6336435970_e82257563d_b

Arqueólogos del INAH Sonora encuentran restos del maíz, en el sitio “La Playa”.

2017-10-12 | Tomado de internet | Sección: Te Recomendamos

Los materiales fechados de 4299 – 4142 años antes del presente, muy por encima de los últimos registrados que correspondían a 2000 años de antigüedad.

***El maíz temprano encontrado en La Playa es una evidencia de que la planta de maíz domesticada en la región del Balsas del Centro de México se expandió a muchas regiones de América en los primeros 1000 años de su domesticación.

*** Los materiales fechados de 4299 – 4142 años antes del presente, muy por encima de los últimos registrados que correspondían a 2000 años de antigüedad.

Hermosillo, Sonora, 12 de octubre 2017.- Uno de los objetivos principales del Proyecto Arqueológico La Playa en Sonora en los últimos 20 años, ha sido el estudio de las evidencias arqueológicas de las comunidades agrícolas del noroeste de México. La excavación de hornos ha sido una de las tareas más importantes, así como el estudio de los restos botánicos que dieron como resultado a principios de septiembre, las fechas más tempranas de restos de maíz (cúpula), entre 4299 – 4142 años antes del presente (AP).

Desde hace cinco años se sigue una línea de investigación bajo la coordinación del Dr. John Carpenter Slavens y de la Dra. Guadalupe Sánchez Miranda del Centro INAH Sonora para buscar el maíz más temprano del sitio.

El Dr. Carpenter (codirector del Proyecto Arqueológico La Playa junto con la Dra. Elisa Villalpando y el Dr. James Watson) manifestó que “el sitio fue muy importante durante el periodo de Agricultura Temprana, más o menos entre los años 2000 antes de nuestra era, al 150 de nuestra era, lo que motivó a que iniciaran dichas investigaciones buscando características del desarrollo de estos grupos agricultores tempranos y sus evidencias culturales debido a que tuvieron una larga ocupación en el lugar”.

Por otro lado sostuvo que dentro de los resultados que se habían obtenido con anterioridad, se tenían restos de maíz fechados de hace 2000 años de antigüedad; que con los nuevos resultados, existe una gran diferencia temporal, ya que encontramos restos de maíz 2000 años más tempranos de lo que se sabía y arrojan nuevos datos de ocupación de estas comunidades agrícolas del noroeste de Sonora.

De acuerdo con el Dr. Carpenter, las investigaciones partieron del estudio de estos hornos, por su abundancia y frecuencia, además de que muchos de ellos, están expuestos a la superficie en las cárcavas de erosión, que caracterizan el sitio.

Además, para buscar los hornos tempranos se tomaron en cuenta los nuevos datos arrojados por los suelos aluviales realizados en el sitio durante la última década; estos trabajos de investigación han identificado un estrato/paleosuelo de aproximadamente hace 4500-4800 años (AP), por lo que se planteó que si se encontraban hornos con maíz asociados a estos estratos, se obtendrían restos de maíz de los más tempranos del sitio.

Carpenter destaca referente a la domesticación de maíz, los estudios han revelado que es la invención humana que permitió el desarrollo de las grandes civilizaciones de Mesoamérica, debido a que el maíz (Zea mays) es un cereal que se domesticó en la cuenca del río Balsas aproximadamente hace 7000 años y con el tiempo se convirtió en la planta más importante de la milpa mexicana y se expandió a muchas regiones de México, incluyendo Sonora.

A diferencia de Mesoamérica, el maíz en Sonora permitió a los grupos del desierto asegurarse de que tuvieran comida en el invierno, debido a que los olotes secos se podían conservar por tres o cuatro meses, pero nunca abandonaron la dieta del desierto y seguramente la falta de agua les impidió el desarrollo de sociedades complejas.

La fecha más temprana de un macro resto de maíz en todo México le corresponde a unos olotes de la cueva Guilá Naquitz en Oaxaca, que es de 6250 antes del presente, seguido por unos olotes fechados a 5300-5040 en la Cueva de San Marcos, Tehuacán, Puebla, seguido por la fecha obtenida en el sitio de La Playa.

Los investigadores del Proyecto Arqueológico La Playa, esperan continuar con la excavación de hornos en los estratos tempranos para buscar más restos de maíz temprano.​