6336435970_e82257563d_b

Ahora sigue la logística en torno a bulevar SOG

2017-11-14 | Armando Vásquez A. | Sección:

ES CIERTO, VALE LA pena reconocer en vida a una persona como el ex gobernador Samuel Ocaña García quien cumplió en septiembre 86 años de edad y ponerle su nombre al bulevar Solidaridad de esta capital.

De hecho, el CUM, que fue su obra, está por esta rúa.

Sin embargo, aunado al cambio de nomenclatura vale la pena observar tres detalles:

Primero, conforme a los reglamentos de cambio de nombre a una vía ya bautizada, se debe levantar un consenso del 90 por ciento de quienes viven alrededor de la misma que son como unos cuatro mil hermosillenses.

Segundo, a su vez, todo lo relacionado al cambio a los avisos de señalización en la nomenclatura –desde los avisos grandes que se colocan estratégicamente en toda la ciudad, hasta los pequeños avisos en las esquinas de la calles para señalar el nombre de dicha rúa--, tiene un costo más o menos de cinco millones de pesos.

Y tercero, son poco más de mil 500 negocios los que deben cambiar su razón social, indicaciones ante IMSS, Infonavit y demás manejos internos (papelería, referencias comerciales, etcétera), lo que viene a suscitar posiblemente una molestia, pero pues se tiene que hacer y muy seguramente que será al paso de los años.

Insisto, no estamos en contra de dicho exhorto por parte del Congreso del Estado que solicitó al Ayuntamiento el cambio de nombre al Solidaridad, sino más bien es bueno entender que aparejado a esta petición deberá conformarse toda una logística que permita que el objetivo se cumpla.

Es cosa de echar a andar la maquinaria que tienen los partidos políticos –pues fue por unanimidad la aprobación del exhorto en el Congreso--, y en conjunto deben sacar adelante todas las obligaciones para que el nombre de Samuel Ocaña García brille para siempre en Hermosillo con una gran avenida que puede llevar su nombre.

Ahora es cuestión de logística lo que sigue.

ME LLEGÓ EL comentario de que en la CDMX la Coneval le otorgó un premio al alcalde Maloro Acosta por la metodología y estrategia del programa Mano Amiga que versa sobre la atención a los indigentes y su situación de calle, (censo, atención, envio a sus lugares de origen, etcétera) y que se encuentra junto con Ernesto Molina, director del DIF Municipal. En la mañana el alcalde estuvo en una cumbre mundial de líderes para la lucha contra el cáncer, donde hizo contacto con la princesa de Jordania, Dina Mired, cuyo hijo sufrió de leucemia.

Lo interesante del premio es que lo compartió, como debe de ser, con quienes manejan este programa que siempre lo hemos ensalzado por que vale la pena toda vez que Hermosillo fue escogido como sede para atender a los cientos de inmigrantes que regresan de los Estados Unidos y que no logran pasar al otro lado.

De hecho, esos inmigrantes se convierten en indigentes que sumados a los de casa pues ya se ha de imaginar el problema que llegan a presentar aun y cuando han sido como unos 300 los que se han ido, pero quedan unos 600. Entonces, no es una situación fácil, pero alguien debía tomar el problema y darle solución.

Ojalá y sea uno de esos programas que perduren de manera independiente de quien sea el próximo alcalde.

ESTE PRÓXIMO 25 de noviembre la CTM reelegirá al diputado Javier Villarreal como su dirigente estatal por seis años más. Sus detractores naturales lo minimizan y tratan de culparle de algunas situaciones laborales que por año se han presentado, como la clásica grilla de que por su culpa ocurren situaciones de falta de mejoramiento en salarios, por ejemplo o bien, lo tachan de satanizar porque simplemente el continuismo no gusta o no es del agrado natural de quienes piensan que el cambio acarrea una mejor oferta a los trabajadores.

Sin embargo, el manejo del rubro laboral en el Estado ha sido de tranquilidad. No hay esa incertidumbre que aleja a las inversiones. De hecho, el resto de las centrales obreras –CROM, entre ellas--, ha ido a la baja y no es por culpa de la CTM sino que simplemente no han sabido organizar sus procesos que les permita resurgir.

Es cierto que Javier Villarreal trae grillas con las esferas actuales del poder, pero a nadie conviene un pleito en el cual nadie gana. Está bien el ambiente laboral en Sonora hasta hoy, ojalá y no se descomponga el cuadro actual, lo cual sin duda sería desventajoso para quienes quieren ver un Sonora prospero.

De hecho, hasta donde sé, de los 120 mil obreros que conforman la CTM actualmente, en el siguiente período –y último de Javier Villarreal, según ha comentado--, se dobleteará el número de afiliados. Eso sí, debe de ir preparando a las nuevas generaciones de liderazgos obreros y para ello conformó una universidad, lo cual es muy bueno y será provechoso pues, por ejemplo, ya no estaremos a merced de un sindicato –como ocurrió en su momento--, que maneje a los despachadores de gasolineras que llegaron a detener a Hermosillo en tiempos de López Nogales.

Los liderazgos que se avecinan son más abiertos y más atentos a cumplir con los requerimientos que Sonora necesita en lugar de pensar en intereses personales, como ocurría antaño.

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden