Los números

2019-10-14 | Soledad Durazo | Columna
6336435970_e82257563d_b

Soledad Durazo

Como sabemos ayer la Gobernadora Pavlovich acudió ante el Congreso del estado para cumplir con el mandato Constitucional de entregar su informe de gobierno.

De esta manera entra ya formalmente al último tercio de su gestión al frente del Ejecutivo estatal.

De lo informado en el documento se nos han dado ya generalidades e incluso las hemos comentado anteriormente en este espacio.

Vendrá luego el análisis de los documentos por parte de los y las diputadas locales y los posicionamientos normales: los afinea destacan, aplauden; los oponentes cuestionan, descalifican.

Y así se da entre blancos y negros, sin matices grises en la política.

Si bien es cierto los logros del gobierno son evidentes y las calificaciones así lo demuestran, en una sociedad dinámica por supuesto que debe haber rezagos o logros que se quedan cortos ante las necesidades presentes.

La numeralia muchas veces no corresponde a la percepción que se tiene sobre la realidad que cada quien experimenta.

Pero si hay que asumir que son los números fríos los que tienen la razón y en este sentido por ejemplo, Pavlovich Arellano puede demostrar con los registros del Seguro Social, la generación de ya casi 75 mil nuevos empleos durante su administración, más de 20 mil de los cuales han sido durante el año que ahora corre.

Pero detrás de cada empleo generado hay una serie de circunstancias que se conjugan para lograrlo.

Y sin duda, uno de los logros de la administración actual es la recuperación de la confianza hacia el estado, así como se lo propuso la gobernadora al inicio de su mandato. Fue la ruta correcta porque sin ello no es posible atraer inversiones que generen empleo.

Pero como lo establece la propia gobernadora en su mensaje, la confianza se obtiene lentamente pero se puede perder en un momento.

La generación del número de empleos que hasta ahora va en el año, habla pues de que esa confianza se mantiene y a todos y todas las sonorenses nos conviene que así sea.

Por eso también es importante que se ataque pronto los altos índices de inseguridad que se registran en el estado; si bien es cierto no es de los más inseguros _otra vez_ con base en los números, los hechos que se han venido registrando, no nos dejan buena nota y ello puede mermar la tan anhelada confianza que se busca generar para quienes invierten en el estado y la tranquilidad de salir de o estar en casa, para quienes aquí vivimos.

La Gobernadora mantiene muy buena imágen. Para muestras su presencia el sábado en el estadio de beisbol donde la gente la recibió muy bien y ayer ninguna manifestación la esperó en el Congreso para lanzarle protestas.

Entra pues al último tercio de su mandato y es sin duda muy importante que continúe con los pies en la tierra y que el cierre de su administración la haga trascender.

Ella es la primera que debe entenderlo y practicarlo, pero también hacerlo sentir a todos y todas quienes forman parte de la administración estatal, desde el nivel más modesto hasta el más alto del organigrama.

Porque así como los altos mandos no deben aprovecharse de su cargo para obtener recursos más allá de su sueldo, tampoco los niveles medios deben practicar la clásica de mandar a sus subalternos a realizar trabajos personales o arreglos en sus casas, la casa de la suegra, etc; y tampoco los niveles básicos extraer por ejemplo la papelería para las tareas de los hijos…digo.

Volviendo al informe, ayer en su cuenta de twitter abordaron el tema los legisladores, Gildardo Real del PAN y Rogelio Díaz Brown; para el primero sobresale la inseguridad, falta de crecimiento económico y poca inversión en obra pública… para Díaz Brawn del PRI, la Gobernadora llega fuerte a su cuarto informe, demostrando capacidad y tenacidad…otras bancadas se manifestarán hoy.