Asegura CPA becas a hijos de personal de salud fallecido en lucha contra COVID

2020-06-26 | Sonora Hoy | Columna
6336435970_e82257563d_b

NIDO DE VÍBORAS

SSSSSSSS… En otra acción de su gobierno que muestra una vez más el alto grado de sensibilidad, de responsabilidad; pero sobre todo de solidaridad con todos aquellos profesionales de la medicina y en términos generales los trabajadores del Sector Salud, que han ofrendado su vida por salvar a pacientes de VOVID-19, Claudia Pavlovich anunció que las hijas e hijos de quienes ayudando a otros a atenderse en los hospitales perdieron la batalla ante este virus asesino, contarán con becas hasta el nivel universitario.

Así se honrará en Sonora a quienes murieron por servir en la lucha en esta pandemia en señal de gratitud y reconocimiento a la entrega y valentía de estos héroes de blanco como se les ha llamado en todo el mundo, cuyo papel en la sociedad por primera vez se ha dimensionado en todo su valor.

Claudia Pavlovich manifestó que “la lucha que se ha emprendido en el mundo contra este virus no sería posible sin las y los guerreros que están a diario en la primera línea de batalla, siendo ejemplo de vocación, sensibilidad y entrega para salvar vida; por ellas y ellos, se debe de actuar en justicia y honrarlos apoyando a sus hijas e hijos que se han quedado sin una madre, sin un padre”.

Es el mejor memorial que se podría erigir en nombre de todas esas personas que sacrificaron su propia vida, sabiendo que corrían el riesgo de dejar en el desamparo a sus hijos, y para quienes primero estuvo el juramento que hicieron al escoger esa sufrida y poco comprendida profesión, la de curar y cuidar a los enfermos.

Y qué bueno que al frente del Instituto de Becas y Crédito Educativo, instancia encargada de hacer cumplir esa noble instrucción, se encuentre una funcionaria del talante de Yazmina Anaya Camargo, uno de los cuadros más eficientes y eficaces, que resulta una garantía de que los apoyos empiecen a fluir hacia los beneficiarios de manera puntual e inmediata.

Ojalá que esta disposición sea elevada a rango de Ley para evitar que en los años venideros, por algún prurito con tufo de austeridad mal entendida y peor enfocada, se interrumpan estas becas.

Esta pandemia será recordada como uno de las peores calamidades que haya sufrido la Humanidad y entre las lecciones que ella nos deje se encontrarán en uno de los sitios de privilegio, la entrega y el desinterés de quienes dieron su vida en los hospitales para cuidar a sus semejantes.

SSSSSSSS… El Presidente de la Canaco-Hermosillo advirtió que todos sus afiliados reabrirán sus negocios el próximo lunes 6 de julio con o sin semáforo naranja, porque no pueden aguantar por más tiempo la inactividad que ha derivado en el cierre definitivo de varias fuentes de empleos para miles de personas.

Ario Bojórquez Egurrolo, presidente de los comerciantes organizados, ya había dicho lo que todos sabemos, que las ventas siguen muy por debajo de lo normal y que si se comparan las obtenidas el pasado Día del Padre con las del año pasado, la caída en esta ocasión fue superior al 80 por ciento. Razón suficiente.

Asegura que ni en dos ni tres o cuatro semanas Sonora volverá a estar en “naranja” en el Semáforo Nacional Epidemiológico y que ellos ya no pueden esperar más y que desde luego, al reabrir observarán todos los protocolos sanitarios que han dispuesto las autoridades.

Desde luego que muchos de ellos sí cumplirán; pero la mayoría relajarán las medidas preventivas inmediatamente después del arranque y aquello se convertirá en otro frente de contagios más. Ya nos conocemos como somos los hermosillenses; de hecho por eso estamos en franca competencia con los estados que más contagios y muertes por COVID tienen en el país: “Porque nos vale madre el Coronavirus”. Punto.

Así que un buen “pollito” tienen las autoridades ante la postura de los afiliados a la CANACO-Hermosillo, a quienes por lo que se ve, les hace falta una buena terapeada para que entiendan.

SSSSSSSS… Amenazaron los concesionarios del transporte de Hermosillo con retirar 60 unidades después de las 18:00 horas, por resultar incosteable mantener la flota de camiones ante el descenso de las actividades a partir de la mencionada horas, por disposiciones de la autoridad municipal. Y quesque esa decisión tiene el visto bueno de la Dirección General del Transporte, a cargo de Carlos Morales Buelna.

Por Dios, si en esta pandemia los concesionarios han hecho lo que se les da la gana en cuanto a tener en circulación la cantidad de camiones que a ellos les ha convenido y no los que la población realmente ha necesitado, de tal suerte que en las unidades no se guarda ni la sana distancia por el sobrecupo. Y algo que empeora la situación del usuario, es que ninguna de las unidades lleva el aire acondicionado encendido.

¿Y los inspectores de la DGT? Bien, gracias, al servicio de las empresas por lo que se ve y no de lado de los usuarios. Es lo que se ve y lo que la gente denuncia. Ojalá que Morales Buelna se ponga las pilas y en los meses que vienen, los de más altas temperaturas, y haga algo por mejorar las condiciones para los de a pié.

SSSSSSSS… El Acuaférico Tramo Oriente de Hermosillo con el que se dotará de agua y se detonará el desarrollo y crecimiento del norte de la capital del estado, y que para beneficiará a mas de 100 mil habitantes, vuelve a ser motivo de enojo de los sectores productivos del campo del sur de la entidad en permanente y añeja disputa por el agua de la presa El Novillo la cual consideran su patrimonio.

Los agrotitanes del Distrito de Riego del Valle del Yaqui, que siempre han tenido de bandera la causa de la etnia Yaqui, se oponen a que se inicie cualquier obra que en realidad sea una continuación del Acueducto Independencia, construido para derivar agua de la presa El Novillo a Hermosillo.

Ante esta postura la Alcaldesa de Hermosillo, Célida López Cárdenas explicó que la opción es lograr que el primer tramo del Acuaférico se conecte a la presa “El Molinito” y se aproveche ese cuerpo de agua, que llegará de manera más económica y eficiente al norte de la ciudad; es decir, que con este proyecto no se extraerá ni un solo metro cúbico más agua del que ya se toma de El Novillo a través del Acueducto Independencia.

Los argumentos de la Alcaldesa López Cárdenas son aplastantes y todos los hermosillenses debemos apoyarlos, pues se trata de impulsar la industria al norte de Hermosillo, activar un parque industrial sin funcionar por falta de suficiente agua; destrabar desarrollos, entre otros.

Lo de menos es cuestionar en manos de quién o quiénes están esos terrenos que se verán mayormente beneficiados con el desarrollo y crecimiento de aquella zona de la ciudad; pues la historia de Hermosillo se ha escrito exactamente de la misma manera. Todo es cuestión de revisar los anales, para ver que el destino de la capital se ha diseñado cuidando precisamente los intereses inmobiliarios.

Aquí hay dos cosas: Más allá de si existen o no juicios pendientes en torno al Acueducto Independencia y su derivado el Ramal Norte, Tramo Oriente o como se llame esa parte del proyecto del Acuaférico Hermosillo, lo que debemos tener como prioridad los capitalinos es que éste vendrá a ser parte fundamental para el despegue de nuestra ciudad. Además, que para volverse realidad, primero la Alcaldesa deberá conseguir ese financiamiento de 370 millones de pesos (para empezar) lo cual, dicho sea de paso, por muchas razones no creemos que vaya a batallar.

Y por otro lado, que tarde que temprano los productores del Valle del Yaqui deberán entender que todos los cuerpos de agua de todos los ríos, mares, lagos y lagunas que existen en el país son propiedad de la Nación. De nadie más.

Pero, primero es lo primero; es decir, primero hay que tener la vaca para luego hacer el menudo. Mientras tanto, harán mucho ruido los productores agrícolas del sur del estado.

SSSSSSSS… Arturo Herrera Gutiérrez ya aceptó que las políticas económicas implementadas por México ante la pandemia del COVID19 no fueron las adecuadas, tal y como lo hicieron en la mayoría de los países; y que por ello esta crisis va a durar más tiempo del que se tenía pensado. Así, sencillito, como si cualquier cosa, nos anunció que los meses y quizá años venideros serán de calvario para los mexicanos.

Aunque eso ya lo sabíamos desde que el PIB empezó a decrecer desde el 2.3 por ciento hasta llegar a 0.1 pero negativo y con el golpe de la pandemia, el pronóstico como ya se sabe, es del -10.5 por ciento.

Lo que no admitirá jamás Herrera “Gutierritos”, otro de los floreros del gabinete, –de los que hay muchos- es que desde el mismísimo 1 de diciembre del 2018 el país está conducido con criterios no de una presunta transformación, sino llanamente de una destrucción, hasta llegar al grado de que los inversionistas extranjeros no solo dejarán de traer capitales a nuestro país, sino que se llevarán los que ya están aquí operando.

Con mucha razón dijo Chistropher Landau, Embajador de los EEUU en México, que si bien es cierto que todos los países son soberanos y pueden elegir sus gobiernos el sistema económico y político que mejor les parezca, él se ve en la necesidad de advertir a sus connacionales que en estos tiempos no es nuestro país el mejor lugar para invertir.

Y no le falta razón. No existe ni una pizca de seguridad jurídica para las inversiones y de muestra hay varios botones que ya los sabemos de sobra Usted y nosotros.

Por cierto, Arturo Herrera dio positivo a COVID, luego de andar con sintomatología toda la semana pasada, cuando sostuvo reuniones con varios miembros del gabinete e incluso estuvo al lado del mismísimo presidente López Obrador, quien pese a todo lo que pensamos de él, nos queda claro que no tiene derecho a exponerse tanto a un contagio, o dicho en otras palabras, su investidura le obliga a cuidarse para preservar su salud e integridad física, pues ostenta el cargo público más importante a nivel nacional.

Pero no entiende. Y peor, que escucha a la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, con sus mentadas “gotitas mágicas” y sandeces como esa. De plano, no hay respeto para la afición. A Herrera Gutiérrez se lo puede cargar el payaso, también a la titular de la SEGOB, al de Salud; pero NO al Presidente de México.

Sobre ese tema, falta nomás que el subsecretario de Salud en funciones de titular de la dependencia, acepte que el gobierno de la Cuarta Transformación ha actuado con las patas ante a pandemia. Así, tal cual, literal; pero nos conformaríamos con que lo renunciaran antes de que se lo pidan a López Obrador en su próxima visita a Washington, -como le van a pelar el machete en muchas cosas-, porque no se vale que esta partida de improvisados de la Secretaría de Salud esté jugando con las vidas de los mexicanos, que en esta lucha contra el COVID ya llegaron a más de 25 mil víctimas mortales. ¿Y todo por qué? O mejor planteado… ¿Para qué?