6336435970_e82257563d_b

La charla en un desayuno entre Ricardo Bours y Toño Astiazarán: las coincidencias entre los dos

2019-06-22 | Mario Rivas Hernández | Sección:

Rumbos/Mario Rivas Hernández

SOBRE LA MESA DE TRABAJO, en cabina, resaltaba, toda en blanco, la primera página de TRIBUNA DEL YAQUI.

Innovador el concepto, opinaron algunos. Muy creativos, dijeron otros.

Pero todos coincidieron en que era una forma muy eficaz de llamar la atención, que era el objetivo de la dirección del periódico.

El reportaje, en páginas interiores, magnífico. Pulcro, muy completo. Con opiniones de ciudadanos de diversas actividades. Incluso, de la Gobernadora CLAUDIA PAVLOVICH, que, luego de lamentar mucho los trágicos acontecimientos en Sonora, anunció que estaría reuniéndose con otros gobernadores y con ALFONSO DURAZO MONTAÑO, ayer en Chihuahua.

Los alcaldes, SERGIO PABLO MARISCAL, de Cajeme, SARA VALLE, de Guaymas, y MARIA DEL ROSARIO QUINTERO, de Navojoa, más o menos.

De Mariscal, de quien he dicho que personalmente me parece un ser humano afable, gentil en muchos sentidos, no puedo, sin embargo, soslayar que tiene inclinación por declaraciones infortunadas, por decir lo menos.

Él dijo que “Los indicadores están bajando, eso es notorio, sin embargo, el indicador fuerte que es el homicidio dolosos tiene esta coyuntura, pero esta fuera del contexto del impacto a la ciudadanía”.

¿Queeeé?

Digo, no entendí maldita la cosa.

O tal vez sí. A lo mejor lo que el alcalde quiso decir es que aunque han bajado los niveles de otros delitos, en materia de homicidios por ejecuciones del crimen organizado, esto no corresponde a la esfera de la policía municipal sino al ámbito federal.

O sea, que la municipal es preventiva.

Esto es cierto.

De hecho, mi amiga y compañera MARY VERDUGO ROSS, reconoció que ella vive un contrasentido porque, habiendo tanta violencia, ella se siente segura en su ciudad.

Es decir, en Obregón.

“A lo mejor es porque no me ha tocado ser parte de eso que llaman daño colateral”, aventuró.

Como sea, el alcalde Mariscal bien haría en hacer un ejercicio de autocrítica. Sería saludable pues a fin de cuentas nunca esté demás un poco de humildad.

Cuando vi la plana en blanco de TRIBUNA sobre la mesa de trabajo en cabina, en cuyo noticiario Contacto Ciudadano llevo 11 años participando martes y viernes de cada semana, supe que Mary y GILBERTO LÓPEZ, habían abordado el tema de la violencia.

Yo hice referencia al estupendo reportaje realizado por la reportera de casa, ALEJANDRA ÁVALOS.

Muy bien logrado, sin duda.

Confieso que no me pude aguantar las ganas de agregar algo a lo que ya se había dicho.

Saciada esta obsesión de mi parte, Mary sugirió que habláramos de “cosas más amables”.

Me hizo ruido sobre el video que se ha hecho viral en el que se ve al expresidente ENRIQUE PEÑA NIETO, bailando con una dama mientras su novia les tomaba fotos. Era una fiesta familiar y era visible que Peña se había tomado algunas copas.

Nada como para espantarse. “Tiene derecho de tomarse sus tragos y de bailar con quién él quiera, es su vida privada”, afirmó Mary.

Una cosa llevó a la otra. Nos remitimos a la historia política y fuimos a dar a un suceso registrado en la Ciudad de México a principios del siglo XX. Don PORFIRIO DÍAZ era presidente todavía.

Fue algo que abochornó fuertemente al dictador: su yerno IGNACIO (Nachito) DE LA TORRE, fue descubierto en el interior de un clóset en una orgia de homosexuales.

Todos vestidos de mujer.

La prensa solo mencionó a cuarenta cuando en realidad eran 41. Obviamente, el 41 era Nachito de la Torre, casado con una hija de don Porfirio.

Narré la anécdota, documentada y publicada en un libro, y, casi al final del programa, un radioescucha del centro de Ciudad Obregón, llamó a la radio para agregar un dato: me había faltado decir que Nachito se escondió en un clóset y a eso se debe que cuando un homosexual decide dar a conocer sus inclinaciones sexuales, se dice coloquialmente que “salió del clóset”.

Mary solo agregó: “no cabe duda que todos los días aprende algo una”.

Pues sí. El radioescucha se llama ALBERTO DOMÍNGUEZ y desde luego se le agradece la aportación del dato.

Yo llegué de buen ánimo al programa. Había sostenido una cálida conversación telefónica con ANTONIO ASTIAZATÁN GUTIÉRREZ.

Naturalmente, hablamos de su encuentro con RICARDO BOURS CASTELO, su amigo, y, según sus palabras, con quien tiene muchas coincidencias.

Le dije que la foto donde aparecen desayunando en el restaurant Casa Grande de Hermosillo, con RICARDO BOUS CASTELO, generó muchos comentarios en redes sociales y en los cochupos cafeseros.

“Hay hambre de grilla política y ustedes dos están en la charla de cuates con mucha frecuencia. Y también Ernesto Gándara”, le dije.

Toño me explicó que las coincidencias son buenas porque permiten tener una idea más clara del contexto política que le rodea. “No se trata de acuerdos, porque no es el tiempo y no sabemos que nos depare el destino”.

Pero es muy positivo saber que tenemos esas coincidencias, como las tenemos con el Borrego Gándara”, añadió.

Al buen entendedor…

Lo cierto es que la foto desayunando Ricardo y Toño, causó un pequeño estremecimiento entre los priistas que ven en ellos, aunque los dos hayan renunciado al PRI, a sus naturales liderazgos. Y como dijo un jefe de seccional: “Anden donde anden”.

Excelente charla, pues, con Toño Astiazarán, ayer en la mañana.

A fin de cuentas, caro amigo, este viernes no fue nada mal en mi participación en radio.

DOÑA CUQUITA AMADO DE ARAIZA, tuvo la gentileza de llamarme para preguntar por un libro que publicó hace varios años el historiador IGNACIO LAGARDA LAGARDA, cuyo título, de por sí, resulta muy evocador porque describe una flor que florece bellamente en la región serrana de Álamos: amapas.

Le dije que lo buscaría entre mis libros. Sé que lo tengo porque lo leí hace tiempo. Doña Cuquita me platicó que en sus páginas se menciona a un familiar suyo.

Le prometí que se lo haría llegar con mucho gusto.

Y DORITA CHAN, valiente activista del PRI, me dijo de un comentario en mi columna, hará cosa de treinta días.

También a ello, con gran gusto, le buscaré ese ejemplar de TRIBUNA y se lo haré llegar, faltaba más.

Y como ya dije, el señor ALBERTO DOMÍNGUEZ, de la zona centro de Obregón, que llamó para agregar el dato del clóset.

Buen viernes.

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com