Mentes perversas generan clima de terror en redes sociales

2017-05-19 | Francisco Javier Ruíz Quirrin | Columna Primera Mano
6336435970_e82257563d_b

RUIZ QUIRRÍN… COLUMNA…

*Mentes perversas generan clima de terror en redes sociales

*Buscan crecimiento electoral, apostándole a la inseguridad

*Reforma electoral, positiva, pero no podrán controlar redes

AQUÍ Y EN China el primer elemento para construir un camino de soluciones es el reconocimiento del problema.

Si una autoridad se niega a hacerlo, lo que está logrando es retrasar la posible solución. Enseguida viene la toma de decisiones, que no es otra cosa que la voluntad manifiesta del deseo por lograr que el problema encuentre una salida.

En Sonora y particularmente, en Hermosillo, existe un problema de inseguridad. Como existe en todo el país, pero los hermosillenses no hemos salido de nuestro asombro ante la presencia constante de una delincuencia que se ha apoderado no de todas las calles de la ciudad, pero sí de muchos espacios mediáticos que aumentan exponencialmente este escenario.

No podemos, pero ni por asomo, asegurar que la delincuencia ha rebasado a la autoridad. Si al escenario de alarma por tanto robo y asalto le añadimos los resultados del trabajo de mentes que buscan crear un estado de terror y caos generalizado, nos convertimos en rehenes o víctimas de una estrategia para señalar a los “malos de la película”, con tintes políticos, en evidente objetivo de desprestigio de imágenes personales.

Por ejemplo, es más que evidente darnos cuenta que la campaña de ponderación de este estado de cosas, tiene un objetivo muy preciso contra una sola persona, que lleva por nombre Manuel Ignacio “Maloro” Acosta y que firma como presidente municipal de Hermosillo.

Independientemente de la responsabilidad que el alcalde de la capital del Estado tiene en lo referente a la prevención de los delitos y que eso lo lleva consigo las 24 horas del día, deberíamos también analizar la competencia estatal y su obligación constitucional de investigar los delitos, de consignar a los presuntos responsables y de buscar que en el juicio que se les entable, se les condene a pagar por sus acciones ilegales.

El Ayuntamiento de Hermosillo cuenta con 1,150 policías desde hace 20 años, para vigilar a una población que ya llega al millón de habitantes. Pero a pesar de esta limitante, el alcalde Acosta fue el primero en el Estado en quejarse de la aplicación novedosa del nuevo Sistema de Justicia Penal, al darse cuenta de que el ministerio público estaba dejando libres a los ladrones y asaltantes, perdonándoles la prisión preventiva porque sus delitos no estaban considerados como graves.

Este vacío de la Ley ha generado una peculiar cultura delictiva. Si antes sucedía, en nuestros tiempos con mayor razón: El delincuente sabe perfectamente que no será llevado a juicio porque, además, puede firmar para reparar el daño y continuar en la calle haciendo lo mismo.

Pero además, las instancias de gobierno encargadas de investigar y de tomar decisiones para imponer el orden, han actuado y no lo han hecho mal.

El secretario de seguridad estatal, Adolfo García Morales, ha informado en su momento de la localización y detención de asaltantes gracias a un sistema más eficaz de cámaras de vigilancia, como no lo había antes. Esto ayuda a inhibir el delito. Es una respuesta en el mar de impunidad en que está envuelta la cultura del robo y el asalto.

Cuando grupos políticos controlados por el Partido Acción Nacional pararon el tráfico vehicular en la carretera Hermosillo-Bahía de Kino, luego de siete horas de diálogo agotado, se actuó para reinstalar el orden. Si eso no hubiera pasado, la opinión pública sonorense se hubiera volcado contra la falta de determinación de las autoridades para reimponer dicho orden y además, el precedente habría motivado a la toma de otros tramos carreteros.

Hace ocho días, en el populoso barrio El Coloso, la Policía Estatal acudió al lugar para dar seguimiento a una investigación y se encontró con las balas salidas del arma de la delincuencia, que al ser respondidas, terminó con la vida de un presunto asaltante.

Lo increíble en las siguientes horas, es que en algunos espacios radiofónicos se escucharon voces –algunas de esas voces que hace tres años callaron ante los excesos y abusos del gobierno en turno-, hablando de los derechos humanos de los criminales. Casi exigiendo a la autoridad proteger en sus derechos humanos a los delincuentes, olvidando totalmente los sufrimientos y derechos humanos de las víctimas de esa delincuencia.

Esto me hizo recordar a los soldados del ejército mexicano que han caído masacrados por el crimen. Ahí “no pasa nada”, pero cuando los soldados abaten a un delincuente, salen esas mismas voces a defender “los derechos humanos” de los criminales. Quizá al general secretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos, le ha faltado decir que se está en un estado de guerra, donde hay bajas por ambos lados.

Y luego, no tardó en salir el PAN y sus dirigentes, “ofreciendo” ayuda para combatir el crimen “ante el fracaso del presidente municipal, Maloro Acosta”. Se recordó entonces una de las primeras declaraciones de David Galván al asumir la dirigencia panista en Sonora: “En el PAN buscaremos retomar la confianza de los ciudadanos, pero no necesariamente apostándole a que le vaya mal a la autoridad”. Falso.

Total, la responsabilidad para el control de la inseguridad pública no recae en una sola persona o en una sola instancia de gobierno. En los hechos, tan responsable es el Maloro, como las instancias del gobierno estatal, como los actores políticos, como los ciudadanos en general, que muchas veces abrazan una doble moral. Por ejemplo, ¿No son las casas de empeño y los deshuesaderos de carros los más beneficiados con el robo?

Al final de cuentas, creo que todos debemos asumir la parte de responsabilidad que nos toca. Desde luego, la responsabilidad mayor es del gobierno en sus diversas instancias, pero si aprendemos los ciudadanos a rechazar la tendencia a politizar el problema tan solo por sacarle raja electoral, mucho habremos avanzado.

Nadie podrá contra las incontrolables redes sociales

LOS SEÑORES diputados integrantes del Congreso del Estado debaten y en la búsqueda de más acuerdos que diferencias, pudieran aprobar la iniciativa enviada por la Gobernadora del Estado para reformar la Ley Estatal Electoral.

No estaría nada mal. En realidad la iniciativa contempla aspectos que desde hace mucho tiempo forman parte de una exigencia ciudadana.

Campañas menos costosas, que sean más cortas, que se blinden contra las llamadas “campañas negras”, pero sobre todo que se evite la violencia. Y particularmente la violencia de género.

Sin embargo, no podemos ser tan ingenuos y pensar que en efecto, los partidos políticos se ajustarán a lo que la Ley establece de manera muy seria y estricta en sus letras. El esfuerzo es loable, de acuerdo, pero los hechos demuestran contundentemente que hay mentes que se dedican a buscar las formas de violar esas leyes.

¿Acaso se han respetado los topes de campaña previamente reglamentados? Desde luego que no. Cada campaña y cada tres años se gastan más millones de pesos muy por encima de lo dispuesto en las leyes electorales.

Pero ahora, como nunca antes, hay un aspecto que no está controlado por las leyes y que desde el punto de vista de la comunicación, está rigiendo a la opinión pública. Son las redes sociales. Facebook, Instagram. YouTube, Twitter, entre otras, que están dominando el espacio y las penetraciones a las mentes de miles y millones de ciudadanos y que en base a lo que se mira y se distribuye, está tomando decisiones.

Las “campañas negras” tienen su espacio más asegurado en las redes sociales. Si las leyes electorales ponen topes en pesos y centavos, las redes sociales podrían recaudar más de lo previsto. Si las leyes ordenan el tiempo de duración de una campaña, las redes sociales hacen su labor aún fuera de esos ordenamientos.

¿Quién detiene o quién controla a estas redes sociales? ¿La Ley? Por supuesto que no. Y si los señores legisladores desean entrarle a este aspecto del control o imposición del orden en esa materia, habría qué esperar a iniciativas que primero pasen en la Cámara de los Diputados y los Senadores en la ciudad de México, para que después desciendan a las entidades federativas.

Por eso, no podemos pecar de ingenuos. Es positiva la intención de retomar las voces ciudadanas y aplicarlas formalmente en la Ley como lo está haciendo la Gobernadora Claudia Pavlovich y seguramente serán apoyadas por la mayoría de los legisladores locales. Sin embargo, nadie puede controlar la perversidad de algunas mentes que se dedican a utilizar todos los instrumentos de comunicación posibles, para denostar políticamente a sus enemigos.

Hay control en el manejo de los dineros en Hermosillo

SIN DEJAR de mencionar a Maloro Acosta, tanto él como el tesorero municipal, Tadeo Iruretagoyena, recibieron con agrado una buena noticia que les envió el gobierno federal y que, desde luego, les motiva: Con un avance el 52.7 por ciento en la implantación y operación del Presupuesto Basado en Resultados y del Sistema de Evaluación del Desempeño 2017, el Ayuntamiento de Hermosillo se ubica en el Octavo lugar a nivel nacional de municipios evaluados…De acuerdo al diagnóstico de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el gobierno que preside Manuel Ignacio Acosta fue el que presentó mayor avance del noroeste del país…La capital del Estado se ubicó arriba de Tijuana, Culiacán y La Paz y tiene mayor avance que Ecatepec, Monterrey, León, Veracruz, entre otros... Los indicadores integran un sistema dinámico y abierto que se traduce concretamente en crecimiento en el bienestar y calidad de vida de la población objetivo; Impulso efectivo e incentivos adecuados a la actividad económica y el empleo con sustentabilidad ambiental; Aumento en la cobertura y calidad de la infraestructura pública; mayor cobertura y mejor calidad de los servicios públicos… Además, incremento en la productividad de los bienes públicos que se entregan a la sociedad; disminución del costo de operación y del gasto en actividades administrativas y de apoyo, así como claridad sobre lo que la población recibe por la aplicación de sus impuestos y de los recursos públicos… De acuerdo al diagnóstico de 2017, Hermosillo sobresalió en las categorías de evaluación y transparencia, porque demostró que el incumplimiento de las metas detectado en evaluaciones, conlleva acciones correctivas en la planificación, el presupuesto o los programas y demostró presentar los informes de avance financiero de manera trimestral en formato de datos abiertos disponibles en portal de transparencia… Para la evaluación del presente año se incorporaron nuevos criterios: Se adicionaron 5 preguntas relacionadas con la implementación de la Ley de Disciplina Financiera, 5 preguntas relacionadas con indicadores a las categorías de planeación y seguimiento y se eliminó la ponderación de 0.5 en respuesta positiva, pero sin evidencia suficiente… Ahora solo es 1 punto cuando es positiva y con evidencia suficiente y 0 puntos al resto… En el año 2016, el Gobierno Municipal ocupó la novena posición, pero si se compara 2016 (con criterios 2017) y 2017, Hermosillo registró un avance significativo, al pasar del lugar número 18, al octavo… Bueno, al parecer también hay buenas noticias en el aspecto de la administración… Enhorabuena.

Visitas son aprovechadas para reapariciones

LA VISITA a Hermosillo este jueves por la tarde del exgobernador de Puebla y aspirante del PAN a la candidatura presidencial, Rafael Moreno Valle, movió el tapete a la dirigencia estatal panista encabezada desde México por Damián Zepeda Vidales y operada localmente por David Secundino Galván… Es que ellos trabajan a favor de Ricardo Anaya… Además, reapareció en escena el exalcalde hermosillense Alejandro López Caballero, cerca de Moreno Valle y eso tampoco gustó, sobre todo a Damián quien siente un odio enfermizo contra ALC, de quien ha jurado vengarse en cuanto le sea posible.

QUIEN DEMOSTRÓ que continúa haciendo su labor es el representante de Andrés Manuel López Obrador en Sonora, Alfonso Durazo Montaño, a quien se le vio en amena conversación con el empresario Servando Carvajal, disfrutando de desayuno en mitad de semana… Lo bueno es que Servando no se deja” curar parado” y ahí se dio un ejercicio de escuchar con la cortesía de una amabilidad que no hace daño a nadie.