No hubo sorpresa alguna: “Alito, el favorito”, ganó de manera casi sobrenatural

2019-08-13 | Mario Rivas Hernández | Columna
6336435970_e82257563d_b

Rumbos/Mario Rivas Hernández

LA ECHARON A PERDER. Qué lástima. En las dos ocasiones que tuve la oportunidad de sentarme a una mesa con ella y platicar ampliamente, siempre me pareció una mujer hecha y derecha.

Una persona de firmes convicciones. No de la izquierda. Más bien objetiva, desprovista de ideologías. Simpática aún cuando en su rostro jamás apareció la presencia de una sonrisa.

Yo lo atribuía a su personalidad férrea. Un detalle, en todo caso, a su favor.

Ahora veo a ANA GABRIELA GUEVARA, exhibiéndose como un ser humano sin pudor. Obsequiosa con el Presidente ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR en una de las mañaneras de estos días.

Atrás quedaron, al parecer, los desencuentros entre ella y el jefe máximo de la Cuarta Transformación. Ahora todo como miel sobre hojuelas.

¿Por qué Ana Gabriela le hizo la tarea al Presidente?

Esta actitud increíblemente inapropiada de alguien como ella, levantó una ola de críticas sobre ella y sobre López Obrador.

Guevara estuvo en la mañanera de ayer para entregarle al Presidente una medalla conmemorativa por hacer posible que nuestros atletas lograron la hazaña en los Juegos Panamericanos de Perú 2019.

Ambos personajes intercambiaron halagos. Ambos pretendieron hacer creer que decían la verdad.

Ayer mismo, una “lluvia” de tuitts, inundó las redes sociales. Todas cuestionando la desfachatez de los personajes.

Ana Gabriela Guevara se ha llevado la peor parte.

Y es que ella fue muy severa en sus comentarios sobre el desempeño de los atletas. De hecho, llegó a decir que no esperaba un buen desempeño de ellos en Lima.

Los deportistas demostraron que a pesar de López Obrador, a pesar de Guevara, ellos mostrarían que con su esfuerzo y férrea voluntad, que a pesar del raquítico presupuesto que obligó a que muchos de los miembros de le delegación anduvieran mendigando para los boletos de avión, lograrían representar no solo con dignidad sino con gran orgullo de triunfadores, a México.

Pero no se lo deben a López Obrador. Ni a Ana Gabriela Guevara.

Ahora bien: ¿Cómo impactará todo esto a la nogalense en sus aspiraciones políticas?

Ella podría negar que tenga esas aspiraciones. Pero no sería verdad. Ella sí quiere ser candidata a Gobernadora de Sonora desde hace tiempo.

Esto lo insinuó en mis dos encuentros con ella en distintos restaurantes de Ciudad Obregón.

La cuestión es una sola: en estas últimas semanas mostró un rostro que no les gustó a sus seguidores.

Su actitud sumisa y hasta cortesana ante el presidente, causó gran malestar entre sus seguidores en Sonora.

De verdad, qué lástima.

En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

DEJEME DECIRLO: ESCUCHE AYER la entrevista que CARLOS LORET DE MOLA le hizo a ALEJANDRO (Alito) MORENO, el candidato triunfante en la elección interna del PRI de este domingo…

Excelente elocuencia, muy fluidas las palabras, muy buena memoria y obviamente magnifica espontaneidad…

Y sin embargo, ¿por qué será que sigue pareciéndome un político demagogo, con un tufillo a emisario del pasado del PRI de aquellos tiempos y que, digan lo que digan, será más de lo mismo?...

Déjeme contarle una confidencia: vi la entrevista con Loret a instancias de un querido amigo mío…

No me impresionó y sigo afirmando que se parece mucho a aquel actor semi-cómico que hacía pareja con ANABEL FERREIRA…

¿CARLOS IGNACIO?... Si, creo que así se llama…

Otro cercano amigo mío, me contaba ayer que es un tipo muy cordial, muy atento con sus cuates y esto puede ser verdad, pero eso no lo convierte en el líder que el PRI necesita en esta hora crucial de su historia…

Yo me aferro a la idea de que JOSE NARRO ROBLES, era la opción menos mala…

Se fue, renunció entre críticas a los de la cúpula y dejo chiflando en la loma a sus seguidores…

Por otra parte, en la entrevista de ayer con Loret, Alito se defendió bien ante las inquisitivas preguntas y la ironía que caracteriza al periodista de Televisa…“¿le dicen Alito el favorito?”, le soltó a boca de jarro…

Alito contestó con una promesa: encabezará una oposición firme, propositiva para sacar adelante al partido…

Hizo alarde de su memoria recitando una ristra de adjetivos “pegadores” que podrían impresionar a cualquiera, no a los periodistas de colmillo retorcido…

Esa brillante memoria le sirvió para tumbarle a Loret sus intenciones: dio datos duros sobre los montos de votos con los que ganaron en sus correspondientes internas otros partidos…

El PAN obtuvo en su última elección interna, 160 mil votos; el PRD, menos de mil, otros, por el estilo… El PRI el domingo logró una votación muy superior al millón de sufragios…

Alito ganó en Cajeme con una contundente mayoría: rebasó los mil 800 votos…

¿IVONNE ORTEGA y PEPECHON ALFARO?...

Ni para el caso… Ah, por cierto: ¿Qué pasaría con el Coordinador de su campaña en Sonora, PROSPERO IBARRA OTERTO?...

No se le vio por ningún lado y esto se reflejó en los votos a favor de IVONNE ORTEGA, en Huatabampo, la tierra de origen de su coordinador…

¿Alito como presidente del PRI?

Bien, a secas, pero será un servidor fiel a los intereses de la actual cúpula nacional del tricolor y no precisamente de CLAUDIA RUIZ MASSIEU sino de los “innombrables”…

Usted me entiende…

Y AQUI, UNA PRECISION para un comentario que apareció ayer en estos Rumbos sobre las compensaciones que el Grupo México entregó a reales y supuestos afectados por el derrame de desechos tóxicos sobre el Río Sonora…

Pongo nombres y situaciones en su justo lugar: los norteamericanos involucrados en una promesa de compra-venta de una propiedad no ofrecieron dos millones de dólares sino 200 mil dólares, a una maestra de uno de los Cecytes precisamente del Río Sonora…

La maestra reclamaba esa suma dizque por culpa de la publicidad que se hizo del derrame se le había caído la venta…

Por supuesto, pese a su constante insistencia, jamás se le tomó en consideración…

Hace unos días platiqué, via telefónica, con un viejo amigo del Río Sonora. Palabras más, palabras manos, me dijo lo siguiente: “Yo vivi desde mi niñez en el Río Sonora y puedo asegurarte que lo de la contaminación es puro cuento…Desde hace más 70 años los escurrimientos de los Ríos Sonora y San Miguen vienen a caer a la presa Abelardo L. Rodríguez, la que está en Hermosillo, seca…

“Ahí viene a dar toda la azolve de esos dos ríos… Entonces, ¿dónde está contaminación?... Yo estoy de acuerdo con lo que escribiste ayer de la necesidad de que se haga una verdadera investigación periodística, y se le rasque al asunto del dinero que sobró luego de la repartición que se hizo…

¿Dónde están los casi mil millones que sobraron de los dos mil que los Larrea entregaron para pagar los daños?...”…

Ahí dejo la pregunta, caro lector…

Es todo.

Le abrazo.

m.rivastribuna@gmail.com