Hermosillo es de Toño

2021-07-19 | Rafael Cano Franco | Columna El Juglar de la Red
6336435970_e82257563d_b

El Juglar de la Red

Por Rafael Cano Franco

Se confirmó en tribunales lo que era conocido por todos: Antonio Astiazarán Gutiérrez, ganó la elección por la presidencia municipal de Hermosillo y con ello es ya el alcalde electo, lo cual debe ser el factor para iniciar el proceso de entrega-recepción que estaba pendiente.

Hay que ser muy claros, el triunfo democrático de Toño Astiazarán, no fue contundente, la diferencia de 4 mil votos indica una elección muy reñida con Celida López como su principal opositora y un David Figueroa que supo sacar votos de las piedras y lo ubico en la tercera posición.

En alguna ocasión, la alcaldesa Celida López Cárdenas nos dijo –refiriéndose a la competencia interna que tenía en otros aspirantes de Morena por la alcaldía—que ella contaba con una fuerza electoral lista y preparada para reinstalarla en la alcaldía Capítalina y quien quisiera competirle debería entender que cualquier elección se gana con votos.

Bueno, a ella le ganaron con votos, pocos pero suficientes para negarle seguir al frente de los destinos de Hermosillo.

Todo fue que el Tribunal Estatal Electoral determinara que su denuncia era improcedente para que las reacciones se sucedieran una tras otras: Toño Astiazarán agradeciendo el resultado: Celida López reconociéndolo y Alfonso Durazo felicitando al alcalde electo.

Así, con tres tuitazos se puso fin al trienio de López Cárdenas frente al gobierno municipal y se abrió la era para que Toño Astiazarán puede iniciar la trasformación que propuso.

Si nos vamos al número de votos obtenidos el gobierno de Celida López tuvo un reconocimiento importante de los hermosillenses, más de cien mil consideraron que debía seguir al frente del Ayuntamiento; pero es evidente que en su caso la polarización también le pasó factura, porque al final de cuentas su estilo y maneras no agradaron a la mayoría que acudió a votar.

Celida López siguió a pie juntillas “el librito de la 4T” al momento de gobernar: no dejó de culpar al pasado de los problemas del presente; canceló proyectos importantes, como el del alumbrado público, que son caros pero suspenderlos salió mucho más caro; quiso montarse en la ola de la popularidad con base en videos jocosos, que no cayeron bien.

Pero el error político más grande que cometió fue adjudicarse que en el cierre de campaña de los candidatos de Morena, incluyendo el de Alfonso Durazo, fue todo producto de su capacidad de movilización.

Ignoro si tiene un cargo esperándola en el gabinete de Alfonso Durazo, es muy probable que sí; sin embargo ya no será la protagonista de esa historia, estará acotada por algún mando por encima de ella y siempre sujeta a jugar bajo las reglas que imponga el Gobernador Electo.

Para Toño Astiazarán, viene ahora la parte difícil: demostrar que puede hacer un gobierno digno para los hermosillenses.

Le llega la oportunidad de sacudirse a todos esos que ahora lo presionan y le exigen, para que sean sus decisiones y no las de otros las que determinen el rumbo y no llegue maniatado a una posición que reclama decisiones inmediatas y acciones muy concretas.

Toño Astiazarán estará prácticamente solo; sin un equipo legislativo que a la hora de los presupuestos le pueda echar la mano; sin un gobernador de su partido o afín que le tienda la mano cuando se atore la carreta y en un escenario totalmente adverso para sobresalir.

A pesar de ese panorama tan desalentador la exigencia para él es la misma que se hace siempre a cualquier gobernante: orden en las finanzas, trasparencia en las acciones y decisiones, honestidad en su desempeño, respeto a la legalidad, cumplimiento de sus propuestas y trasformación positiva.

Nada más, pero nada menos.

Viene el momento de enfrentar problemas con un presupuesto reducido; atender los pagos de la deuda y los compromisos de cancelar ciertas obras y concesiones; atender el grave problema de baches y vialidades; acordar la estrategia de seguridad pública con el gobernador electo; tomar acciones para resolver el problema del agua y garantizar servicios públicos básicos con eficiencia y calidad.

Pero lo más importante es que debe gobernar con los hermosillenses y para los hermosillenses, entender que la alcaldía no es un trampolín político, por ello se debe concentrar en mantener un contacto permanente con los ciudadanos, ellos lo pusieron y son quienes lo pueden quitar.

Quién sabe, a veces tener todo en contra no es tan malo y jugar como la parte más débil puede ser un factor de crecimiento político.

Tips cortitos pa´no enfadar:

1.- El gobernador electo anunció para Guaymas una inversión privada de mil 800 millones de dólares (36 mil millones de pesos), dinero que proviene de capital de Singapur; es una muy buena noticia y si se concreta que en cinco años esa inversión se aplique, lo que se verá será un cambio total en la fisonomía del Puerto, pero también un impulso para la economía de Sonora.

Como Gobernador Electo, Durazo Montaño ya tiene dos grandes proyectos con los cuales trabajar: la granja solar en Puerto Peñasco y el proyecto integral para Guaymas; entre ambos suman 3 mil 700 millones de pesos de inversión; una cifra impresionante que puede darle a Sonora un impulso a nivel nacional.

2.- Pues por más llamados que hace el gobernador electo, Alfonso Durazo para que algunos de los suyos –o que presumen cercanía con él—se mesuren y sean prudentes, al parecer no le hacen caso y se promueven como directores de esto o aquello, incluso piden que vayan desalojando oficinas para que las ocupen sus familiares.

Es el caso de algunos inmaduros que dicen van a ser directores de Radio Sonora y también han llamado a las oficinas del Congreso del Estado pidiendo al titular de Comunicación Social, Alberto Nevárez –por cierto, uno de los mejores funcionarios en todos los sentidos—les dejen el espacio para que lo ocupe su pareja sentimental.

Puede que sean solamente ganas de sorprender incautos, puede que sea verdad y esté muy bien posicionado ante el futuro gobernador, pero ni son las formas ni está acorde al mensaje que el propio Alfonso Durazo ha mandado de manera reiterada.

3.- Puede que sea un sueño guajiro pero todavía estamos en espera de que en el PRI realicen un profundo análisis respecto al resultado electoral pasado. No es poca cosa pasar al tercer lugar –algunos dicen que al cuarto—en las preferencias electorales y ser un partido que queda a la deriva.

Cuando se perdió Alfonso Elías Serrano perdió la elección del 2009, el entonces gobernador Eduardo Bours convocó a un profundo análisis de las causas de la derrota; no le fue nada bien y hasta hubo comentarios muy desagradables a su gobierno y persona, pero aguantó y dio paso a una recomposición.

Bueno, ahora les hace falta esa misma capacidad de autocrítica, porque de lo contrario pensarán que les fue muy bien con haber ganado cuatro diputaciones y sentirán que pueden volver por sus fueros en el futuro.

El PRI está grave y no se ve que le quieran dar terapia.

Otros Juglares:

--“Sólo por esa razón se debería de juzgar a los Presidentes del periodo neoliberal por privatizar la educación, por rechazar a los estudiantes de Medicina. Actualmente en México no se tiene el número de médicos ni de especialistas requeridos”.

Lo dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador para exponer uno de los puntos por los cuales se debe llevar a juicio a los ex Presidentes de México.

Gracias por su atención, hasta el martes si Dios quiere. ¡¡Salud!!

Nos puede seguir en Twitter en @CanoFrancoR También puede conocer nuestra opinión periodística en Facebook en Rafael Cano Franco “El Juglar de la Red”.