Cuarto informe de Claudia Pavlovich sí será de trabajo

2019-10-07 | Sonora Hoy | Columna
6336435970_e82257563d_b

Nido de víboras

SSSSSSSS…. Es muy difícil que una entidad federativa o un país se recuperen en el cortísimo plazo de las adversas consecuencias de los malos gobiernos; se requiere de un equipo con un alto perfil y ante todo, de una dirección a la que no le tiemble la mano a la hora de tomar decisiones y que cumpla con las metas trazadas y los compromisos asumidos.

No abundaremos en los innumerables despropósitos del sexenio que antecedió al de Claudia Pavlovich; sólo diremos que desde el 13 de septiembre de 2015 a la fecha, en Sonora se ha trabajado durísimo para remontar un desplome en los principales rubros del quehacer gubernamental y no sólo eso, sino que se han logrado recuperar espacios que por décadas fueron insignia de los sonorenses y que se esfumaron en sólo seis años, de 2009 al 2015, lo que es una verdad histórica.

Esa recuperación y repunte de Sonora en la primera mitad de la gestión de Claudia Pavlovich sentó las bases para no sufrir el impacto del cambio de ruta en el Gobierno Federal con la llegada de López Obrador a la Presidencia de la República.

Uno de los efectos inmediatos de este nuevo estilo de gobernar fue el recorte de más de 2,600 millones de pesos, los cuales ya no llegaron a Sonora, quedando a medias importantísimos proyectos de obra pública en la entidad.

Pero la tendencia del actual Gobierno del Estado ha sido la de facilitar la inversión privada nacional o extranjera, con tan buenos resultados en estos cuatro años -y con las mejores expectativas para los que vienen-, que gracias a ello la entidad no se vio tan afectada como otras en este primer año de la Cuarta Transformación.

De hecho, Sonora se cuenta entre las entidades que más impulsaron la creación de nuevos empleos en lo que va de este primer año de López Obrador, gracias a las óptimas condiciones de confianza que existe entre los inversionistas por la paz y tranquilidad laboral que caracteriza al estado y sobre todo, porque la política de la actual administración estatal es la de ser facilitadores por excelencia, y así lograr las condiciones propicias para la apertura de nuevos y más ambiciosos proyectos empresariales.

El próximo año será muy difícil para México y Sonora no escapará a esas circunstancias, derivadas de un modelo de economía incompatible con el crecimiento y el desarrollo.

Pero el trabajo que durante cuatro años ha desarrollado Claudia Pavlovich al frente de un equipo capaz, integrado por cuadros muy probados en la administración pública, ha venido sentando las bases para que en el 2020 y aún en el 2021 sigan llegando a Sonora capitales de inversión que generen empleos, bienestar, oportunidades, crecimiento, desarrollo, progreso y orgullo der ser sonorense.

No en vano algunos de los anteriores conceptos los podemos apreciar en los promocionales del Cuarto Informe de Trabajo de la Gobernadora Claudia Pavlovich, que tendrá lugar el próximo domingo 14 de octubre, y en el que se desglosarán cuatro años de logros, los cuales pueden contar como suyos mujeres y hombres, jóvenes, familias y sectores productivos por igual.

Así es. Ya iremos dando a conocer la numeralia relativa a los indicadores en los que Claudia Pavlovich está construyendo su legado para las siguientes administraciones, y todo basado en el aspecto toral de las economías de todas las naciones, que es el trabajo; de ahí que con sobrada razón, el slogan del Cuarto Informe dela Mandataria será el de “Trabajo llama Trabajo”.

Porque la administración de Claudia Pavlovich ha sio de trabajo durísimo en generación de empleos, educación, salud, minería, turismo, procuración e impartición de justicia, derechos humanos, equidad de género, rescate carretero y otros, cuyas cifras daremos a conocer en las próximas entregas.

Por lo pronto, a nadie le queda duda de que de los informes que hemos tenido la oportunidad de escuchar en lo que va del año, el de Claudia Pavlovich será uno realmente de trabajo.

SSSSSSSS… El invitado de los “cancunes” de este miércoles 9 de octubre será el empresario y ex alcalde de Cajeme, Ricardo Bours Castelo, quien además está perfilado para alcanzar la candidatura al Gobierno del Estado por la vía independiente.

No es poca cosa enfrentarse al sistema electoral de nuestro país “por la libre”; pero Bours Castelo no es de los que dejan curar parados y desde antes de que hiciera públicos sus deseos de ser gobernador de Sonora, se ha dedicado a escuchar a la gente sus inquietudes.

Sin duda, es notoria la ventaja de Ricardo Bours sobre cualquiera de sus homólogos en esa carrera y de seguro la charla que sostenga con los discípulos del empresario Carlos “KalY” Rodríguez Pérez será muy aleccionadora y arrojará luz sobre lo que ocurre en estos momentos en la política sonorense.

SSSSSSSS… Pasó con más pena que gloria la semana que incluía la conmemoración del 51 aniversario de la Masacre de Tlatelolco, ocurrida el 2 de octubre de 1968.

Por alguna extraña razón, tanto la Presidencia de la República como el Gobierno de la Ciudad de México, hicieron esfuerzos por apropiarse de esta celebración, lo que no sólo NO se logró, sino que por encima de todo se dieron hechos de violencia contra el patrimonio privado y público con la total permisividad de las fuerzas del orden.

Sigue ahí el 2 de octubre como propiedad intelectual de los movimientos sociales y políticos que buscaban la democratización del país; resultó un fracaso quererlo convertir en emblema de un régimen que al contrario de lo que se buscaba hace 51 años, ahora quiere cerrar las ventanas y puertas de la democracia y la tolerancia de ideas.

Alguien apuntó por ahí que López Obrador en 1968 contaba con escasos 14 años de edad y que, contrario a lo que se podía pensar de un joven de aquella época, su ingreso a la actividad política años después fue al PRI, partido que cargó con la responsabilidad histórica de los sangrientos hechos de aquella tarde en Santiago Tlatelolco. En fin.