La proclama del Secretario de Salud de Sonora, Enrique Claussen Iberri al Gobierno Federal

2020-03-23 | Mario Rivas Hernández | Columna
6336435970_e82257563d_b

Rumbos/Mario Rivas Hernández

MIRE LECTOR: TENGO LA CONVICCIÓN de que cuando todo esto pase, la opinión publica nacional y también la internacional, exigirán cuentas a todos aquellos que hoy han engañado, han mentido y han manipulado no solo a la opinión pública sino el propio presidente de la república.

Yo no tengo por qué ocultar que el discurso del Secretario de Salud en Sonora, ENRIQUE CLAUSSEN IBERRI, ha sido el más claridoso y cierto de cuantos hemos escuchado en los últimos dos meses.

“Si no pueden, díganle la verdad al Presidente y a la Gobernadora”. Así se los mandó decir a los funcionarios de Salud del Gobierno Federal, el titular de la Secretaría de Salud.

A nadie se le puede escapar que en Sonora el Gobierno del Estado ha trabajado intensamente, en la medida de sus posibilidades, en contra del Coronavirus. Se ha conectado con la ciudadanía. CLAUDIA PAVLOVICH se ha mantenido en comunicación con la gente. Le ha hablado a la sociedad con la verdad sin ocultar las carencias.

Aquí en Sonora no sabíamos que la Federación no está enviando los reactivos a la Secretaría de Salud local.

Desgraciadamente, este Gobierno, el de la Cuarta Transformación, ha mostrado su desapego a este problema sanitario en cuya gravedad el Presiente AMLO no parece creer.

Todo ha sido una monumental mentira cuando de hablar de la crisis sanitaria se trata.

De ahí la declaración de Claussen Iberri: “Si no pueden, díganle la verdad al presidente, y a la Gobernadora”.

Creo que ahora estamos entendiendo porque varios gobiernos estatales están luchando por su cuenta contra el problema sanitario. Ya no le creen al bufón presidencial en materia de salud, HUGO LÓPEZ-GATELL.

Y como si lo anterior fuera poco, ayer un diario de la Ciudad de México, publicó una noticia todavía peor: que el Gobierno Federal “redujo en un 17 % el presupuesto de salud”.

¡Por las tripas de Satanás!

Por eso, digo: cuando esta pandemia nos abandone, cuando todo se convierta en lejano y doloroso recuerdo, la sociedad y la opinión pública de México, le ajustará las cuenta a los que traicionaron la confianza de los ciudadanos.

Desde el exterior, gobiernos que sí han estado a la altura de las circunstancias, emitirán severas críticas en contra de este gobierno federal y de sus principales integrantes.

Al tiempo, señor mío. Al tiempo.

En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

¡OH, LA LA! EL SABADO POR la tarde fui invitado por mi querido amigo JULIÁN LUZANILLA CONTRERAS, a una reunión en el Club del Anzuelo, con varios aficionados a la pesca, reconocidos empresarios y productores de papas de la región de Huatabampo cuyo producto se comercializa en la Central de Abastos de la Ciudad de México…

Fue un rato de enorme camaradería donde la anécdota de cada quién salió a relucir provocando la pronta carcajada…

Quiero decir que me fue particularmente reconfortable, compartir la mesa y la charla gratificante, con FERNANDO MARTINEZ, con FITO y MARCELO FLORES, con ALEJANDRO SITTEN y con el precitado JULIÁN LUZANILLA…

Dos bellísimas lanchas, únicas para la pesca deportiva en agua dulce, adornaban el lugar…

¡Larga vida para ellos!...

DÉJEME CONTARLE: BULMARO PACHECO MORENO, escribe una interesante crónica sobre RUBEN DIAZ VEGA en un artículo titulado “Díaz Vega y el colosismo que resiste”…

Inicia su crónica recreando el ya lejano año de 1994, precisamente en el mes de marzo. Recuerda que el entonces candidato a la presidencia de México, por el partido Revolucionario Institucional, llamó a Rubén Díaz Vega para comunicarle que había sugerido a FERNANDO ORTIZ ARANA, Presidente Nacional del partido para que lo nombrara Delegado del PRI en el Estado de Chihuahua “Muy importante para nosotros Chihuahua donde perdió el PRI en 1992 con FRANCISO BARRIO. Ahí te encargo, Rubén” le habría dicho…

Pues sí: así empieza Bulmaro su relato, muy interesante, muy ameno, ojalá que esta historia pueda ser leída por el mayor número de jóvenes posible…

Precisamente sobre esto escribí en días pasados: Colosio no es conocido por las nuevas generaciones y tiene razón Pacheco: los colosistas resisten—se resisten—el olvido en que injustamente lo han sepultado los nuevos políticos…

Este lunes 23 de marzo, se cumplen 26 años de su asesinato en el barrio de Lomas Taurinas, en Tijuana, Baja California…

Ya perdí la cuenta de las veces que he publicado la historia de la tragedia… Pero también de la otra tragedia, la del olvido, la del abandono…

Este humilde periodista, tuvo la oportunidad, por esas cosas del destino, de haber sido enviado por esta empresa editorial, a cubrir la campaña de Colosio…

Se pensó que sería bueno hacerlo, por ser sonorense y porque muchos sonorenses le conocíamos… Fueron 73 días en los que ocurrieron muchas cosas que crearon un clima de incertidumbre y de malos presagios…

La campaña transcurría desordenada, los organizadores no daban una, llegábamos a los mítines hasta con cuatro horas de retraso, y aún así, la gente, los priistas de pie, aguantaban bajo la lluvia, la llegada del candidato, como ocurrió en Túxpan, Veracruz…

Colosio estaba muy molesto. Acababa de superar el problema con MANUEL CAMACHO SOLIS y con MARCELO EBRARD, y se aprestaba a realizar varios cambios en la estructura del partido y de la campaña…

Todo esto sucedería en Semana Santa…

No llegó a Semana Santa…

Fue asesinado por un joven afectado de sus facultades mentales, MARIO ABURTO MARTINEZ, y las autoridades de entonces, se montaron en la tesis del asesinato solitario…

Ojalá que de algunos de los homenajes que hoy le van a tributar en distintos puntos de la geografía nacional, surja algo nuevo, algo que sacuda la conciencia nacional y despierte aunque sea la curiosidad de los jóvenes…

Ojalá…

MIENTRAS TANTO, EN ALGÚN lugar de la sierra sonorense, se levanta una estatua con la imagen en la Virgen de Guadalupe… Lo primero que uno puede observar, es al padre RENE ESQUER VERDUGO, oficiando una misa en lo alto del cerro y colocando un ramo de flores a la guadalupana…

Sinceramente, el Padre René, como se le conoce en gran parte de Sonora, ha realizado una hermosa labor pastoral en cada responsabilidad que la Diócesis le ha encomendado….

Es un líder religioso que ha fortalecido a la iglesia católica en los pueblos más remontados de la sierra sonorense…

Ni hablar: las cosas como son…

Y VOLVIENDO CON BULMARO PACHECO, se injusto de mi parte no mencionar que en su crónica sobre Rubén Díaz Vega, relata los últimos días de Díaz Vega con ARMANDO BIÉBRICH TOREES, de quien fue entrañable amigo…

Siempre serán recuerdos vibrantes aquellos que recrean las últimas horas de un episodio que sacudió profundamente a Sonora y al país entero…

Minutos, horas, de una víspera del acontecimiento que todos los sonorenses estábamos esperando…

Esa noche de 1975, cuando el agonizante mandatario llamó a su oficina a Díaz Vega para ordenarle que convocara a sus compañeros en el Congreso. Él se iba…

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com