6336435970_e82257563d_b

Los impresentables

2018-06-22 | Feliciano J. Espriella | Sección: M������xico

OLOR A DINERO

Por: Feliciano J. Espriella

Impresentables se ha dado en llamar a vividores de la política con un negro pasado y presente que enrolan en sus filas todos y cada uno de los partidos políticos mexicanos.

Muchos de estos nefastos personajes aparecen en la actual campaña política junto a los contendientes a la Presidencia de la República, quienes los exhiben y defienden sin el menor recato, justificando en cuantas oportunidades tienen, los oprobiosos señalamientos de que son objeto.

Al puntero en las encuestas y para algunos virtual triunfador en los comicios del próximo 1 de julio, Andrés Manuel López Obrador, le han exhibido cualquier cantidad de impresentables desde antes de iniciar la actual contienda electoral.

Alfonso Romo, Elba Esther Gordillo y descendientes, René Bejarano, Dolores Padierna, Nestora Salgado y Napoleón Gómez Urrutia son algunos de los más connotados y criticados personajes cercanos a López Obrador. La mayoría de ellos con una pésima reputación que en algunos casos ha sido muy bien ganada.

Pero no sólo el candidato de la Coalición Juntos Haremos Historia tiene en sus filas a alimañas de esta naturaleza. No, Ricardo Anaya y José Antonio Meade también entonan bien las rancheras a la hora de seleccionar amistades de muy definida mala reputación.

Deschamps sí, Napito no: Meade

Creo que José Antonio Meade llegó a su mayor nivel de cinismo e incongruencia el pasado viernes en el estado de Tabasco, mediante un mezquino panegírico al líder prototipo de la corrupción en Mexico, Carlos Romero Deschamps.

Después de que durante semanas se ha desgañitado en cualquier cantidad de foros despotricando en contra de López Obrador por su relación con Napoleón Gómez Urrutia, Nestora Salgado, Elba Esther Gordillo y descendientes, sin el menor rubor se volcó en elogios hacia quien ha hecho de la corrupción un acto de fe.

"Quiero agradecerle mucho a Carlos Romero Deschamps, aquí estuvo con ustedes y fue garante de que en la peor crisis que hemos atravesado, ni un solo empleo se perdiera en Pemex", dijo Meade frente a Romero Deschamps, y trabajadores de las secciones 14, 26, 29, 44, 47, 48 y 50”

Agradecerle porque la empresa que a nivel mundial tiene el mayor número de empleados por barril de crudo producido no haya perdido una solo plaza de una crisis en la que Pémex perdió miles de millones de pesos, es seguir solapando la depredación de la corrupta paraestatal.

Si Meade fuera el nacionalista que pretende aparentar, debió reclamarle por las miles de plazas en exceso que se han creado por presiones sindicales y que hacen incosteable la operación de Pémex. Es de sobra conocido que la cantidad de aviadores que cobran en la empresa, es superior a los que trabajan en la Fuerza Aérea Mexicana.

Pero mal había terminado Meade de alabar el acendrado nacionalismo del corrupto líder sindical, cuando el periódico Reforma le pegó una santa balconeada al publicar el pasado domingo que este angelito construye una mansión de 6.4 millones de dólares en una exclusiva zona de Acapulco, Gro.

La vivienda de dos plantas, con alberca, patio, jardín y estacionamiento, se encuentra a unos metros de la sección La Concha. Tiene panorámica privilegiada. "Es una vista hermosa porque aquí se ve cuando el mar es alumbrado por los primeros rayos del sol durante la madrugada", señaló un agente de seguridad de Las Brisas.

¿De ganar, cuántos impresentables tendría cada quien en su gabinete?

López Obrador dio a conocer desde hace varias semanas con quienes gobernaría en caso de llegar a la Presidencia de la República, lo que ha originado que a algunos de ellos, cuando menos un par, se los hayan cuestionado.

Ello podría servir para que en caso de comprobarse los señalamientos que se les han hecho, se les evitara acceder a posiciones relevantes en la administración pública federal del próximo sexenio.

Sin embargo, tanto José Antonio Meade como Ricardo Anaya han evadido la respuesta cuando se les ha preguntado quiénes serían los hombres y mujeres que los acompañarían en la conducción del país, en el poco, aunque todavía probable caso de que ganaran la contienda.

Y la verdad, algunos impresentables cercanos a los hoy candidatos son verdaderos pájaros de cuenta.

Por ejemplo, ¿Qué papel jugaría Diego Fernández de Ceballos en el gobierno de Ricardo Anaya? El llamado Jefe Diego ha estado muy cercano al candidato durante toda la campaña y es de sobra conocido que este barbudo personaje no da paso sin huarache.

¿Y con Meade quiénes gobernarían? Seguramente permanecería muy cerca Luis Videgaray quien muy probablemente sería como en al actual sexenio, el hombre fuerte detrás del trono. De hecho, fue ampliamente difundido en su momento que la candidatura de Meade se logró gracias a las gestiones de Videgaray.

Pronto tendremos respuestas.

Por hoy fue todo. Gracias por su tolerancia y hasta la próxima.