¿Y qué tal si Célida nombra a un contralor municipal priísta?

2018-09-14 | Armando Vásquez A. | Columna Archivo Confidencial
6336435970_e82257563d_b

HAGAMOS BIEN las cuentas.

Cuando el trienio del Maloro Acosta empezó, la problemática de la recolección de basura tenía considerable tiempo de no funcionar adecuadamente. De hecho, era tan ineficiente que llegamos a olvidar los hermosillenses que pasaban a eso de las seis de la mañana por ella y al paso del tiempo tuvimos que dejarla en la noche porque los recolectores pasaron y pasan, al menos al norte, en la madrugada.

Recordemos que el gobierno de Alejandro López Caballero dejó unas cuantas patrullas y gracias a la gestión de Maloro se incrementaron en casi dos centenares en los siguientes meses, ni se diga de la falta de pagos nominales, mismos que se adecuaron y no hubo quincena que faltara, de hecho el sindicato nunca se quejó de ello.

Con Maloro hubo un buen gobierno, dígase lo que se diga. La reconstrucción de calles –desde la raíz, es decir, quitar el pavimento existente, tender una cama adecuada y volver a pavimentar, ojo, no recarpetear--, conllevó a dejar calles principales adecuadamente para que no sufrieran de baches.

Recuerdo cuando se logró abatir el bache número cien mil, de los 200 ó 300 mil que dejó Alejandro.

Seamos justos pues satanizar a cualquier personaje es fácil. Maloro se peleó con las autoridades federales y les llamó la atención por hacer un simulacro del apoyo a los municipios, se los dijo en su cara y en eventos realizados tanto en Hermosillo como en la organización que manejó a nivel nacional. Recuerde ese punto lector.

Luego, con Angelina Muñoz como Síndico, se recuperaron terrenos propios de la comunidad, sobre todo parques públicos que descaradamente se “vendieron” en el tiempo que estuvo López Caballero al frente. Fueron algo así como unos sesenta de los cuales lograron rescatarse poco más de una veintena.

Cuando los policías municipales empezaron a tirar a matar, se acabaron los macheteros. Luego, con aquel portal Infraganti.com se buscó que la ciudadanía se protegiera enfrentando la ira de la CEDH y CNDH, así como las críticas de las autoridades de implementar la ley pues se opuso a que se dejara libre a delincuentes vía los errores propios de juicios orales. ¿Y qué me dice cuando no quiso que se conformara un bando único tema que no se ha vuelto a mencionar?, por supuesto que lo hicieron giras con campañas de fuego amigo y enemigo.

Se enfrentó al ácido corrosivo y hasta le tomaron palacio en varias ocasiones con el asunto de las lámparas de luces led. Y mire, allí están funcionando y le han dado otra iluminación a Hermosillo dígase lo que se diga.

Se le criticó acremente por las paradas de camiones señaladas como muy caras, sin pensar que todas, todas las colocadas por administraciones anteriores fueron destruidas, vandalizadas. Sus críticos no vieron este punto y se le fueron a la yugular. Allí están las paradas de camiones y los aditamentos exteriores como la reconstrucción de banquetas. ¿Demandas en Contralorías al respecto?... no he visto persecución legal al respecto.

Maloro siempre tomó decisiones fuertes pues el momento lo requería.

A las poblaciones más jodidas en todos los sentidos se le invirtieron millones y millones, incluyendo el peor de todos que es el poblado Miguel Alemán. Podrán decir misa, pero su relación con organizaciones internacionales permitió la construcción de casas y el apoyo de sus funcionarios que pintaron, recolectaron basura daban plática y un sinfín de cosas más que fueron insuficientes porque en el combate a la pobreza extrema no hay dinero que alcance. El programa Encausa que apoyó a tantas familias fue de los mejores.

Las maromas financieras le orillaron a posponer proyectos que luego de alguna manera adelantó Angelina, como el parque Metropolitano. Es cierto, quedaron algunos proyectos sin empezar, pero la mayoría de las propuestas en campaña se cumplieron.

¿Qué aumentó el precio del agua potable? No nos hagamos tontos, eso se hizo desde la administración de Javier Gándara que fue conjunto pegado con la construcción que no hizo de la mega planta tratadora de aguas que vino a concretar Maloro con el costo político que representó el incremento en la tarifa.

Eso sí, ¿recuerda usted que haya habido tandeos en tiempos del Maloro?... yo no. ¿Y quejas porque recibió un ayuntamiento quebrado y porque hubo un desvío de recursos impresionantes?... yo no lo recuerdo.

O bien, que haya habido una sola declaración en la que dijera que el ayuntamiento recibido estaba en ruinas, maltrecho, y difícil de que resurgiera de entre las cenizas?... ¿verdad que no?. Llegó, le entró al toro por los cuernos y empezó a pagar aquel adeudo multimillonario dejado por las anteriores administraciones panistas.

Y es que tuvo buenos funcionarios y un contralor panista que le vigilaba todos sus pasos. De allí que no hubiera denuncias que le llegaran al vigilante municipal que hablaran de desvíos. ¿Usted cree que un contralor de otro partido no hubiera soltado el grito en el cielo de darse mal manejo de recursos?

Allí está, ojalá que el contralor de Célida sea de otro partido. ¿Se imagina un priísta en esa posición?

Insisto, los funcionarios de Maloro pusieron sobre la mesa todo su esfuerzo. Tan es así que cuando llegó Angelina Muñoz, en sus 9 meses de trabajo, ¿Qué cambios sustanciales de funcionarios hizo?, ninguno.

La arquitecta en las 44 semanas previas, inició el programa de trabajo comunitario que consistió en llevar a los detenidos administrativos a las calles y parques para hacer jornadas de limpieza a cambio de las horas que debían pasar arrestados en una celda.

Fueron 8 mil 114 detenidos los que dejaron de estar en los separos y con poco menos de 8 horas de talacha, ayudaron a la limpieza de camellones, bulevares, parques y hasta en los panteones.

En este trienio que finaliza ya el próximo domingo 16, se contrató a 218 elementos para tener por primera vez, completa la plantilla de mil 200 policías y ya está todo listo y aprobado para que en diciembre próximo, ya con la nueva administración, ingresen mil 321 nuevos policías.

El parque vehicular de la Policía Municipal se mejoró con la adquisición de 191 patrullas y a los elementos se les entregaron uniformes de alta calidad y un chaleco balístico a cada uno, para reforzar la seguridad de ellos mismos en esta complicada labor que desempeñan.

Entonces, ahora que cambiará la administración vale la pena preguntarnos ¿por qué ese golpeteo constante contra Maloro queriendo subajar su labor, reducir su capacidad de toma de decisiones y sobre todo porqué les molestó tanto –sobre todo a los ricos de esta ciudad--, que un ex vendedor de hotdogs dirigiera los destinos de la capital del Estado?

Ahora que los personajes políticos han cambiado y estará una Célida López que aseguró demandar y meter a la cárcel a Maloro, vale la pena preguntarse ¿si no será esa una posición personal para ponerse las chanclas antes de espinarse?

Ah y por cierto, no quiero concluir esta columna sin dejar de mencionar que la esposa del Maloro, la señora Martha Antúnez, fue de las mejores funcionarias que el DIF ha tenido y esto no lo puede negar nadie.

¿Preocupados por saber dónde anda?, no entiendo la causa pues ya no es funcionario aunque lo último que supe es que anda en la CDMX buscando la chuleta, lo normal en todo político que se precie de serlo.

EN FIN, por hoy es todo, el lunes le seguimos con un nuevo gobierno municipal y diputados locales, si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden