Sylvana y Maloro, la diferencia

2018-06-28 | Armando Vásquez A. | Columna Archivo Confidencial
6336435970_e82257563d_b

PUES LOS CIERRES DE campaña ya se presentaron. Luego seguirá un impasse de tres días en los cuales los candidatos detienen sus manifestaciones y procede un período de reflexión.

Lo interesante en el caso de Sonora es la campaña al Senado. Aún recuerdo cómo en el 2012 compitió la fórmula panista encabezada por Pancho Búrquez y en segundo Chito Díaz quienes se enfrentaron a Claudia Pavlovich y Ernesto Gándara cuya historia ya conocemos –Pancho es senador por minoría--, pero lo interesante fue que los azules contaban con todo el apoyo del entonces gobernador Guillermo Padrés y no les alcanzó para una victoria contundente.

De allí pues, surgió Claudia Pavlovich como candidata a la gubernatura en historia muy contada.

Al día del cierre de sus respectivas campañas, no ví, ni supe del evento de Lilly Téllez y Alfonso Durazo de Morena. Su encargado de prensa no nos peló, no sé si hicieron eventos y de hecho realizaron muy pocos pues están a la espera de que los cobije la ola AMLO. En cuanto a Toño y Lety se sumaron a otras fórmulas locales y lo manejaron como sus cierres.

En cuanto a Sylvana y Maloro preponderaron sus campañas por tierra de tal manera que tuvieron contacto directo con unos ochenta mil sonorenses en todos sus eventos. Pudieron establecer comunicación con seguidores de todos los municipios obviando una estructura priísta que supo dirigir Gilberto Gutiérrez, dirigente del PRI en Sonora, que no se conflictuó, simplemente trabajó.

Hizo su chamba y no anduvo con quejas y destilando amargura negra pues no se vio favorecido con ningún posible cargo pluri.

Manejaron los colorados en esta campaña once iniciativas previa consulta popular. Toño se fue por el lado de la energía eléctrica alternativa que se vio contaminada por la demanda penal que le interpusieron los morenos.

Lilly Téllez se perdió un poco al querer acapara reflectores atacando a los comunicadores y allí de alguna manera la perdió con quienes manejamos la pluma lo cual, de alguna manera se vio reflejado en las encuestas toda vez que el gremio al ver la agresión simplemente dejó de escribir de ella de tal manera que al no contar con ese ingrediente y al realizar escaso trabajo de tierra –y sobre todo al no tener un operador que intercediera por ella--, pues simplemente se le dejó de mencionar.

De alguna manera esto le perjudicó en las encuestas –Televisa-Cabildo, Periódico Expreso-TM Reporte y CUEOP Unison--, de tal forma que aún y con la cobijada de AMLO se encuentra abajo entre tres y cinco puntos. Y en el caso de Toño y Lety se le colocó en el tercer lugar y más cuando intentaron dar un machetazo con una encuesta falsa que clarificó a nivel nacional la empresa encuestadora. Qué pena.

Claro está que en esa preferencia de Sylvana y Maloro también influyeron otros factores como son el hecho de la claridad de las necesidades de los diferentes sectores que les dijeron lo que querían y de allí que contaran con mejores propuestas para atender las necesidades que les presentaron.

¿Usted recuerda alguna propuesta propositiva de Lilly? De hecho atacó al señalar que no trabajara de la mano de la Gobernadora y al contrario buscará atosigarla y al gobierno estatal con investigaciones de fondo.

Los compromisos de la fórmula colorada fueron firmes y segmentadas. ¿Toño y Lety? Pues no vi nada novedoso y es una lástima y el detalle es que en el caso de Toño y conforme lo dijo su ex amigo y protector Osorio Chong en su visita a Sonora, simplemente tendrá que pagar las facturas de su traición.

Me queda claro que quien traiciona una vez traiciona dos veces por eso vislumbro que en su momento Toño se alejará del equipo azul y amarillo que lo cobijó y buscará de alguna manera seguir su desgastada carrera política como independiente. De hecho le será muy difícil que conforme equipos de trabajo a su favor pues de alguna manera quedó en entredicha su actuación política. Tiempo al tiempo.

Así vi pues la campaña por el Senado.

LA NO ACTUACIÓN de Ricardo Anaya en la última semana se parece a lo que hizo el Jefe Diego cuando fue candidato a la presidencia de la República en 1994 cuando dejó de hacer campaña en los últimos quince días y dejó el camino libre a Ernesto Zedillo.

Está muy rara su nulo manejo en estos últimos días. A lo mejor ya lo tienen maniatado y no puede hacer nada lo cual le da cierta ventaja a Meade.

Pero el domingo se conocerá la decisión de la gente. De hecho, será hasta el martes o miércoles cuando le tomemos más atención pues el lunes juega la selección mexicana contra Brasil. Oh my god.

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden