Rodrigo “El Transformador”

2017-12-07 | Hiram Rodriguez L. | Columna
6336435970_e82257563d_b

Por: Hiram Rodriguez L.

Transformar: Hacer cambiar de forma a alguien o algo. Transmutar algo en otra cosa. Hacer mudar de porte o de costumbres a alguien.

Este miércoles ante los periodistas de La Mesa Cancún, José Rodrigo Robinson Bours Castelo, el menor en edad de los varones del matrimonio compuesto por Don Javier Robinson Bours Almada y doña Alma Armida Castelo Valenzuela, y quien busca la alcaldía de Cajeme por la vía independiente, se definió como un “Transformador”, sin embargo, él mismo no tiene intensión alguna de ser transformado en un ciudadano de a pie.

Le hice una pregunta que a final de cuentas me la contestó honestamente, que ya es ganancia:

¿Estarías dispuesto a irte a vivir un mes a la colonia más pobre de Cajeme, sin tu dinero, tan sólo con la ropa que traes, sin tus carros, olvidarte de tus empresas, empezando desde abajo y conseguir un trabajo para comer, viviendo en una casa del lugar?, palabras más palabras menos, a lo que Rodrigo contestó que, “no”.

Y sí, es obvio que ningún político aceptaría por un mes ser un ciudadano de a pie, aunque sin duda sería una excelente propuesta para “transformar” la ley electoral, y que los candidatos entendieran lo que los ciudadanos realmente viven, algo así como menos fotos y más experiencia, “el Reality de los políticos”, pero bueno, Rodrigo no es político.

Desde el momento que no acepta el vivir del un ciudadano del grueso de la sociedad, su propuesta de empoderar a los doce regidores de su planilla, otorgándole a cada uno el poder de la doceava parte del municipio, no necesariamente se puede convertir en pura y llana demagogia, o en populismo, pero me pregunto ¿cómo entender al pueblo si no conoces lo que viven, lo que sufren, lo que carecen?.

¿Cómo otorgar el poder a alguien, si en el trayecto desconoces si por sus necesidades se va a corromper y no podrás comprobarlo, o cómo saber si este ciudadano ya es corrupto pero la pobreza lo hace ver honesto?.

Seguramente Rodrigo Bours no le va a dar el poder a los ciudadanos de a pie, sino a sus allegados, o, ¿cómo seleccionó a los participantes, quiénes son?.

Esto no se puede saber hasta realizar el experimento.

Nadie nace corrupto, por sobrevivencia personal el sistema nos hace corruptos en mayor o menor proporción.

Quien no han tenido el poder público, no ha cambiado de estado al mover la palanquita de modo honesto a modo corrupto, esa que se encuentra exactamente entre el ombligo y la vejiga, o bien, mover la palanquita que se encuentra en el centro de la axila izquierda para cambiar de modo ciudadano corrupto a político corrupto.

Suena bien la propuesta de partir a Cajeme en una especie de doce delegaciones y que cada regidor de su planilla se encargue de un sector para darle cuentas al alcalde, de hecho no dudo que sea buena propuesta, por el contrario, la apoyaría, lo que me mortifica es la resistencia al cambio en la nueva ideología de los ciudadanos empoderados, el puente que te lleva de estar jodido a ser parte de las decisiones del municipio y ser ecuánime al momento de actuar.

En cuanto a lo legal, no tengo mucho conocimiento pero le prometo que voy a investigar si la propuesta es viable, aunque Rodrigo asegura que no es necesario legislar en el tema para realizar ésta transformación del Gobierno.

Durante el desarrollo de la entrevista con Rodrigo Bours, recordé por un momento la película del grupo británico de rock Pink Floyd, misma de la cual se desprende el disco The Wall, trama en la cual a un hombre se le da el poder de una nación después de ser un ciudadano común y corriente y a final de cuentas se convierte en un tirano muy similar a Adolfo Hitler, claro, guardando las debidas proporciones y las fijaciones personales.

En fin, nadie nace corrupto en esencia, la propuesta de Rodrigo si es transformadora, pero difícilmente se podría lograr en 2018 y cambiar un siglo de Gobierno monótono, primeramente se debe mover el aparato gubernamental, y después a la sociedad, y no como lo plantea el Transformador, aunque posiblemente sea más fácil de lo que parece, tres años de Gobierno no serían suficientes para demostrar la eficacia de la propuesta.

El proyecto debiera continuar vigente en 2021 con un nuevo alcalde que esté dispuesto a seguir con el modelo. Triste pero cierto.

Por cierto que le mandó mucho cariño al Tinito y sus regidores.

Café entre Grillos

1. El que dicen que se anda relamiendo los bigotes es Víctor Marín del PRD de Guaymas, mismo que a partir del mes de enero se va como diputado local por el Distrito IV por Guaymas, mismo que va a dejar libre Manuel Villegas ya que se va a ir a buscar la alcaldía del puerto.

Interesante va a ser conocer también por cuál partido se va a la candidatura el diputado Villegas, pues al día de hoy es el que se la llevaría y si es que el PAN no se pone al tiro podría ser por el PRD.

En honor a la verdad y por cumplimiento de la ley a cualquier actor político le otorgamos su replica, misma que estipula el DECRETO por el que se expide la Ley Reglamentaria del artículo 6o., párrafo primero, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia del Derecho de Réplica y reforma y adiciona el artículo 53 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación.

Oremos por Sonora

Lic. Hiram Rodriguez L.

Con más de 20 años en los medios de Comunicación

Twitter: @hiramrodriguez1

E-Mail: entregrillosychapulines@gmail.com

www.entregrillosychapulines.com