6336435970_e82257563d_b

Llama Salud Pública Municipal a extremar cuidados por el calor

2018-07-05 | Tomado de internet | Sección: Te Recomendamos

Los golpes de calor e intoxicaciones por alimentos con algún grado de descomposición son efectos propios de las altas temperaturas

Hermosillo, Sonora.- El Director de Salud Pública Municipal, Arturo César García Arellano, llamó a la población en general a extremar precauciones ante el riesgo de que el clima en extremo caluroso que prevalece en Hermosillo afecte la salud de la población.

El funcionario del ayuntamiento de Hermosillo invitó a aplicar medidas preventivas ampliamente conocidas como evitar las actividades a la intemperie y el consumo de alimentos preparados bajo condiciones de higiene dudosas; usar ropa holgada de colores claros hecha de fibras naturales; abstenerse de permanecer en el interior de automóviles; tomar mucha agua y lavarse muy bien las manos.

Explicó que el denominado Golpe de Calor es una patología seria que amerita atención médica de urgencia para que no cause daño irreversible en los sistemas cardiovascular, nervioso central u órganos del cuerpo, e incluso la muerte.

Afirmó que si bien los jóvenes tienen más resistencia que los niños pequeños y adultos mayores a las condiciones climáticas extremas no deben hacer confianza, ya que los pronósticos de calor para Hermosillo por arriba de los 47 grados centígrados por 12 horas obligan a extremar precauciones en todas las edades.

Los signos de alerta que hay que tener muy en cuenta, dijo, son: dolor de cabeza, piel seca, náuseas, vómito, descontrol, desorientación y pérdida del conocimiento.

Insistió en que el líquido ideal a consumir es el agua natural o de ser necesario el Vida Suero Oral ya que aportan beneficios al organismo que no proveen los refrescos azucarados y las bebidas con alcohol.

En cuanto al peligro de intoxicación alimenticia que también se incrementa con el calor elevado, el Director de Salud Pública Municipal recomendó no refrigerar juntos los alimentos crudos con los refrigerados; evitar que permanezcan expuestos al clima y extremar las medidas de higiene durante la preparación, el almacenaje y consumo.

IMAGEN/ MAXIM KOSTENKO/ISTOCK/THINKSTOCK