2018: rescate carretero para Guaymas-Empalme

2017-11-14 | Arturo Soto Munguía | Columna
6336435970_e82257563d_b

Arturo Soto Munguia

Sonora tendrá el próximo año un presupuesto superior a los 47 mil millones de pesos, y es uno de los estados que lograron, gracias al cabildeo eficiente de sus gobernadores, un incremento importante respecto al año que está por concluir.

Vale la pena destacar este dato, porque en estos tiempos difíciles, hubo entidades que se quedaron con el mismo presupuesto, lo que no ocurrió con Sonora, donde la propia gobernadora tomó las riendas de esa negociación y promovió reuniones con los diputados federales sonorenses, sin distingo de partidos políticos, logrando unificarlos en ese objetivo, que ya venía trabajando con funcionarios del gobierno federal.

No se sabe, hasta el momento, los montos que se asignarán a cada sector, pues esos recursos no han sido etiquetados aún, pero se ha adelantado que se privilegiarán áreas clave como salud, educación y seguridad pública.

Lo que es un hecho es que uno de los programas que tendrá continuidad en 2018 es el del rescate carretero, en el que este año se invirtieron más de 3 mil millones de pesos, reconstruyendo carreteras alimentadoras en los valles del Yaqui, del Mayo, en la Costa de Hermosillo, la región del Río Sonora y la ruta de la sierra.

Este ha sido uno de los programas más exitosos, pero sobre todo, que atiende un reclamo muy sentido por los sonorenses de todo el estado, que hace dos años veían sus carreteras en condiciones deplorables.

Se sabe que la reconstrucción de estas vías continuará el año próximo, ahora en la región del valle de Guaymas y Empalme, saldando un compromiso que se tenía con los sectores productivos y los habitantes de esa zona, donde tienen años sufriendo el mal estado de sus carreteras alimentadoras.

De ese y otros temas estuvimos platicando ayer con la diputada federal Susana Corella Platt, en cuyo “check list” no aparece, asegura, su intención de ir por la alcaldía de Guaymas, pese a mantenerse bien posicionada en las encuestas.

No quiso soltar prenda de sus aspiraciones, pero todo parece indicar que quiere mantenerse vigente en la política, así que quizá la veamos compitiendo por el distrito local con cabecera en el puerto.

Y es que Guaymas es una plaza no tan difícil de ganar, como de gobernar. Más aún, considerando el nivel de polarización, endeudamiento y conflictos que heredará quien suceda a Lorenzo de Cima, el actual alcalde que no se ha conformado con ser un fracaso en la gestión de recursos para el puerto y para garantizar la gobernabilidad, sino que se ha dedicado a bloquear proyectos como el de la modernización del malecón turístico.

Susana Corella consiguió 15 millones de pesos para esa obra, pero el alcalde impidió la inversión, argumentando cuestiones relativas a la protección civil, que no tienen fundamento, pues en esa área se han realizado carnavales y otros eventos, sin problema alguno.

Como ese, hay otros proyectos que Lorenzo de Cima ha bloqueado, lo cual resulta lamentable por el lado que se le vea.

II

Pues ya se encuentra en el penal del Altiplano el empresario favorito de Guillermo Padrés, Mario Aguirre, después de una convalecencia en el Hospital Ángeles, donde estuvo cinco meses desde que fue detenido por agentes federales en cumplimiento a una orden de aprehensión resultante de una denuncia por su participación en el caso de los moches del programa Uniformes Escolares durante el padrecismo.

A Mario Aguirre se le acusa de triangular recursos por 178 millones de pesos correspondientes a ese programa, en complicidad con Miguel Padrés Elías, el rico de la familia y actualmente prófugo de la ley. Los delitos son delincuencia organizada y lavado de dinero.

Como se recuerda, Aguirre fue uno de los principales financieros de la campaña de Guillermo Padrés en 2009 y quedará para la historia el desplegado que mandó publicar en el imparcial (minúsculas deliberadas), tras el triunfo del de Cananea. Unas 30 páginas con los nombres de quienes presuntamente habían votado por Padrés en esa elección.

Los excesos del padrecismo comenzaron, como se ve, desde el primer día que asumió la gubernatura. Luego formó la empresa Apparel #1, que se encargaría de confeccionar los famosos uniformes que finalmente fueron importados de China.

Recientemente trascendió que Mario Aguirre ofreció un acuerdo reparatorio para quedar en libertad, ofreciendo tres millones de dólares a cambio. El trato no fue aceptado y ayer hizo la mudanza desde el carísimo hospital Ángeles (¿Cuánto le habrá costado permanecer allí durante cinco meses?), al penal de alta seguridad antes conocido como Almoloya.

El ofrecimiento de tres millones de dólares es al menos, sospechoso, pues de los 178 millones de pesos que habría “lavado” para Guillermo Padrés, la responsabilidad de Mario Aguirre sería sólo sobre unos 10 millones de pesos.

Lo cierto es que ya está preso en Almoloya.

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

Visita www.elzancudo.com.mx