México, un desastre en manos de AMLO; la peor caída del PIB en 25 años, según el INEGI

2020-07-31 | Sonora Hoy | Columna
6336435970_e82257563d_b

NIDO DE VÍBORAS

SSSSSSSS… Los datos dados a conocer de manera oficial por el INEGI y la SHCP en relación al estado que guarda la economía del país y los ingresos de PEMEX para este primer semestre del 2020 no los desconocía el presidente López Obrador. Su equipo cercano se los había informado al mandatario desde siempre. Si a eso le sumamos que la comunidad científica internacional ya detectó y ha exhibido la manipulación de las cifras de COIVD-19 que hace el Gobierno de México, tenemos un panorama que se puede resumir en una sola palabra: Desastre.

Eso mismo se puede aplicar a la estrategia de seguridad de la 4T la cual, por los resultados en cuanto a homicidios dolosos, incremento en todos los renglones delictivos y la zozobra en la que están sumidas amplias regiones de no pocas entidades de la República, en los que el crimen organizado ha suplantado al verdadero Estado.

Otra vez la frase “Los números son fríos” sirve para confrontar a los intentos por maquillar la realidad kafkiana en la que nos ha metido López Obrador y su Cuarta Transformación, imbuidos, absortos, inmersos, en un solo tema: Sacar dinero de donde sea para no interrumpir sus proyectos insignia de la refinería Dos Bocas; el aeropuerto de Santa Lucía y el Tren Maya, sin dejar de lado sus Programas del Bienestar los cuales, que se sepan, no hay hecho ni la más mínima diferencia en mejoramiento para los millones de personas –que él dice- beneficiadas con la entrega de limosnas.

Para empezar, este jueves datos oficiales del INEGI revelaron que la economía de México registró una contracción histórica en el segundo trimestre, debido –desde luego- al freno en la actividad productiva por la pandemia de COVID-19 en el país, que impactó en una economía ya muy debilitada y que a la fecha ha generado la pérdida de más de 1.1 millones de empleos formales.

El Producto Interno Bruto (PIB) acusó una caída de (menos) 18.9 por ciento anual y (menos) 17.3 por ciento, en comparación con el primer trimestre del año. Se trata del peor desplome en la historia de este indicador, que superó las bajas por la crisis económica de 1995 y la epidemia por el AH1N1 en 2009, durante la Gran Recesión.

Para darnos una idea, el producto interior bruto (PIB) de México creció un 2.1 % en 2018, al igual que el 2.1 % del año anterior, es decir, de 2017. En cambio, este indicador se contrajo a un 0.3 % en 2019, lo que supone una real, sustancial y dramática caída.

La propia Secretaría de Hacienda informó que los ingresos petroleros se derrumbaron 41.3 por ciento en términos reales, en el primer semestre de 2020 respecto de igual periodo del año pasado, lo que representa la peor caída para un periodo similar desde 1991, año en que iniciaron los registros.

Los informes sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública al segundo trimestre de 2020 publicados por la SHCP, indican que los ingresos petroleros se quedaron 208,810 millones de pesos por debajo de lo programado, es decir, en el primer semestre se preveían ingresos por 458,605 millones de pesos, pero solo ingresaron 249,794 millones de pesos.

“Los ingresos petroleros disminuyeron 41.3 por ciento real anual en enero-junio, a pesar de un aumento de 1.7 por ciento anual en la producción de petróleo, debido a la drástica caída en el precio del bien y en el consumo de hidrocarburos y combustibles”, sostuvo la dependencia en su informe.

Por otro lado, López Obrador ya se acabó los 300 mil millones de pesos que le dejaron los “neoliberales” en el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestales (FEIP) sin que se sepa adónde fueron a parar, aunque se asegura que se los entregaron a PEMEX, paraestatal en quiebra que aún con toda la ayuda que está recibiendo de este gobierno, registró en el primer semestre de este año 530 mil millones de pesos.

Y en cuanto a la perspectiva que se tiene de la pandemia en nuestro país y de cómo la están administrando desde el Gobierno Federal, resulta por demás interesante lo que sostiene el especialista en enfermedades infecciosas del Johns Hopkins Center for Health Security, Amesh A. Adalja, quien sostiene que México tendría 7 millones de casos de COVID-19, y que a partir de las cifras oficiales se concluye que el virus es mucho más mortal en México, o bien, el número de infecciones notificado es una cifra muy baja.

El estudioso señala que en uno o dos días, México superará al Reino Unido como el foco con el tercer mayor número de muertes de COVID-19 a nivel mundial. En una nación con relativamente pocas infecciones reportadas, eso es una gran señal de alerta.

Adalja dice que es justo estimar una tasa media de mortalidad del 0.6 por ciento para la enfermedad y aplicando esa proporción a las cifras de fatalidad de México, que a la fecha del estudio sumaban 44,876, el recuento real de casos puede ser más cercano a los 7.1 millones. Aunque muchos de ellos probablemente serían leves o asintomáticos, todavía podrían ser contagiosos.

Y advierte que en México el brote está fuera de control. “Si no se están aplicando pruebas, trazabilidad, aislamiento, va ha haber cadenas de transmisión que afectarán a personas vulnerables y habrá altas tasas de hospitalización y muerte”.

¿Y qué hace López Obrador en tanto? Habla y habla y habla de que castigará a los corruptos; del estúpido tema del avión presidencial; de Carlos Salinas de Gortari; de Emilio Lozoya y del caso Odebrecht, de Peña Nieto, de sus adversarios los intelectuales y otros temas en los que ya se advierte que lo que menos piensa hacer es aplicar la Ley; que se haga justicia. Nada de eso.

Lo que a él le importa es mantener vivos esos casos el mayor tiempo posible para que le ayuden en las campañas del año que entra como plataforma para mantener e incluso agrandar su ventaja en las elecciones y adueñarse del control del Poder Legislativo de manera total.

Cuando se dieron a conocer estos datos por parte del INEGI se mostró más optimista acerca de la recuperación económica. “Ya esperábamos estos datos”, dijo ayer jueves en la conferencia desde Palacio Nacional; “ya se tocó fondo”, dijo confiado en que la economía remontará en la segunda mitad del año.

El sabe que la recuperación de la economía del país no será posible ni siquiera hacia el 2024, año en el que está determinado a iniciar su segundo período presidencial, porque le deben la elección del 2006, la que jura “se la robaron”. Y quiere cobrarla, qué caray. Faltaba más.

SSSSSSSS… Este fin de semana los hermosillenses que gustan de pasear en las playas de Bahía de Kino en tiempos de pandemia, felices de la vida jugando a la ruleta rusa, no agarrarán desprevenidos a los elementos de Seguridad Pública Municipal, pues se implementará un operativo especial en ese balneario turístico á a partir de este fin de semana para evitar las aglomeraciones y con ello los contagios por COVID19.

Fue el Secretario del Ayuntamiento de Hermosillo, Joaquín Rodríguez Véjar, quien explicó que en acatamiento de las indicaciones del Comité Municipal de Salud, se controlará el aforo al balneario haciendo un llamado al respeto a los ciudadanos y apelando a su corresponsabilidad para no exponerse a riesgos innecesarios ante la pandemia.

Las dependencias que tomarán parte de este operativo serán Seguridad Pública Municipal, Cuerpo de Bomberos; Inspección y Vigilancia; Brigadas de Vida; así como Fomento Económico y Turismo, las cuales trabajarán de manera coordinada para mantener los protocolos sanitarios en dicha localidad y un aforo máximo de 30% de visitantes en esa localidad, de acuerdo a lo establecido por la alerta máxima de contagios y el semáforo epidemiológico.

Un dato que no deben pasar por alto las autoridades municipales es que ayer jueves, en vísperas del fin de semana, Hermosillo se fue arriba en número de infectados y ya llegó a los 8,286 casos, quedándose con el primer lugar absoluto, con un Cajeme en el segundo sitio con apenas 2,763.

En cuanto a los muertos que lleva la capital, éstos alcanzan la cifra de 454, contra Cajeme que registra 439. En ambos renglones, Hermosillo es el líder indiscutible y no dude Usted ni tantito que varios de aquellos paseantes de Bahía de Kino del fin de semana anterior sean ya parte de las nuevas estadísticas.

Ojalá que las autoridades se pongan duras con los facinerosos –que nunca faltan- y que quieran pasarse vivos y desobedecer las indicaciones “por sus pistolas”. Sería un ejemplo desastroso que se lo permitan a unos y a otros no. Y peor con esos informes de la Secretaría de Salud.

SSSSSSSS… Los propietarios de las escuelas privadas deben reducir colegiaturas para ayudar a las familias en esta difícil etapa de pandemia; es importante que hagan un ejercicio de solidaridad, transparencia y disciplina para que reduzcan sus cuotas tanto como sea posible, para apoyar a sus comunidades y de esa manera sus empresas educativas puedan seguir adelante.

Este juicio meridiano, centrado es el que externó el diputado Gildardo Real Ramírez, coordinador de la bancada del PAN en la 62 Legislatura de Sonora, sobre la polémica en torno a si las colegiaturas de las instituciones de educación privadas deben mantenerse sin cambios, después del anuncio de la Gobernadora Claudia Pavlovich de que para proteger del contagio por COVID-19 a los 850 mil estudiantes del sistema escolar estatal, el inicio del ciclo escolar 2020-2021 será virtual y no presencial.

Este tema se está socializando en redes sociales, con opiniones encontradas; sin embargo, el legislador panista expresó que tanto los propietarios de escuelas privadas como los padres de familia, como todo el mundo, se encuentran en una situación inédita.

Anunció Real Ramírez que buscarán abordar el tema desde el ámbito legislativo con el fin de crear los recursos técnicos y políticos necesarios para que este asunto se resuelva en favor siempre de las niñas y niños que requieren continuar su educación y de las familias que dependen de esta actividad económica. "Estamos en una situación en la que la única salida es la verdadera solidaridad en la que todos ponemos algo en la mesa para asegurarnos que nadie pierda todo en una sola sentada".

Buen abordaje que promete habrá unificación de criterios en este sentido entre los diputados locales, que aunque con posturas ideológicas muy diversas, sin duda antepondrán los intereses de la niñez y la juventud estudiosa. Veremos.

SSSSSSSS… Por cierto, y ya que andamos por rumbos de la fracción blanquiazul, nos comentan que no perdamos de vista a la legisladora Alejandra López Noriega, quien desde inicios de esta pandemia de COVID no ha dejado de apoyar a familias en condición vulnerable y a personas de la tercera edad; lo mismo que con operativos de sanitización de colonias, parques, casas, iglesias, áreas comunes, paradas de camiones y otros espacios en varias colonias de la capital sonorense.

Muy activa se le ha visto a Alejandra, aunque guardando todos los protocolos de protección, pues ella fue una de las primeras diputadas en contraer la enfermedad del COVID-19, que la obligó al confinamiento domiciliario para cumplir con la rigurosa cuarentena, experiencia que la impulsa a ayudar a l gente don el propósito de mitigar un poco la pesada carga

La diputada López Noriega ha comentado que es tiempo de ser solidarios y de protegernos unos a otros, conceptos que tiene muy claros y que lo demuestra con acciones que generan bienestar entre los vecinos a los que ella apoya, los que no pierden la oportunidad de agradecerle su esfuerzo y preocupación por su comunidad.

Más allá de su impecable desempeño como legisladora, Alejandra López Noriega cumple con su misión de estar cerca de la gente como representante popular que es y como gestora de beneficios para las mujeres, la niñez, la juventud y del núcleo familiar. Trabajo mata grilla, crítica, insidia. De eso no hay duda.