco hay alguno invencible. No queda de otra que entrarle al juego como venga. Además, el que se lleva, se aguanta.