6336435970_e82257563d_b

Se divierten y aprenden en Campamento de Verano 2018

2018-07-02 | Tomado de internet | Sección: Hermosillo

Los Guardianes del Agua conocieron las instalaciones que opera Agua de Hermosillo y realizaron amenas dinámicas

Hermosillo, Sonora.- Una gran experiencia obtuvieron los niños Guardianes del Agua que participaron en el Campamento de Verano 2018, se divirtieron y aprendieron más sobre el cuidado que todos los hermosillenses deben tener sobre el agua.

El campamento fue organizado por Agua de Hermosillo para los niños de los trabajadores de la Paramunicipal, los menores tuvieron la oportunidad de conocer la labor que sus papás desarrollan diariamente para garantizar el suministro de agua y que ésta sea de calidad para todos los usuarios del municipio.

Es el segundo año consecutivo que la Dirección de Recursos Humanos y la Gerencia de Cultura de Agua convocan al campamento, en esta ocasión aceptaron la invitación cerca de 30 niños, quienes aprovecharon muy bien el inicio de sus vacaciones escolares.

Los menores visitaron las distintas plantas potabilizadoras de agua potable, la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) y algunas oficinas, como comercial y atención al público.

Además el área de Cultura del Agua les otorgó interesantes pláticas de cómo sus familias pueden ahorrar agua en el hogar y replicar la importante información con sus amigos y vecinos.

Dinámicas divertidas que involucraba la activación física con el conocimiento disfrutaron los Guardianes del Agua.

Reciben reconocimientos de participación

Con la entrega de reconocimientos de participación concluyó el Campamento de Verano, evento donde los niños contaron sus experiencias y que tuvieron la oportunidad de hacer nuevos amigos.

La ceremonia fue encabeza, en representación de Renato Ulloa Valdez, Director de AguaH, por Fernanda Peña Cerecer, Directora de Recursos Humanos; también estuvieron Carolina López Quiroz, Gerente de Cultura del Agua, y Patricia Ríos Ulloa, Coordinadora de Comunicación Social.

Los niños se comprometieron a responsabilizarse por cuidar el agua, sobre todo porque viven en una región semi desértica donde el recurso es poco y además llueve muy poco.