Tiempo de debates…

2018-05-16 | Francisco Javier Ruíz Quirrin | Columna Primera Mano
6336435970_e82257563d_b

De Primera Mano

Por Francisco Javier Ruiz Quirrín

EL EJERCICIO que se llevará a cabo la tarde de hoy entre los integrantes de las tres fórmulas al Senado de la República en Sonora, dará luz respecto a la seriedad y formalidad de quienes pretenden representarnos en el Congreso de la Unión.

En realidad, existe la seguridad de que tres de esos seis candidatos, cuentan con una reconocida trayectoria que incluyen proyectos a favor de los sonorenses, pero en tres de ellos existe también la duda respecto a si se han preocupado sólo por llevar a cabo una retórica de ataques o si su capacidad les ha dado para proponer algún proyecto que beneficie a los sectores más vulnerables de la población.

Porque es sabido que el proyecto conocido como “Energía Sonora”, de Antonio Astiazarán, tuvo un inicio exitoso y ha comenzado, en los hechos, a beneficiar a ciudadanos pagando menos por su consumo de luz. Nadie duda que la “energía eólica” pudiera implementarse en más regiones de la entidad y beneficiar a miles de personas.

Los casos de Sylvana Beltrones y Manuel Ignacio Acosta y su plan de trabajo, aunado a logros alcanzados en su trayectoria en los cargos públicos que han ocupado, ofrecen la garantía de un paquete de gestiones a favor de la gente.

No es lo mismo, desde luego, en los casos de Lilly Téllez, Alfonso Durazo y Leticia Cuesta. Los tres por lo pronto mantienen un denominador común: El protagonismo personal.

Lilly ha encontrado en las redes sociales y en las conferencias de prensa, sus principales conductos para conectarse con la ciudadanía. En diversas entrevistas que ha concedido en medios de comunicación, no está muy convencida aún del procedimiento para la elaboración de leyes en el Senado ni ha podido definir hasta ahora, algún proyecto especial para aplicarlo en beneficio popular.

Aún así, sabe que está siendo cobijada por la marca MORENA de López Obrador y está consciente de que no requerirá de una intensa movilización por todo el Estado para obtener votos.

Alfonso Durazo, navega en una “balsa” con cierta tranquilidad. Está convencido de que su candidato presidencial ganará las elecciones y que él se convertirá en titular de la Secretaría de Seguridad del Gobierno federal y que gane o pierda la fórmula al Senado en Sonora, él se dedicará a estar jefe de su jefe.

El caso de Leticia Cuesta, la compañera de Toño Astiazarán en la coalición “Por México al Frente”, ha resultado también, muy especial. Es que ella misma se ha encargado de aislarse. Ha reiterado que no está pidiendo el voto para su compañero porque ella representa una opción ciudadana, “no política” y que será por los ciudadanos por quienes trabajará.

El hecho es que hasta ahora, no ha podido aportar nada a su fórmula para buscar el triunfo.

El debate programado para estar tarde-noche entre estos seis integrantes de las fórmulas al Senado, organizado por la Junta Directiva del Instituto Nacional Electoral en Sonora, pudiera establecer derroteros electorales en los 40 días que restan de campaña.

Desde luego, es inevitable admitir que los candidatos presidenciales están influyendo para bien o para mal para la presencia y avance de estos candidatos.

Pero siempre será importante constatar si ellos traen algo más en su cerebro que una simple imaginación y creatividad para llegar a la gente.

EL INSTITUTO Estatal Electoral y de Participación Ciudadana a cargo de la consejera presidente, Guadalupe Taddei, organizará seis debates en las próximas semanas que incluirán a los candidatos a las diputaciones locales y presidencias municipales… Por cuestiones de logística, todos estos encuentros se realizarán en la capital, Hermosillo… Como sea, esta cultura de los encontronazos frente a las cámaras de TV y micrófonos de radio, deberán perfeccionarse cada día mas, haciéndolos más entretenidos y menos aburridos en aras de informar a los ciudadanos y que estos tomen las decisiones más correctas.

Y ESTE DOMINGO, en Tijuana, se verán las caras por segunda vez en un debate los candidatos a la Presidencia… Si por López Obrador fuera, no asistiría, pero está convencido de que si no va, pierde… Se dedicará a hacer la señal de “amor y paz”, como hippie viejo… Lo verdaderamente trascendente será poder medir si Ricardo Anaya o José Antonio Meade se afianzan en el segundo lugar… Esto será por demás interesante, porque la lucha por el llamado “Voto útil” en el último mes de campaña, será acompañado de los más grandes intentos del convencimiento en un último esfuerzo por vencer al “Peje”… Estaremos muy atentos.