6336435970_e82257563d_b

El unionismo español toma las calles de Barcelona

2017-10-09 | Tomado de internet | Sección: Internacional

Decenas de miles de ciudadanos salieron ayer a las calles de Barcelona para reclamar la unidad de España frente al proceso independentista en Cataluña

Por EFE

Entre 350 y 400 mil personas se manifiestan en la capital catalana contra el movimiento independentista. Es la primera vez que una concentración anti secesionista triunfa en la ciudad

Decenas de miles de ciudadanos salieron ayer a las calles de Barcelona para reclamar la unidad de España frente al proceso independentista en Cataluña, apenas a dos días de que el presidente catalán, Carles Puigdemont, pueda declarar unilateralmente la secesión en el parlamento regional.

Según la plataforma Societat Civil Catalana, organizadora de la manifestación, hasta 950 mil personas acudieron a la marcha, mientras que la Guardia Urbana de Barcelona y la policía española rebajaron esta cifra hasta las 350 mil y 400 mil personas, respectivamente.

La concentración discurrió de forma generalmente pacífica por el centro histórico de Barcelona, bajo el lema “¡Basta! Recuperemos la sensatez”, y portando banderas de España y Cataluña.

Independientemente del conteo de asistentes, la manifestación superó con creces las previsiones de participación, algo a lo que ayudaron los numerosos autobuses que los convocantes fletaron desde multitud de puntos de toda España. Sólo Societat Civil Catalana fletó más de 70.

MANIFIESTO. Diversas personalidades asistieron a la marcha, además de varios líderes políticos como Albert Rivera, de Ciudadanos. Uno de los asistentes fue el premio Nobel de Literatura peruano Mario Vargas Llosa, quien leyó un manifiesto asegurando que “la democracia española está aquí para quedarse y ninguna conjura independentista la destruirá”.

Vargas Llosa fue muy crítico contra las autoridades independentistas de Cataluña y advirtió de que el nacionalismo es “la peor de todas las pasiones” y ha provocado “sangre y cadáveres” en todo el mundo. “Estamos aquí para parar los estragos del independentismo”, agregó el nobel peruano.

Por otra parte, Josep Borrell, ex secretario general del PSOE y ex secretario del gobierno español, afirmó que Cataluña está viviendo momentos “casi dramáticos” e hizo un llamamiento a Puigdemont para que “no empuje el país hacia el precipicio”. “Si se declara unilateralmente la independencia, este país se va al traste”, agregó Borrell.

SIN SÍMBOLOS FRANQUISTAS. Los organizadores tuvieron que pedir a los asistentes que se abstuvieran de mostrar simbología franquista durante la marcha, y apenas se escucharon algunos cánticos agresivos llamando a encarcelar al presidente catalán.

Un fotógrafo aficionado fue perseguido y golpeado luego de que pidiera tomar una foto a un grupo de manifestantes y algunos de estos creyeran que trabajaba para la emisora catalana TV3, a la que el unionismo acostumbra a acusar de manipular a favor del independentismo.

RAJOY, ENTREVISTADO. El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, concedió una entrevista al diario El País en la que aseguró que “la unidad de España no se negocia” y que “bajo el chantaje no se puede construir nada”. El gobernante conservador agregó que su ejecutivo impedirá “que cualquier declaración de independencia se plasme en algo” y que “España va a seguir siendo España y lo va a seguir siendo durante mucho tiempo”.

Sin embargo, Rajoy rechazó aclarar si usará el artículo 155 de la Constitución española para desmantelar el autogobierno de Cataluña, y se limitó a expresar que “el gobierno tomará las decisiones que tenga que tomar en el momento preciso”.

http://www.cronica.com.mx/notas/2017/1046953.html