Myrna Rea irá por el PAN

2018-02-12 | Feliciano J. Espriella | Columna
6336435970_e82257563d_b

OLOR A DINERO

Por: Feliciano J. Espriella

En los próximos días, entre miércoles y jueves, la conocida empresaria Myrna Rea de López se registrará ante el CDE del PAN como precandidata para contender por la alcaldía de Hermosillo. Según ha trascendido, será la única que se registre, lo que la convierte en la virtual candidata.

Con ella, ya se encuentran definidos cuatro de los cinco contendientes que buscarán la presidencia municipal de la capital sonorense: Célida Teresa López Cárdenas por Morena, Myrna Rea Sánchez por Acción Nacional (primero las damas), Carlos León García por Movimiento Ciudadano y Ernesto de Lucas Hopkins por el Revolucionario Institucional.

Falta nada más que se defina quién será el candidato independiente, proceso que al parecer se está emproblemando cuando todo apuntaba a que el triunfador sería David Figueroa Ortega.

La “Dama de Hierro”, una mujer de intachable trayectoria

Al parecer se perfila una contienda de dos. Sin el ánimo de desdeñar la participación de los otros tres candidatos, todo apunta a que el próximo presidente municipal saldrá de uno de los dos partidos más fuertes, PRI o PAN.

Sin embargo, amigos pro priístas con los que he platicado recientemente, consideran que la “Dama de Hierro”, como se conoce en los medios a Myrna Rea, será una candidata débil a la que Ernesto de Lucas derrotará fácilmente en las urnas.

A primera vista eso podría parecer, pero en la política como en el beisbol, esto no se acaba hasta que se acaba. Y esto apenas comienza.

El PAN aunque fuertemente debilitado por los excesos y rapiña del padrecismo, conserva una fuerte presencia entre los hermosillenses. Además, el padrecismo va quedando en el pasado, en tanto que a nivel nacional no pasa una semana sin que se dé a conocer un nuevo escándalo de corrupción en el gobierno federal.

Dicen que “donde hubo fuego cenizas quedan”, y en una enorme cantidad de hermosillenses, hasta hace poco tiempo el PAN estaba fuertemente arraigado en sus corazones.

Myrna Rea, además de ser posiblemente la empresaria sonorense más exitosa de la historia, goza de una intachable reputación, es ampliamente reconocida como una dama muy altruista y participativa en todo tipo de causas sociales, madre y esposa ejemplar. Eso pesa mucho en el ánimo de los votantes.

Emprendedora y luchadora desde pequeña

Hace algunos años, en una entrevista que le concedió a Luz María Córdova, mi compañera sentimental, Myrna le platicó sobre algunos aspectos de su infancia: Soy una mujer acostumbrada a trabajar desde muy chica, creo que eso se trae en la sangre, en las venas, en la mente. Recuerdo que de muy pequeña vivíamos en Ciudad Obregón y una de las primeras televisiones del lugar la tuvimos nosotros. En ese tiempo reunía veinte o veinticinco niños, les cobraba por entrar a ver los programas y luego preparaba palomitas para venderles; debo haber tenido unos ocho o diez años y compraba el maíz por kilos.

Producto de la cultura del esfuerzo

Myrna no proviene de una familia acaudalada. Tampoco le fue posible estudiar una carrera universitaria, pero aun así, a base de su esfuerzo personal, dedicación y constancia, pudo salir adelante y construir un sólido patrimonio. Empezó por supuesto a muy corta edad. Transcribo un párrafo de la mencionada entrevista realizada en el año 2001 y publicada en el semanario Primera Plana en la edición 1556.

Hice una carrera comercial y empecé a trabajar a los catorce años, con lo que prácticamente no tuve adolescencia. Inicié en un banco que tenía un horario muy estricto, entraba a las ocho de la mañana y salía a la una de la tarde a comer, aunque en muchas ocasiones nos pagaban la comida para que nos quedáramos a trabajar, y a veces salíamos muy tarde porque era mucho el trabajo. Aunque todavía no tenía la edad para trabajar, me dieron la oportunidad porque el Gerente era muy amigo de mi papá, recuerdo que ahí cumplí los quince años. En ese banco trabajé desde los catorce a los diez y ocho años, época en que nos venimos a vivir a Hermosillo.

Fueron los inicios de una muy destacada actuación en el mundo de los negocios. Ahora, aunque tuvo una modesta participación en el cabildo de Hermosillo en el mandato de Javier Gándara Magaña, entra de lleno a las grandes ligas y con toda la intención de luchar hasta alcanzar el triunfo.

Enhorabuena y felicitaciones.

Por hoy fue todo. Gracias por su tolerancia y hasta la próxima.