6336435970_e82257563d_b

Inician temporada de trabajos de conservación de pinturas rupestres en La Pintada

2017-05-15 | Tomado de internet | Sección: Te Recomendamos

Restauradores del Instituto Nacional de Antropología e Historia, continuarán con el programa de conservación  en el sitio que alberga más de 2000 pinturas rupestres.    

Hermosillo Sonora.- Restauradores del INAH iniciaron la décimo primera temporada de trabajos de conservación en el sitio arqueológico La Pintada, periodo que comprenderá del 8 de mayo al 10 de junio del presente, como parte del proyecto de conservación que se inició desde el 2007, paralelo al proyecto arqueológico de investigación que se lleva a cabo ininterrumpidamente por especialistas de Sonora.

Los objetivos del programa contemplan aspectos de conservación, protección e investigación aplicada al sitio, entre los que se encuentra la evaluación de las afectaciones que se han tenido en el lugar por lluvias y sucesos naturales y que han impactado en los paneles pictóricos, así como en la infraestructura que utilizan los expertos para trabajar anualmente.

Por otro lado este año continuarán los trabajos de conservación en el panel principal denominado Elemento G, que corresponde a un área de grandes dimensiones que reúne el mayor cúmulo de pictografías del sitio y que tiene siete niveles registrados (altura), mismos que se han intervenido en las últimas temporadas por especialistas del INAH.

La restauradora Sandra Cruz Flores, especialista de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural del INAH y coordinadora de este proyecto, mencionó que “se ha trabajado en la estabilización del soporte pétreo de manera progresiva, pero ha sido lento el proceso debido a las condiciones de su distribución espacial, el difícil acceso al panel, las medidas de seguridad necesarias para los especialistas, debido que esa parte representa una topografía bastante abrupta”.

Esta temporada resulta significativa porque es la que ha reunido más restauradores, siendo ocho especialistas del INAH que participan de manera efectiva, junto con el equipo de voluntarios de la sociedad civil de Hermosillo, que se han sumado y capacitado previamente para participar en estos trabajos, permitiendo en conjunto, acelerar los procesos, valoraciones y estudios en un menor lapso de tiempo.

Los trabajos continuarán en el nivel 4, que irán bajando hasta el nivel 3 y 2 en esta temporada, a la par que se realizarán labores de mantenimiento en paneles de la parte baja del cañón intervenido, junto con otras acciones de investigación aplicadas a la conservación.

Un gran aporte de este proyecto de conservación en el estado de Sonora, es que a través de los conocimientos generados a partir del monitoreo medio ambiental en el sitio, estudio y caracterización de elementos constitutivos de las pinturas rupestres y de los procesos de alteración, han dado la pauta para entender problemáticas semejantes y sistematizar el trabajo de otros proyectos de conservación en el país.

A diferencia de otros sitios en el país, La Pintada representa en términos culturales, un sitio altamente significativo por sus más de 2,000 pictografías, aunadas al gran periodo de tiempo en el que se tuvo registro de ocupación, desde la época prehispánica hasta el contacto, lapso que representa una historia cultural valiosa y única.

La Pintada representa uno de los sitios arqueológicos más importantes en Sonora, compuesta no sólo por sus excepcionales cañones y la profusión de diseños pictográficos, sino también que lo constituye un campamento a cielo abierto que contiene las evidencias de la vida cotidiana de la gente que se asentó en el lugar.

Actualmente el INAH además se encuentra realizando acciones necesarias que permitan la ejecución del Plan de Apertura de La Pintada, con la participación y colaboración de los tres niveles de gobierno y la sociedad civil de Hermosillo, para una apertura responsable y sustentable de este valioso patrimonio cultural de México y Sonora.