Si no hay dinero, ¿adónde fue a parar lana subejercida de presupuesto 2019?

2019-11-19 | Sonora Hoy | Columna
6336435970_e82257563d_b

Nido de víboras

SSSSSSSS… No obstante que el próximo año se verán reducidas las participaciones federales para Sonora, los sectores más vulnerables de nuestro estado podrán estar seguros de que la Gobernadora Claudia Pavlovich no le bajará ni siquiera una rayita a su incansable tarea de llevar beneficios a más familias ya sea con acciones de vivienda, de salud, de generación de autoempleos, becas para estudiantes de todos los niveles educativos, principalmente.

La Mandataria ha dado muestra suficientes en sus cuatro años al frente de Sonora, primero con Peña Nieto y ahora con López Obrador, que no es de los gobernantes que se quedan cruzados de brazos, sin chistar, ante las determinaciones del Gobierno Federal de afectar los programas sociales locales en sus presupuestos. Al contrario, le ha sabido sacar provecho a las coyunturas supuestamente adversas.

Así, no solo a través de acciones de su gobierno les ha respondido a los pobres, sino que ha sabido coordinarse de manera puntual con los programas federales, al grado de que Sonora es una de las pocas entidades en las que las metas de la Sedesol se han cumplido con creces en estos cuatro años.

Y si acaso hubiera algún retraso en el cumplimiento de algún programa en los últimos 12 meses, ello es consecuencia de la inevitable curva de aprendizaje de quienes llegaron a responsabilidades clave en el Gobierno Federal y también a que aún no terminan de afinar bien a bien las estrategias de apoyo a los pobres que tanto han publicitado los de la Cuarta Transformación.

Pero será cuestión de esperar otro año, a ver si ahora sí alcanzan los de la 4T sus objetivos en lo que concierne a los Programas del Bienestar, que nadie sabe por dónde los andan aplicando, cuando menos en Sonora.

La base de todo ese andamiaje de apoyo social tendrá sustento únicamente, como todos sabemos, en que se cumplan las variables contenidas en el documento conocido como Criterios Generales de Política Económica 2020 que elaboró el Gobierno Federal, una de las cuales es el pronóstico de que México alcanzará un crecimiento de su Producto Interno Bruto (PIB) del 2.0 por ciento anual y la otra, que nuestro país logrará a partir del 1 de enero, una producción de 1.950 millones de barriles de petróleo diariamente.

Ambas metas se antojan difíciles según los especialistas, considerando el comportamiento de la economía este 2019, que a la fecha es de 0.0 por ciento y porque la capacidad instalada de extracción de PEMEX se encuentra en gran parte en desuso desde hace varios años, y a la cual por cierto no se le ha aplicado ni un cinco, pues los recursos se están distrayendo hacia la construcción de la refinería de Dos Bocas, Tabasco, proyecto que se terminará –si van bien las finanzas del país- en cuatro o seis años, junto con el Aeropuerto de Santa Lucía, el Tren Maya y los Programas del Bienestar.

Pero, volviendo para cerrar, en aras de que los sectores más vulnerables de la entidad sufran lo menos posible ante las nuevas reglas de operación de los programas sociales federales, en los que no solo se avizora, sino que hemos visto ya existe un soberano despapaye, ojalá que los diputados locales apoyen la propuesta del Gobierno del Estado de contratar un préstamo para apuntalar aquellas acciones que necesariamente serán afectadas por los recortes presupuestales previstos para Sonora.

Porque desear o pedir que nuestros representantes en San Lázaro no permitan que se mutilen los recursos previstos para Sonora en lo que se refiere a participaciones federales que ascienden a los 1,200 millones de pesos para el siguiente año, pues simple y sencillamente a los que menos tienen les va a ir de la fregada.

Por lo pronto y hasta que empiece a caer dinerito para continuar apoyando a los que menos tienen, la Gober sigue a mil por hora, ganándole tiempo al tiempo, entregando entre otras muchas acciones, viviendas dignas a familias que jamás tendrán acceso a créditos de la Banca, eñ Infonavit o del Issste, pues su ocupación es informal y por lo mismo, no están cubiertos por esos beneficios.

Ayer, por ejemplo, en lugar de presidir el desfile conmemorativo del 109 aniversario del inicio de la Revolución Mexicana, la Mandataria entregó en San Pedro El Saucito, viviendas a una parte de los 198 beneficiados del área urbana y Zona Rural Oriente de Hermosillo, donde se han entregado casas, dentro del programa “Vivienda para Todos” que impulsa su gobierno, como lo han logrado ya del 2016 a la fecha 792 familias, las cuales se acercaron a la Comisión de Vivienda del Estado de Sonora (Coves) para acceder a este beneficio.

Es precisamente esta manera de apoyar a la gente que lo necesita, lo que Claudia Pavlovich no dejará de hacer, vengan como vengan los programas sociales de la 4 T, los cuales hasta la fecha, sólo se sabe que funcionan mediante la entrega directa de dinero en las manos de los beneficiarios, lo cual es un verdadero enigma saber si ese apoyo se destinará al beneficio de las familias o de un solo individuo. Vaya dilema.

En fin, como sea, bastante chamba le espera a Claudia Pavlovich en su quinto año de gobierno en el cual ya está inmersa –y sin agarrar aire- desde el 14 de septiembre pasado.

SSSSSSSS… Si Usted es de los que está enterado de lo que ocurre en los niveles policiacos, lo felicito, pues a dos semanas exactamente de haberse escrito una de las dos tragedias más dolorosas, que más rabia y estupor han causado en la población, sigue sin haber algo en concreto. Mejor dicho, nada.

Nos referimos al asesinato vil, despiadado y digno de haberlo cometido bestias, no individuos, de tres mujeres y seis niños en el municipio de Bavispe. NO HAY INDICIOS DE LOS ASESINOS; que es falso lo que se haya dicho, aseguran muchas voces.

La otra tragedia a la que nos referimos es el incendio de la Guardería ABC ocurrida el 5 de junio del 2009 en el que murieron 49 infantes y quedaron con secuelas cerca de un centenar de menores.

Seguro que habrá alguien que diga en descargo de quienes investigan los crímenes de Bavispe, que es poco tiempo para dar con los responsables de este horrendo acto de salvajismo y barbarie.

Lo más curioso del caso es que ni el Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana federal, Alfonso Durazo, oriundo de ese lugar; y mucho menos una llamada de atención, un exhorto, un jaloncito de orejas del Presidente López, aunque sea para taparle el ojo al macho. Ni siquiera se ven preocupados o acongojados por este crimen.

¿Pues qué queríamos, verdad? Si a López le pasó de noche la muerte de más d 150 seres humanos en Tlahuelilpan, Hidalgo, ¿qué tanto le puede afectar nueve vidas inocentes más? Vaya, ya ni siquiera le “mueven” los 43 de Ayotzinapa al “Preciso”.

Es claro que lo de Bavispe les importa un pito a ambos; cuando menos eso es lo que parece, y como bien dicen: Lo que parece, es.

SSSSSSSS… Según los reportes mensuales de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, que compiló y denunció el Partido Acción Nacional, existe un criminal subejercicio por 151 mil millones de pesos por parte del gobierno de López Obrador, el cual castiga severamente áreas prioritarias de la administración pública y que mantiene semi-paralizadas las actividades productivas, además de que el propio mandatario federal anunció ayer que seguirán los recortes de la burocracia

Estos más de 151 mil millones de pesos no se han ejercido en el sector público e instituciones gubernamentales, incluidos programas estrellas del propio López Obrador, que presentan subejercicios que van del 24 al 84 por ciento, entre ellos el de “Jóvenes Construyendo el Futuro”, programa de apoyo a jóvenes que no estudian ni trabajan –ni quieren- para que se inscriban como aprendices y adquieran experiencia.

Para darnos un ligero quemón de cuáles son las áreas más afectadas, ahí le va una pequeña muestra del subejercicio.

En la SEP, son 24,734mdp; en Fomento Ganadero, el 75%; en Crédito Ganadero a la Palabra, 36%; en Fertilizantes el 50%; en Infraestructura para la Modernización y Rehabilitación de Riego y Temporal Tecnificado, 24%; para el programa Sembrando Vida, 63%; 15 mil millones es el subejercicio en la STyPS; 14 mil millones en el programa Jóvenes Construyendo el Futuro; 10,868 millones en la Segob; 8,892 millones en la Sedena; 8,070 millones. Subejercicio en el Poder Judicial; además de los renglones de Promoción de México como Destino Turístico, con un 48%.

Y por increíble que parezca, en Programas de Apoyo a la Educación Indígena existe un subejercicio del 74% y en el Programa de Infraestructura Indígena un 34% de lo presupuestado para este año: Esto revela a López Obrador como un mentiroso cuando dice que a él le importan los Pueblos Originarios por encima de todos los otros sectores de la población.

Las preguntas no solo giran alrededor de las razones que llevó a los genios de la 4T a acumular este pavoroso subejercicio, sino a preguntarles en dónde se metieron todo ese dineral, pues su respuesta para cualesquier exigencia o petición de gobiernos estatales y municipales es que NO HAY LANA.