En la protesta en la Cámara Baja Susana Corella no hizo causa común con Cristópulos, Flor Ayala y Próspero

2017-12-07 | Mario Rivas Hernández | Columna
6336435970_e82257563d_b

Rumbos/Mario Rivas Hernández

LO DICHO, SEÑOR MÍO: la vida da muchas vueltas y ciertamente la política es como la rueda de la fortuna, hoy están abajo y mañana estás arriba.

Viene a cuento lo anterior a propósito del nuevo Secretario de Educación Pública, OTTO GRANADOS ROLDÁN, nombrado por el Presidente ENRIQUE PEÑA NIETO, en sustitución de AURELIO NUÑO, quien, como se había mencionado, se integró a la campaña de JOSÉ ANTONIO MEADE, seguramente como Coordinador General.

Por eso, digo, que la vida da muchas vueltas.

No eran muchos los que recordaban quién es Otto Granador. Algunos con buena memoria, lo ubicaban en los tiempos de CARLOS SALINAS DE GORTARI, pero nada más.

En Sonora, el mejor amigo de Granados es BULMARO PACHECO MORENO.

Personalmente, he tenido la oportunidad de constatar esa excelente relación entre el aguascalientense y el sonorense. De hecho, ellos se conocieron en 1983, es decir hace 34 años.

JESÚS REYES HEROLES había sido nombrado Secretario de Educación Pública por el presidente MIGUEL DE LA MADRID, y el maestro, llamado el Ideólogo del Sistema Político Mexicano, designó a Otto Secretario Particular y a Bulmaro Pacheco Secretario Técnico.

Fue entonces que Otto y Pacheco iniciaron lo que sería una larga amistad, que no declinó en los tiempos de vacas flacas de ambos.

Y esto a mí me consta.

En 1985 Otto se fue con RODOLFO GONZÁLEZ GUEVARA, Embajador en España, como agregado cultural. Bulmaro se vino como Diputado Federal y se integró a la campaña de RODOLFO FÉLIX VALDÉS, candidato al Gobierno de Sonora.

Después se incorporó a la Secretaría de Programación y Presupuesto como Oficial Mayor, con Carlos Salinas.

Con Salinas de candidato a la Presidencia, fue su vocero de campaña.

Posteriormente, fue Jefe de Comunicación Social de la Presidencia, de 1988 a 1992.

En el 92 el PRI lo postuló su candidato a Gobernador de su natal Aguascalientes.

En este cargo, permaneció hasta 1988. El Presidente ERNESTO ZEDILLO lo nombró Embajador en Chile, donde se mantuvo hasta el año 2000, cuando el tricolor perdió la presidencia.

Fue aquí donde, políticamente, se inició el periodo de vacas flacas para Otto Granados, si bien se mantuvo activo como profesor en el Instituto Tecnológico de Monterrey y posteriormente como Director de su escuela de Gobierno en la regia ciudad neoleonesa.

Volvería a la Embajada de Chile con el Presidente Peña Nieto y en el 2015, se incorporó al Gobierno como Sub-Secretario de Planeación de la SEP, precisamente con Aurelio Nuño.

Hoy, es Secretario de Educación.

En todo este tiempo, a partir de 1985, Bulmaro recorrería un largo camino en la vida pública de su Estado natal y de su país.

En el servicio exterior, fue Cónsul en Phoenix y en Miami, Senador, Diputado Federal, Delegado del PRI en algunos Estados, Coordinador de Asesores del Secretario de Gobernación; Asesor del Presidente Zedillo. Delegado Regional en cuatro Estados del IMSS, Delegado en Sonora del ISSSTE, Secretario de Gobierno, Diputado Local, Director del Colegio de Bachilleres, y actualmente es Director del Instituto Tecnológico de Guaymas.

En estos últimos años, Otto y Bulmaro mantuvieron activa su amistad. Con cierta regularidad se reunían en la Ciudad de México a comer.

A veces lo hacían en grupo con otros amigos comunes. En otras ocasiones, lo hacían solamente ellos dos.

—¿Contento?—le pregunté ayer a Bulmaro.

—Por mi amigo, sí. Estoy seguro que será un gran Secretario de Educación.

En fin.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE MÁS ALLÁ

DÉJEME DECIRLO: LA DIPUTADA Federal SUSANA CORELLA PLATT, fue duramente criticada ayer en una columna periodística por lo que el autor calificó como “lealtades torcidas”, haciendo un comparativo con la postura leal y firme de los Diputados ULISES CRISTÓPULOS y FLOR AYALA ROBLES LINARES…

¿Qué hicieron Ulises y Flor?...

Ellos coincidieron en proclamar su indignación por la “extraña” actitud, de la PGR al no aportar las pruebas que mantendrían en la cárcel a GUILLERMO PADRÉS ELÍAS…

De hecho, tengo una foto en mi poder donde se ve una pancarta con la leyenda “Si la PGR te perdona, Padrés, los sonorenses no”, que por cierto anda circulando en redes sociales…

El mismo columnista—excelente, por lo demás—se refiere a la lealtad de los legisladores no solo con los sonorenses sino con la Gobernadora CLAUDIA PAVLOVICH ARELLANO, quien mostró su malestar por la actitud de la PGR…

En este contexto, la legisladora federal Susana Corella, en opinión del columnista en cuestión, está demostrando una deslealtad a Claudia, a quien le une una cercanía que no escapa del conocimiento de muchos sonorenses…

Es decir, que mientras Ulises, Flor y hasta Próspero Ibarra, se unieron en una causa común de lealtad a su gobernadora, la amiga de toda una vida de la Gobernadora Pavlovich, la Diputada guaymense, hace mutis en este caso que debería ser preocupante para todos, pero principalmente para quienes representan al pueblo en la Cámara de Diputados…

El columnista terminó su filípica poniendo en duda la posibilidad de que la señora Corella puede ser candidata a la presidencia municipal de Guaymas…

Al costo, caro lector… Al cotos…

Ah, casi lo olvido: si la señora Corella “torció” su lealtad a Claudia, su gran amiga, ¿hacia quién la orientó?...

He ahí la cuestión…

MIENTRAS TANTO, AYER la Gobernadora Pavlovich envió dos twitters con diferencia de minutos; uno, a AURELIO NUÑO, hoy exSecretario de Educación. Textual:

“Estimado Aurelio: mi reconocimiento a tu gran labor al frente de la SEP y te deseo mucho éxito en los nuevos proyectos que emprendas”…

El otro fue para Otto Granados. También textual: “Mis felicitaciones Otto, por tu nombramiento como Secretario de la SEP. Que esta nueva encomienda sea a favor de la educación en México. ¡En horabuena!”…

Y ACÁ, EN CAJEME, MAÑANA viernes será la presentación del libro “8 mil kilómetros en campaña”, escrito por el General ÁLVARO OBREGÓN…

Esta edición es conmemorativa de los 100 años transcurridos desde que esta obra se editó por primera vez…

Yo leí hace años este libro y es un magnífico referente de un episodio que destacó por encima de todo en la Revolución Mexicana, más allá de los matices propios de una autobiografía, que en este caso no lo es tanto pues la narrativa se concentra en hechos bélicos…

Este evento está programado para iniciar a las 17:00 horas, en el Museo Sonora en la Revolución…

Por cierto, la identidad del presentador se mantiene en reserva porque será la sorpresa de la noche… ¡Y qué sorpresa!...

Es todo.

Le abrazo.

mrivas@tribuna.com.mx