Los miedos de Sara Valle

2019-08-13 | Armando Vásquez A. | Columna Archivo Confidencial
6336435970_e82257563d_b

SARA VALLE DESSENS, la actual alcaldesa de Guaymas, es una mujer que tiene bien definido su futuro político. En la historia de dicho puerto fue la primera mujer en llegar a esa posición en 1997. De hecho, es la única mujer que lo ha ocupado.

Claro, en 1999 la corrieron, convirtiéndose también en la primera presidente municipal en ser despedida del cargo mediante la revocación de mandato siendo sustituida por el doctor Vicente Pascual Rubio. También es la primera en llegar en dos ocasiones a esa importante posición.

Como sea, Sara ya hizo historia. https://bit.ly/2MZhtsz

La actual alcaldesa, quien cuenta con posgrado, cuenta con 51 años de edad. Siempre ha sido ha sido así, hace lo que ella considera que debe ser manejándose en base a sus instintos.

Quienes la critican alegan tomas de decisiones erradas o sin la capacidad de contar con la visión allende a sus acciones. Como que no mide lo que hace. Sin embargo, logró de nueva cuenta estar en la cúspide política de Guaymas.

Otros, subrayan que no hace caso a recomendaciones. De hecho nunca ha hecho caso, lo cual no es de extrañar pues busca su propio camino en el cual ella es la única que decide y nadie más.

Sin embargo tiene miedos. Y quién no.

Tiene dos hijos jóvenes, -- de 16 y 17 años--, es conocido donde vive –Colonia Las Villas—y está muy expuesta luego del asesinato de nueve de sus policías, dos de sus funcionarios (según el desplegado) y la incrustación en el puerto de dos o tres carteles que se pelean por la plaza que por algo será, como lo veremos más delante.

Y esos miedos se reflejan en ese desplegado de este lunes en Reforma dirigido a AMLO en el cual le pide apoyo para reforzar el rubro de seguridad en el puerto, justo un día antes de la reunión en su changarro con el titular, Alfonso Durazo y todas las fuerzas estatales, incluyendo la gobernadora, de cuyo acto ella será la anfitriona.

Aunque pudiéramos pensar que su miedo conlleva a una desconfianza del trabajo del bavispense, también refleja que no confía en las instituciones de seguridad estatales. Cómo que algo huele mal y que se avecina pronto en el puerto de allí su petición en que no sea un mero acto protocolario el de este día martes.

No creo que sea tan poco inteligente como para establecer desconfianza y confrontarse con las autoridades de seguridad estatales y federales. En lo personal pienso que no va por ahí el asunto.

Según yo y tratando de entender a Sara –lo cual no es nada fácil--, como que siente que la quieren dejar fuera de un pastel más grande. Más allá del aspecto de seguridad.

Y es que la alcaldesa Sara Valle está colocada en una posición primordial para el país. El Puerto de Guaymas, estimado lector, viene a ser la sustitución de Long Beach –el puerto de Los Ángeles--, donde los contendedores de tercera generación que son la mayoría –los de cinco mil toneladas--, vendrían a aposentarse en Guaymas y luego ser manejados rumbo a la parte noreste de los Estados Unidos.

Es un proyecto que inició con Manlio Fabio Beltrones y se inició su concretización con Enrique Peña Nieto, de allí tantas obras millonarias en el puerto. https://bit.ly/2ZYoMnR

El gran problema es la inseguridad que puede dar al traste con un proyecto multimillonario (inicialmente más de dos mil millones de dólares) en el cual ella está inmiscuida.

¿O acaso usted cree que la petición a AMLO vía desplegado de Reforma lo pagó el ayuntamiento que no cuenta con dinero y cuyo costo fue de más menos 200 mil pesos?

Por supuesto que no.

No es necesario decir que hubo manos muy poderosas y adineradas detrás a las que urgen la pacificación de Guaymas pues hay tiempos que se deben de cumplir.

Y aquí Sara Valle tiene en su mano la oportunidad única en su vida de, curiosamente, pasar a muy buena vida.

¿O por qué cree usted lector que se escogió Guaymas desde la Presidencia de la República para que se escogiera como sitio de esta reunión del gabinete de seguridad para realizarla, siendo que podía desarrollarse en cualquier otra parte de Sonora?

¿Se comprende el mensaje del gobierno mexicano?

El detalle con Sara es que piensa que ella es la que cuenta con la información exclusiva de primera mano para mover sus piezas del ajedrez internacional y allí es donde se equivoca.

Los intereses en torno al magno proyecto la rebasan y no se ha dado cuenta de que es solamente una pieza pequeña de un gran tinglado, eso sí, no quiere ser una pequeña pieza y claro está, hará hasta lo imposible para que no la dejen fuera de la jugada que empezó hace 25 años.

Sara, tonta no es.

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304