Simulación de AMLO y Morena, su lucha contra corrupción

2020-02-13 | Sonora Hoy | Columna
6336435970_e82257563d_b

Nido de víboras

SSSSSSSS… A ver. Si ponemos las cosas en contexto, hay muchas acciones del Gobierno Federal –por no decir todas- en las que como dice el refrán, “sale más caro el caldo que las albóndigas”, porque si nos atenemos a los resultados, el Pueblo en su totalidad pierde mucho más al recibir las dádivas que se le entregan a través de los Programas del Bienestar pues, por otro lado, le suprimen beneficios que le aliviaban la situación personal de millones, como esa pifia de AMLO de eliminar las estancias infantiles, que dio como resultado que cientos de miles de mujeres trabajadoras se vieran obligadas por las circunstancias a exponer a sus hijos al cuidado no profesional de sus familiares, mientras ellas están en sus centros de trabajo.

Tardó mucho tiempo el Gobierno Federal en “medio apagar” ese incendio de las estancias infantiles; pero todo será cuestión de que a alguna madre le suceda una desgracia con sus hijos y va a arder Troya, pues será el detonante para ls movilizaciones de mujeres bravas que habían logrado una conquista y de un plumazo se la borró el Presidente López Obrador “en aras de combatir la corrupción”.

Otro ejemplo desastroso de la política fallida de AMLO en su afán de combatir a los corruptos comercializadores de medicamentos junto con sus cómplices funcionarios y directivos del Sector Salud, -argumento irrebatible- fue la de eliminar el Seguro Popular, con los resultados harto conocidos de paralización del suministro de medicinas a millones de enfermos terminales y el consecuente agravamiento de su salud, como el aspecto caótico más sobresaliente.

Esos dos botones de muestra a la camisa son suficientes para ilustrar los desatinos en que incurre MORENA en el gobierno personificado por López Obrador para (aparentemente) combatir la corrupción. Y así nos podríamos ir con la SADER, donde nadie sabe qué pasó con el titular de esa importantísima área; el colapso de la inversión en infraestructura, los criminales recortes al Poder Judicial, al combate a la inseguridad, contra la Educación y Cultura y un largo etcétera.

En un principio los mexicanos le compraron su mercancía barata al Peje, porque la causa era buena: Eliminar a los corruptos de las cadenas de mando, para limpiar de corrupción todas las áreas del gobierno federal. El sueño de cualquiera.

Pero donde se le vieron las orejas al lobo fue cuando el gobierno federal empezó a hacer acopio de todos esos cientos de miles de millones de pesos de manera discrecional, sin que a la fecha sepa alguien adónde se fueron, ni en qué se han gastado.

Porque ni se ha mejorado la situación en el Sector Salud, (léase INSABI, IMSS, Issste y otros sistemas) ni las madres trabajadoras sienten sosiego sin guarderías para sus hijos; y yéndonos más lejecitos, ni los jóvenes están recibiendo lo prometido, como tampoco los adultos mayores, ni los discapacitados. NADA se ha aterrizado. Puro jarabe de pico.

Y mientras El Hombre habla y habla hasta el cansancio en sus “mañaneras” de la corrupción (de los que se fueron) sin tocar con el pétalo de una rosa a sus ineptos colaboradores que traen por el callejón de la amargura al país en todos los órdenes, sin excepción. Como nunca lo había hecho gobierno alguno.

Otra baratija que le compramos a López Obrador fue su afirmación de que en la construcción de la Cuatro Carriles, o sea la carretera federal 15 que atraviesa Sonora desde Estación Don hasta Nogales, algo más de 650 kilómetros, imperó la corrupción. No podríamos negar eso jamás. Eso vimos desde siempre que hicieron las compañías constructoras ya fuera de caminos, como de viviendas y todo proyecto de infraestructura que se tratare.

Y las preguntas de rigor: ¿Cuánto ha costado realmente la Cuatro Carriles?¿Alguna vez conocimos detalles financieros de ese proyecto? ¿Qué organismo la calificó en el pasado reciente? Y aparte de los dichos de López Obrador, que esos cualquiera los repite, empezando por los “pejezombies”, ¿Sabe alguien si los 24 mil millones de pesos, o los que hayan sido, fueron realmente bien aplicados? Porque ni siquiera ha terminado esa carretera en los 15 meses que tiene de gobierno AMLO.

La corrupción ha sido el sello distintivo de la mayoría de las grandes obras y proyectos.

Y para no hablar solo de gobiernos priistas, lo mismo podríamos decir de la construcción del Acueducto Independencia. ¿Conocimos alguna vez un dictamen contable de esa obra? Coincidimos con López Obrador en que las cosas se hicieron mal en los sexenios anteriores al suyo; pero en el suyo las cosas han empeorado, pues se han dispuesto de trozos enormes del presupuesto federal, dizque para mejorar las cosas para los pobres y por ningún lado se ve adelanto, beneficios y tampoco aparecen los recursos.

Hay quienes aseguran que este Gobierno Federal se ha dedicado a atesorar ese dinero de los recortes para llegado el momento poder movilizar millones de votantes en todos los estados donde habrán elecciones para gobernador y lo más importante, que estará enfocado más que a eso, a conseguir López Obrador apropiarse de manera total y absoluta con las dos cámaras del Congreso de la Unión. Nada que no se haya dicho antes.

Aquí el detalle es ¿Hasta cuándo le permitirá la sociedad mexicana al Gobierno Federal de MORENA seguir ahorcando a los enfermos terminales; a los campesinos pobres, a los estudiantes de escasos recursos, a las madres trabajadoras; a los viejecitos que a su edad se conforman con una limosna y por ella son capaces no solo de regalar su voto, sino de comprometerlo por el resto de sus días?

¿Acaso no es deleznable un gobierno no se aprovecha de los jodidos, simulando que se preocupa por ellos?

Como vemos, existen condiciones para que la sociedad ya le exija resultados al partido de MORENA y a su dueño López Obrador, pues las muertes no sólo serán históricas e inéditas en el renglón de la inseguridad, sino que como nunca en este sexenio, se habrán muerto cientos de miles de personas por negligencia gubernamental al cortar de tajo el suministro de medicinas a hospitales y clínicas de los diferentes sistemas de salud en el país.

Y la paradoja es que en aras de combatir la corrupción, se ha generado un manejo discrecional de recursos financieros que necesariamente propicia la corrupción. En otras palabras, MORENA y López Obrador solamente SIMULAN que combaten la corrupción.

SSSSSSSS… Como se adelantó en este espacio, el experimentado político y funcionario público, Roberto Sánchez Cerezo se ha integrado al equipo de la Gobernadora Claudia Pavlovich como director de la Defensoría de Oficio o Defensoría Pública del Estado. Le tomó la protesta de rigor, el Secretario de la Consejería Jurídica, Erik Iván Jaimes Archundia.

Como se sabe, durante algunos años Sánchez Cerezo fue Delegado del INFONAVIT en Sonora, dependencia donde realizó un papel sobresaliente, como en todas las responsabilidades que se le han conferido a este servidor público de amplia trayectoria.

Jaimes Archundia hizo un llamado a nombre de la gobernadora al nuevo titular de la Defensoría Pública del Estado, para que, por conducto de esta defensoría se atienda, defienda, fortalezca y garanticen los derechos fundamentales de las y los ciudadanos, mediante una defensa legal de calidad, a través de una orientación, asesoría y representación jurídica, de manera oportuna, técnica y eficiente, poniendo especial énfasis en las personas de escasos recursos económicos y de grupos vulnerables la nuestra sociedad.

Pronto se hablará de la labor que está llamado a realizaren en la Dirección de la Defensoría de Oficio, el ex Secretario de Gobierno durante los seis años del gobierno de Manlio Fabio Beltrones que fueron de 1991 a 1997.