En riesgo calidad de educación superior

2019-09-23 | Francisco Rodríguez | Columna
6336435970_e82257563d_b

Kiosco Mayor

De Francisco Rodríguez

*Requiere aumentar cobertura, pero también calidad

*Para ello es necesario más presupuesto, no reducirlo

*Legislativo, el verdadero responsable de los recursos

La educación superior no solo necesita aumentar la cobertura sino también mejorar la calidad y hacer más pertinente su oferta ante las demandas de la industria a una nueva era donde los estudiantes no solo enfrentarán una nación con carreras novedosas, sino que deberán superar el reto de insertarse eficientemente en empresas que requieren habilidades cada vez más innovadoras.

En los años 50, apenas asistían 30 mil estudiantes a la educación superior y hoy son más de 4 millones 200 mil. Pese a este crecimiento, la cobertura todavía es baja si la comparamos con la de países desarrollados e incluso si la comparamos con naciones de desarrollo similar.

En México la cobertura está cercana al 40 por ciento. Es muy significativo si consideramos que apenas hace 17 años (2002) el nivel de cobertura era del 25 por ciento.

Argentina tiene niveles de cobertura del orden de 80 por ciento; Chile anda cerca de 65 por ciento y otros países similares están por encima del nivel de cobertura mexicano. Esto sugiere la necesidad de seguir haciendo un esfuerzo

significativo de ampliación de las oportunidades, acompañado de pertinencia y calidad.

De nada sirve ampliar los niveles de cobertura si no se hace con calidad, porque de otra manera difícilmente los egresados gozarán de los beneficios que significa haber pasado por este nivel educativo.

Cabe señalar que partir del año 2000 se implementaron una serie de políticas para el financiamiento de la educación superior, lo cual les daba rumbo y dirección a las Instituciones, eso evolucionó bien los primeros años, pero en el interior de ellas (las Instituciones) siguieron los mismos viejos problemas de simulación.

En las 34 universidades públicas estatales el esfuerzo ha sido, entre otros, de fortalecer la profesionalización docente, pero aquí resalta un gran problema, que es que la planta académica de la Instituciones está envejeciendo y eso es un problema que afecta a las nuevas generaciones, ya que no se está realizando el recambio de docentes en las instituciones.

Las universidades deben estar en continua evolución, dinámicas y muy vinculadas con la sociedad teniendo en su centro de atención a los jóvenes ya que ellos son su razón de ser. Es muy clara su misión: hacer buenos profesionistas y hacer muy buenos ciudadanos. De ahí que tengan la capacidad de darles habilidades genéricas, además de competencias profesionales.

La educación superior no solo necesita aumentar la cobertura, sino hacer más significativa la calidad, hacer más oportuna la oferta educativa, y responder a las demandas de carreras asociadas al cambio tecnológico.

Por otra parte, la política educativa ha colocado en la agenda prioritaria los asuntos de equidad e inclusión, y ha prestado atención a la ampliación de las oportunidades educativas para los grupos en situación de desventaja socioeconómica.

El abandono escolar es uno de los desafíos más importantes que enfrenta el país. Este fenómeno limita el avance de la escolaridad de los mexicanos y, al hacerlo, restringe las oportunidades de desarrollo personal y aumenta el riesgo de desempleo y pobreza.

La parte presupuestal es un volado, es una gran incertidumbre, no hay certeza de parte del legislativo, que es el verdadero responsable de otorgar mayores recursos económicos

En términos generales para educación, en todos los niveles, se considera esencial la cobertura, la calidad y la permanencia. Son temas que están firmemente asociados con la educación como derecho humano de carácter social.

Es importante la atención a las condiciones en las que operan las escuelas y en consecuencia, los maestros y las necesidades específicas de ciertos grupos de la población de ahí que es importante el apoyo al fortalecimiento de la escuela, la equidad e inclusión en los servicios y la valoración y profesionalización de los docentes.

Y para todo lo anterior, además de planes bien sustentados a corto, mediano y largo plazo, no por caprichos sexenales, es fundamental la inversión, la cual por lógica cada año deber ser mayor. De ahí el gran riesgo de reducir la calidad educativa por la política del nuevo gobierno federal de restringir el presupuesto a las instituciones públicas de educación superior del país.

No hay mayor iniquidad que una educación de mala calidad.

EL PERIODISTA ERNESTO GUTIÉRREZ RECIBE RECONOCIMIENTO

Muy merecido el reconocimiento otorgado por el Club Primera Plana, de la Ciudad de México, al colega Ernesto Gutiérrez Ayala por sus 45 años de ejercer el periodismo en Sonora y la región noroeste del país. Ernesto, al igual que otros periodistas del estado, recibió el reconocimiento el viernes anterior en un evento llevado a cabo en la CDMX. Ernesto se inició en esta profesión en el vespertino Información que exitosamente dirigió el finado periodista Abelardo Casanova Labrada. También pasó por la radio (XWBH y HQ) y fue director regional de la agencia de noticias Notimex. Actualmente dirige su portal de noticias “El Reportero de la Comunidad” y su columna (que lleva el mismo nombre) se publica en varios medios periodísticos de Sonora, entre ellos www.kioscomayor.com

Twitter: @kioscomayor